Aunque no les cierra la puerta, el Grupo PSA (Peugeot, Citroën, Opel) detiene el desarrollo de motores diésel

 |  @sergioalvarez88  | 

El Grupo PSA ha sido uno de los grupos empresariales del sector que más fuerte ha apostado por el diésel. Lo ha hecho desde hace décadas, y siempre ha sido una tecnología de la que han presumido, además de labrarse una buena reputación. Este bastión de la tecnología diésel podría estar a punto de caer. El director de producto del Grupo PSA, Laurent Blanchet, comunicó a Autocar que han decidido suspender el desarrollo de nuevos motores diésel. Este anuncio es consecuencia de la gran incertidumbre que rodea al combustible a nivel europeo, que ha motivado un fuerte descenso de sus ventas.

Todo comenzó con el Dieselgate del Grupo Volkswagen, derivando en complejos protocolos anticontaminación, programas de renovación de los diésel más antiguos… y una fuerte aversión, en muchas ocasiones infundada, por parte de muchos consumidores. No hay más que ver qué ha sucedido en España, donde en apenas tres años la cuota de mercado de este combustible se ha reducido a la mitad. A nivel industrial y comercial, muchas marcas están teniendo que tomar decisiones drásticas acerca de la tecnología. Una tecnología que hoy por hoy, a base de enormes inversiones, es más limpia que nunca.

Fabricantes como KIA han paralizado el desarrollo de motores diésel, al igual que Volvo. La cuota de mercado del combustible a nivel europeo es de en torno al 35% hoy día.

Muchos fabricantes han dejado de apostar por el diésel, y otros abrazan la electrificación como camino de futuro. Todo ello en un contexto de necesaria reducción de emisiones de dióxido de carbono: para 2021, las emisiones medias de CO2 de los coches nuevos deberán ser de 95 g/km como máximo. La realidad palpable del día a día es que las ventas de coches de gasolina han crecido fuerte y rápidamente, a costa del gasóleo. El Grupo PSA reconoce que actualmente están evaluando la dirección que está tomando el mercado, un mercado que podría dar la espalda al gasóleo para siempre.

Ante este escenario, han paralizado el desarrollo de nuevos propulsores. De hecho, reconocen que no están en la mejor de las situaciones a nivel de rentabilidad del programa de motores: el nuevo BlueHDi de 1,5 litros ha sido lanzado al mercado hace apenas un año, homologado según el ciclo WLTP y compatible con la normativa Euro6D-Temp. PSA necesita vender millones de unidades de este motor para recuperar el dinero invertido. “Si dentro de cuatro o cinco años la cuota de mercado del diésel es muy baja, abandonaremos el combustible. Si se estabiliza en torno al 30%, tomaremos una decisión al respecto”.

El 1.5 BlueHDi es su seguro para los próximos años. Pero podría no seguir siendo evolucionado si la cuota de mercado del diésel sigue cayendo.

Por el momento, el foco del Grupo PSA está en la electrificación. A partir del año que viene todos los modelos del Grupo (Citroën, Peugeot, Opel y DS) tendrán una versión electrificada – ya sean mild-hybrid o eléctricos puros. Han presentado recientemente las versiones enchufables de coches como el DS 7 Crossback, Peugeot 3008 o Peugeot 508, y esperan haber vendido 10 millones de híbridos enchufables de aquí a 2025.

Lee a continuación: Renault prepara alternativas al diésel y lanzará híbridos y enchufables de Clio, Captur y Mégane

Ver todos los comentarios 1
  • 4×4 de corazon

    Una pregunta psa dejo de desarollar motores diesel junto a ford hace años por lo que he leido ford tiene su programa de motores diesel ya establecido