Repasando la historia del Mazda RX-7 y sus 3 generaciones en vídeo

 |  @ClaveroD  | 

El Mazda RX-7 ha sido, es y será uno de los deportivos más icónicos del automovilismo. Hablamos de un coche convertido en leyenda dentro del fabricante Mazda, pero al mismo tiempo todo un mito dentro de la cultura del motor japonesa. Con 3 generaciones lanzadas entre 1978 y 2002, el Mazda RX-7 siempre defendió una visión del coche deportivo basada en el peculiar motor rotativo o motor wankel. Esta es su evolución a lo largo de sus 25 años de vida.

Del Mazda RX-7 se fabricaron un total de 811.364 unidades entre 1978 y 2002

La primera generación del Mazda RX-7, también conocido como Mazda Savanna RX-7, se puso a la venta de forma oficial en Marzo de 1978 en Japón. Mazda creó este coche como un concepto revolucionario que cumpliese con las características que se esperan de un deportivo, pero al mismo tiempo consiguiese lidiar con las limitaciones en tamaño y cilindrada que imponía el mercado nipón. Su motor fue un wankel (12A) con 1.1 litros de cilindrada y apenas 100 CV que en la práctica permitía mover con bastante soltura y agilidad el conjunto gracias a un peso de menos de 1.100 Kg y un muy buen reparto de pesos gracias a lo compacto del propulsor y a su emplazamiento tras el tren delantero.

Como no podía ser de otra forma la evolución del Mazda RX-7 estuvo acompañada por la evolución de su propulsor rotativo, encontrando una historia paralela en el diseño de sus motores. De este modo del primer Mazda RX-7 de 1978 al último Mazda RX-7 comercializado en 2002 se consiguió pasar de los 100 CV originales a los 276 CV de la especificación más deportiva denominada Spirit-R. Posiblemente el mayor logro de Mazda en la evolución de los motores rotativos que acompañaron al RX-7 fue la adición de sobrealimentación por turbocompresor, sistema acompañado de importantes avances en la electrónica y en la inyección de combustible, pero que ofreció su mejor papel con la llegada de la pareja de turbocompresores secuenciales de origen Hitachi que instaló la tercera generación del RX-7.

Y si eres un enamorado del Mazda RX-7, no podemos sino recomendarte nuestra reciente prueba del Mazda RX-7 de primera generación, una prueba en vídeo que realizó mi compañero Sergio Álvarez con la excusa de visitar el Mazda Classic Museum en Alemania propiedad de la familia Frey. Se trata del único museo oficial de Mazda en territorio europeo y cuenta con 120 coches expuestos de forma permanente.

Lee a continuación: En vídeo: ¿has visto ya nuestra prueba de un Mazda RX-7 clásico?

Ver todos los comentarios 0