comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

3 MIN

El Dodge Journey se despide del catalogo de Dodge tras más de 12 años en activo

Dodge Journey 1440x655

Allá por septiembre de 2007, Dodge presentaba en el Salón de Frankfurt el Dodge Journey. Se trataba de un crossover de hasta siete plazas nacido con carácter global, y que contó con una intensa campaña de lanzamiento tanto en Europa como en Estados Unidos. Hace ya casi 13 años que el modelo está a la venta, y ha logrado sobrevivir a drásticos cambios tanto en los gustos del mercado como en el seno de la compañía que lo fabrica. En el año 2007 los SUVs estaban empezando a popularizarse y era muy común en las gamas de los fabricantes ver crossovers como el Journey que fusionaban con mayor o menor fortuna lo mejor de los SUVs con lo mejor de los monovolúmenes.

Cuando el Dodge Journey fue concebido, la matriz Chrysler ya arrastraba graves problemas financieros, pero aún no se había consumado la fusión de los gigantes Chrysler y Fiat, que posteriormente se convirtió en el grupo FCA (Fiat Chrysler Automobiles). Esta fusión afectó directamente al Journey, ya que la reorganización del grupo provocó la salida de las marcas estadounidenses de Europa y que sus modelos más exitosos pasaran a formar parte del catálogo de las marcas italianas. El Dodge Journey se convirtió en Fiat Freemont, de la misma manera que el Chrysler Voyager paso a ser el Lancia Voyager.

Aquella aventura duró apenas un par de años, y el Journey quedó reducido exclusivamente al mercado estadounidense. Para entonces, su desarrollo ya estaba más que amortizado y FCA decidió seguir exprimiendo el Journey hasta la saciedad. Ese momento por fin ha llegado y esta semana hemos conocido que el Dodge Journey ya no se venderá como modelo 2021 en EEUU, lo cual significa que su fabricación terminará este mismo verano. En estos últimos años, Dodge apenas ha introducido mejoras estéticas, de equipamiento o de motores, por lo que había perdido todo su atractivo. Ya el año pasado había reducido su oferta de motores a una única opción V6.

Sus ventas a particulares son residuales, limitando su mercado a flotas de vehículos y empresas alquiladoras. A modo de anécdota, han extendido tanto su vida comercial que la propia Dodge se había quedado sin ideas para mostrar las bondades del coche. Hace un par de años se hizo popular el hallazgo de Jalopnik en la web de Dodge donde, a falta de algo más atractivo que poder ofrecer, describían la caja de cambios de la siguiente manera: 'La transmisión automática de cuatro velocidades cambia de marchas automáticamente para que tu no tengas que hacerlo. Falta de imaginación en estado puro.

Con la despedida del Dodge Journey, se pone punto y final también a la plataforma GS que desarrolló hace casi 20 años Chrysler junto con Mitsubishi, y que fue la base de coches tan nefastos como el Dodge Caliber o el Dodge Nitro. También se va de la gama Dodge por la puerta de atrás el Dodge Grand Caravan, una de las iteraciones del gran monovolumen del Grupo Chrysler, que aun estará disponible en la marca Chrysler bajo las denominaciones Chrysler Voyager y la más exclusiva Chrysler Pacifica.

FCA elimina de un plumazo dos de los cinco modelos que Dodge tiene a la venta actualmente. Los tres que quedan (Durange, Charger y Challenger) aún tienen ventas decentes pero ya llevan muchos años en el mercado y necesitarán una renovación en menos de un par de años para poder mantenerse frescos frente a la competencia. FCA tiene muchas batallas pendientes y Dodge es una de ellas.

Fuente: Autoblog En Diariomotor: