CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

6 MIN

El SUV más completo de la estrella también es eléctrico

David Villarreal | @davidvillarreal | 9 Mar 2022
Mercedes Eqb 2022 Contacto Frontal
Mercedes Eqb 2022 Contacto Frontal

Imagina por un momento un SUV de gama alta, con un tamaño contenido, en poco más de 4,6 metros de longitud, pero muy espacioso y con la posibilidad de disponer de hasta 7 plazas. Por pedir que no quede. Imaginemos que ese SUV se sitúa en un precio realmente contenido para lo que ofrece, con respecto a sus rivales, y siempre teniendo muy en cuenta que seguimos hablando de un producto de gama alta. Y, por si no fuera poco, pensemos en que ese SUV sea completamente eléctrico.

El nuevo Mercedes EQB aterriza en los concesionarios, el último modelo en incorporarse a la gama SUV y a la gama de coches eléctricos de Mercedes-Benz.

Hemos tenido ocasión de probarlo, en una pequeña toma de contacto, y de descubrir por qué el Mercedes EQB es, además de eléctrico, el SUV más completo de la estrella.

Mercedes GLB, en combustión interna, y Mercedes EQB, en eléctrico, son los SUV más completos, familiares y que más espacio por euro invertido ofrecen de la gama Mercedes-Benz
39
FOTOS

El SUV más completo de la estrella

Desde que el Mercedes GLB aterrizó en los concesionarios supimos que estábamos ante el SUV más completo de Mercedes-Benz. Con 4,63 metros de longitud es casi tan largo y tan espacioso o más que un Mercedes GLC que, por otro lado es 12.000€ más caro - siempre y cuando comparemos las versiones de acceso de uno y otro modelo que, por supuesto, difieren en motores y equipamiento. Por otro lado, el Mercedes GLB disponía de la capacidad de alojar hasta 7 pasajeros incluido el conductor. Y todo ello teniendo en cuenta que, partiendo de los 41.108€, el Mercedes GLB es apenas 2.500€ más caro que el Mercedes GLA.

Mientras los fabricantes - incluido Mercedes-Benz - explotan la fórmula de crear SUV más atractivos y deportivos, con diseños que evocan al de un coupé, la firma de la estrella había conseguido la fórmula opuesta, la de crear un buen vehículo familiar, espacioso, atractivo y a un precio que no tiene rival en su categoría.

El Mercedes EQB replica esa misma fórmula, con un producto que bien podríamos definir como el equivalente eléctrico del Mercedes GLB, del que recoge buena parte de su estética, espacio, y plataforma, y a pesar de que existen muchos elementos que los diferencian y de que se producen en factorías diferentes.

El Mercedes EQB se convierte en la compra más inteligente de Mercedes-Benz para el que busque un coche eléctrico

Como os decíamos, el Mercedes EQB recupera todas las claves que hacían del GLB el SUV más práctico y, tal vez, la compra más inteligente de Mercedes-Benz. Con 4,68 metros de longitud - 5 centímetros más que GLB - sigue siendo un todocamino relativamente compacto, su maletero en disposición de 5 plazas ofrece una capacidad de carga de hasta 495 litros y dispone de una tercera fila de asientos - que requiere pagar un opcional en el entorno de los 1.200€ - con la que podemos conseguir alojar hasta 7 pasajeros incluido el conductor. Una tercera fila de asientos aceptable, en espacio, y en la que un servidor, con una altura de 1,69 metros, puede viajar rozando el techo.

El Mercedes EQB hereda plataforma y mecánicas de su hermano el Mercedes EQA. Pero con todo el espacio que ofrece - la capacidad de carga del maletero del Mercedes EQA es de 340 litros y no dispone de tercera fila de asientos - el Mercedes EQB tan solo es 3.600€ más caro que el Mercedes EQA.

Apenas 3.600€ separan a Mercedes EQA y EQB

Qué mecánica escoger en este SUV eléctrico

Mercedes-Benz nos ofrece un eléctrico que, además, con una batería con una capacidad neta de 66,5 kWh, se puede adquirir en las siguientes versiones, que se adaptarán perfectamente a las necesidades de cada conductor, y entre las que existe una diferencia de precios relativamente pequeña:

  • Mercedes EQB 250, de tracción delantera y 190 CV de potencia: 55.225€
  • Mercedes EQB 300 4MATIC, de tracción a las cuatro ruedas (con motor delantero y trasero) y 228 CV de potencia: 58.464€
  • Mercedes EQB 350 4MATIC, de tracción a las cuatro ruedas (con motor delantero y trasero) y 292 CV de potencia: 60.707€

La versión de acceso, el EQB 250, no solo es interesante por ser la opción más asequible, sino también por disponer de una puesta a punto que permite alcanzar la máxima autonomía posible en EQB (entre 433 y 469 kilómetros por carga completa según WLTP y según configuración). Mientras las versiones EQB 300 4MATIC y EQB 350 4MATIC nos ofrecen menos autonomía (entre 395 y 420 kilómetros según WLTP), pero disponen de más potencia, una entrega más contundente y, sobre todo, un motor adicional en el eje trasero para disponer de tracción en las cuatro ruedas.

Con una carga rápida en corriente continua hasta los 100 kW, el Mercedes EQB puede recargar sus baterías del 10% al 80% en 32 minutos.

A los mandos del Mercedes EQB

Nuestra experiencia de conducción, en una toma de contacto del Mercedes EQB bastante corta, no va a ser suficiente para que constatemos cuán realista es su autonomía o sus consumos con respecto a la homologación según WLTP. Tampoco podemos ofreceros en estos momentos una prueba en vídeo, ni nuestra experiencia en conducción todoterreno. No obstante, os recomiendo ver nuestra prueba en vídeo del Mercedes GLB, en la que mi compañero David Clavero destacó del GLB las mismas cualidades aquí mencionadas del EQB y que en muchos aspectos es una buena referencia de lo que he podido encontrar en este Mercedes EQB.

De su conducción, destacaré que me ha parecido un coche con una agilidad propia de vehículos más pequeños y un buen aplomo para su altura. El único aspecto mejorable, como consecuencia de su masa, y de unas baterías que suponen aproximadamente 480 kilogramos, es que presenta un gran cabeceo, más acusado, si cabe, en fase de aceleración cuando pisamos el acelerador con contundencia, por el tremendo empuje de sus versiones más potentes (tuve ocasión de probar el EQB 300 4MATIC).

Para mi gusto, también hubiera optado por un equipo de frenos más potente y, sobre todo, con más mordiente, a tenor de que estamos ante un vehículo de más de 2 toneladas. Mercedes-Benz ha optado por un equipo de frenos más contenido, cómodo y progresivo, en el que prime el confort y la contribución de la frenada regenerativa para optimizar el rendimiento energético. Una elección que sin duda es más que suficiente, para un vehículo que no ha sido concebido con aspiración deportiva alguna.

39
FOTOS