El diésel tiene mucho sentido en las pick-up Chevrolet Silverado

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
2020 Chevrolet Silverado Diesel

Hace años, el diésel era coto exclusivo de los camiones al otro lado del charco. Sin embargo, a finales del siglo sí empezó a hacerse hueco en las grandes pick-up, destinadas al arrastre de cargas pesadas. Hoy día, potencias de más de 400 CV y un par motor superior a los 1.000 Nm es común en el segmento heavy-duty. No obstante, el diésel aún es una tecnología novedosa en pick-ups como las Chevrolet Silverado 1500, el vehículo más vendido de Chevrolet. Tras el lanzamiento de las Ford F-150 PowerStroke diésel y las RAM 1500 EcoDiesel, era el momento de Chevrolet de pasarse a un combustible con tanto sentido.

En Europa no concebimos una pick-up sin motor diésel, entre otros motivos por el elevado coste del combustible y su mayor necesidad de un elevado par motor. Desde luego, no podemos permitirnos coches tan grandes como las Ford F-150, con motores de gasolina de casi 400 CV en sus entrañas (ver prueba de la Ford F-150 Limited en Estados Unidos). Pero incluso en Estados Unidos están cambiando las cosas. Los diésel modernos son eficientes, potentes y desarrollan un enorme par motor. Era cuestión de tiempo que se lanzara una pick-up diésel como la Chevrolet Silverado 1500 DuraMax 3.0.

Todas las pick-up medianas estadounidenses ya cuentan con mecánicas diésel. Algo está pasado en EE.UU.

The Chevrolet Silverado’s All New 3.0l Duramax Inline Six Turb

En sus entrañas equipa un nuevo propulsor DuraMax, un motor de tres litros y seis cilindros en línea. Este propulsor es fabricado por DMAX, una joint-venture entre Isuzu y General Motors. Desarrolla una potencia máxima de 277 CV, con un enorme par motor de 625 Nm, canalizado al tren de rodaje mediante una caja de cambios Hydra-Matic 10L80, de diez relaciones y convertidor de par - esta caja también se usa en vehículos de Ford, como la F-150 o el Mustang, y destaca por una gran rapidez, así como la capacidad de "saltarse" marchas de forma ágil si la situación así lo requiere.

El motor es de nuevo desarrollo, y cuenta con un bloque de aluminio, además de bielas forjadas y pistones construidos en una aleación de silicio/aluminio. El motor está preparado para soportar grandes abusos y sobre el papel, es capaz de arrastrar remolques de hasta cuatro toneladas y cuarto. Dentro de lo que son las pick-up "ligeras" estadounidenses, esta cifra es superior a la de la RAM EcoDiesel, pero inferior a la de las Ford F-150 PowerStroke, que es casi una tonelada superior. Sin embargo, por lo que destaca esta pick-up es por unos bajos consumos de combustible.

2020 Chevrolet Silverado Diesel

Chevrolet afirma que esta pick-up cumple los requisitos de remolque y uso diario del 90% de clientes de pick-up.

En un ciclo EPA extraurbano, la versión de propulsión consume sólo 7,1 l/100 km, con una cifra de 12,5 l/100 km en el ciclo urbano. En versiones de tracción total, la homologación correspondiente es de 8,1 l/100 km y 12,5 l/100 km. Cifras más que correctas para un coche tan pesado y poco aerodinámico, especialmente si tenemos en cuenta que el ciclo EPA estadounidense es más realista que su homólogo europeo.

Lee a continuación: GM iguala la apuesta de Tesla y Rivian: Chevrolet y GMC tendrán una pick-up eléctrica

Ver todos los comentarios 3
  • Leonmafioso

    Estados Unidos siempre ha amado las camionetas Diesel, si no lo hiciera entonces las Dodge Ram que llevan años comercializandose con motores Cummings no hubiesen sido exitosas en sectores como la construcción y transporte.

    • Leonmafioso

      Ok, corrijo, los motores Diesel eran usados en las Ram Trucks 2500 y superiores.

  • Off road de corazon

    Ford siempre llevando la delantera en pick up