comscore
MENÚ
Diariomotor
SUV

3 MIN

DS7, un SUV original, pero existen opciones mejores como el Mazda CX-5

ds_7_crossback_2017_cx_5

Buscas un buen todocamino, con espacio, con cierta calidad, que sin ser de una marca de lujo, esté a un nivel alto. La última propuesta de DS llega a los concesionarios con un precio desde los 31.950 euros. El DS7 Crossback es un coche interesante pero, como veremos a continuación, existen propuestas mejores, como el Mazda CX-5, y lo que es más importante, más baratas. Frente al DS7 Crossback de Citroën, nos encontramos con el best-seller de Mazda, a la venta desde 26.600 euros. Aunque para que la comparativa sea justa tendríamos que compararlo con un Mazda CX-5 de 28.850 euros. Ambos aspiran a ser alternativa de las premium alemanas, con dos propuestas tan parecidas en su objetivo, como diferentes.

DS7 Crossback: el SUV de la marca premium de Citroën

El DS7 Crossback es un producto que apuesta por la distinción y la diferenciación, también por acabados de calidad, y por un diseño muy original. Desde la versión más básica, el DS7 Crossback viene equipado con todos los accesorios imprescindibles, que esperamos de un coche moderno. Nos gustan especialmente algunos acabados, y el diseño de los asientos tapizados en piel. Pero evidentemente, para optar a estos últimos tendremos que seleccionar una versión con los equipamientos más altos y caros de la gama.

24
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Por 31.950 euros nos encontramos con un diésel de 130 CV de potencia, con cambio manual. La opción de gasolina más asequible es un motor de 180 CV de potencia, y cambio automático, desde 34.850 euros. En ambos casos con tracción delantera.

DS nació como la sección premium de Citroën

Mazda CX-5: un SUV de calidad, con grandes motores

Aún no hemos tenido ocasión de probar el DS7 Crossback, pero sí hemos hecho lo propio con el nuevo Mazda CX-5. Y nos hemos encontrado con un SUV con una buena puesta a punto, ágil, y agradable de conducir, sobre todo por el empleo de motores muy refinados. Sus diésel, probablemente sean nuestros favoritos del mercado. Sus motores de gasolina son muy suaves, pero antes de escoger uno hay que asumir que prescinden de turbo, con las ventajas e inconvenientes que ello conlleva, pero si nos preocupamos de llevarlo a un ritmo alto de vueltas, sus prestaciones son realmente buenas.

El Mazda CX-5 arranca en 26.600 euros con un motor de gasolina de 165 CV de potencia y cambio manual. Por 28.850 euros tenemos un diésel más potente que el del CX7 Crossback, un SKYACTIV-2 2.2 de 150 CV de potencia, tracción delantera y cambio manual.

Ver nuestra prueba del Mazda CX-5.