¿Has perdido la cabeza? Por sólo 44.499 dólares, puedes estrenar en EE.UU. un Ford Mustang de 1.200 CV

 |  @sergioalvarez88  | 

Quizá hayáis oído hablar del concesionario Ford que ofrecía en EE.UU. un Ford Mustang con potencia Hellcat por menos de 40.000 dólares. Prestaciones de infarto a precio de saldo, llave en mano. Eran simples piezas Roush Performance disponibles en cualquier otro concesionario, pero granjearon a aquél concesionario no pocos pedidos. ¿Un simple truco de márketing? Sea como fuere, Lebanon Ford vuelve a la carga, ofreciendo un Ford Mustang de hasta 1.200 CV de potencia por precios que arrancan en sólamente 45.000 dólares. ¿Brujería?

La potencia de un Bugatti Veyron, por el precio de un Audi A3 bien equipado. ¿Dónde está el truco?

En primer lugar, tened en cuenta que un Ford Mustang GT arranca en Estados Unidos en menos de 35.000 dólares. Sin contar opciones y teniendo en cuenta que los impuestos varían por estado, es posible encontrarlo por 32.095 dólares. Lo que Lebanon Ford ofrece es la instalación en concesionario de un kit de doble sobrealimentación fabricado por Hellion Turbo. Por 44.499 dólares, Lebanon Ford te venderá un Ford Mustang GT con dos turbos de 62 mm, un intercooler, un nuevo escape y un regulador de presión de soplado (de 0,3 a 2,1 bares).

Por 49.999 dólares le sumará inyectores de alta capacidad, una bomba de combustible JMS PowerMax, una nueva bomba de aceite y un eje de transmisión preparado para soportar hasta 800 CV de potencia. Veo un problema grave con este coche, pensado para competición de aceleración. El problema es que el coche está preparado de fábrica para soportar unos 500 CV de potencia. Para doblar su potencia con garantías, no vale con acoplarle dos turbos enormes: hay que reforzar prácticamente todos los elementos mecánicos del coche.

Lebanon Ford vende este kit de potenciación sin garantía alguna. Claramente saben lo que hacen.

Para empezar, diversos componentes internos del motor, el sistema de refrigeración, elementos de la suspensión y la transmisión. Sin esos refuerzos, los 1.200 CV harán trizas el coche en lo que duran dos telediarios. Si quieres parar esos 1.200 CV, también necesitarás unos mejores frenos y unos neumáticos acordes al uso deseado. Otro pequeño detalle, el concesionario no ofrece garantía alguna en el coche ni el sistema de sobrealimentación. Parece ahora que lo barato puede salir muy caro, ¿verdad?

Si no quieres escupir los pistones por el escape, te recomendamos gastar otros 50.000 dólares en preparar el coche para la potencia que le ha sobrevenido. Es más, es que sin el pack de 50.000 dólares, siquiera podrás disfrutar de más de 800 CV de potencia sin hacer trizas el eje de transmisión. Si quieres explorar los 1.200 CV, más te vale ponerte en manos de un especialista. Tu visita al drag strip tendrá que esperar, pero una vez hayas reforzado el resto del coche, podrás bajar de los 10 segundos en el cuarto de milla.

Fuente: Jalopnik
En Diariomotor:


Lee a continuación: ¿Y si el Ford Mustang fuera un sedán? Raro, inquietante y… ¿atractivo?

Solicita tu oferta desde 40.350 €