CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Deportivos

4 MIN

630 CV, 9.000 rpm... la historia del BMW M5 CSL con motor V10 que BMW no se atrevió a lanzar

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 13 Jun 2022
Bmw M5 Csl P
Bmw M5 Csl P

En 2009, BMW celebraba el 25 aniversario del BMW M5. Y lo cierto es que la efeméride pasó sin pena ni gloria de cara a la galería. No obstante, en la trastienda, BMW estuvo a punto de lanzar una de sus berlinas deportivas más especiales de todos los tiempos. Ahora, con motivo del 50 aniversario de BMW Motorsport - y el lanzamiento de un BMW M4 CSL - la división deportiva de BMW saca a la luz algunos de los proyectos más especiales de su historia. Coches que jamás salieron a la luz, como este apasionante BMW M5 CSL E60, con diez cilindros y más de 600 CV.

Este coche hubiera sido lanzado para celebrar el 25 aniversario de la primera berlina deportiva de BMW Motorsport. En sí mismo, el BMW M5 E60 ya era un coche muy especial. Destacaba, sobre todo, por un espectacular motor 5.0 V10, un atmosférico desarrollado a partir de la experiencia de la marca en la Fórmula 1. Aquel brillante motor no estuvo exento de problemas mecánicos, pero era capaz de girar a más de 8.000 rpm y desarrollaba la friolera de 507 CV sin recurrir a la sobrealimentación. En Estados Unidos incluso se llegó a asociar a un cambio manual.

En España, el BMW M5 E60 ya superaba con holgura los 100.000 euros. Era un coche muy especial.

Era capaz de hacer el 0 a 100 km/h en solo 4,7 segundos, y su caja de cambios era la última evolución de la caja robotizada SMG-III. No obstante, superaba con holgura los 1.850 kilos y no tenía la misma fama de coche ágil que sus predecesores. BMW M decidió acercar al BMW M5 a sus orígenes un poco más con el CSL. BMW logró reducir en unos 150 kilos el peso del coche, rondando los 1.700 kilos en orden de marcha. Entre otras medidas no especificadas, se instaló un techo de fibra de carbono, al igual que ocurrió en el BMW M3 CSL E46.

No sabemos qué modificaciones tenía en su tren de rodaje - BMW ha sido escueta con este proyecto - pero contamos con una nueva puesta a punto de suspensiones, chasis y equipo de frenado. El mayor cambio de este coche estaba en su mecánica. BMW Motorsport desarrolló dos versiones del motor 5.0 V10, elevando su cilindrada a 5,5 y 5,7 litros. En el caso del último, además, elevó el régimen máximo de giro a unas tremendas 9.000 rpm. Es decir, 1.000 rpm más que el 5,0 litros. Su admisión estaba construida en fibra de carbono y su sonido era una delicia.

Estéticamente, solo una toma de aire adicional en el lugar de la matrícula da pistas de que no es un M5 cualquiera.

La potencia inicial de 507 CV se elevaba a la friolera de 630 CV. Era casi tan potente como el actual BMW M5 CS, y hubiera sido más potente que el motor S70/2 del McLaren F1, al que hubiera destronado como el atmosférico con mayor potencia jamás desarrollado por BMW. Los cambios no terminan aquí: BMW y Getrag estaban desarrollando el cambio de doble embrague que montaría el BMW M3 E92, y aprovecharon para reemplazar el mejorable SMG-III por el fantástico DKG. Este coche, de haberse lanzado al mercado, hubiera sido un verdadero matagigantes.

Suponemos que BMW se planteó lanzarlo como despedida del M5 E60, aprovechando los 25 años del lanzamiento del M5. Pero en verdad el coche estaba ya desarrollado desde el año 2006. La marca no ha explicitado el motivo por el que nunca llegó a lanzarlo al mercado. Imaginamos que el motivo fue económico, más que técnico - los contables mandan. No obstante, en un universo paralelo al nuestro, esta bestial y exclusiva berlina deportiva aun recorre las Autobahn alemanas. Dicen que lo primero que se escucha, mucho antes de que llegue, es el infernal grito de su V10.

9
FOTOS