comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

6 MIN

Hyundai i20, a prueba: olvidarse de Clio, Fiesta y 208 nunca fue tan fácil

Hyundai I20 2021 Prueba 026

La nueva generación del Hyundai i20 ya ha pasado por nuestras manos. Competir en el segmento de los utilitarios nunca ha sido tan difícil, y es que plantar cara a los nuevos Renault Clio, Ford Fiesta y Peugeot 208 es de todo menos sencillo. Pero el nuevo Hyunda i20 está dispuesto a intentarlo y por ello estrena una nueva evolución cargada de novedades, un cambio de receta que ya hemos probado y de la que vamos a detallarte nuestras primeras impresiones.

El nuevo Hyundai i20 podrá lucir la etiqueta ECO en varias versiones

Como no podía ser de otra manera empezaremos hablando por diseño, más concretamente el exterior, y es que este Hyundai i20 cambia de forma radical con respecto a su predecesor. Ahora nos encontramos formas poligonales y aristas muy marcadas, consiguiendo así una imagen moderna y más agresiva, pero sobre todo muy diferente a lo que encontramos en su categoría. La nueva era de Hyundai apuesta de lleno por esta estética y además de en el i20, también podemos verla en coches como el nuevo Tucson. Los puntos más llamativos son claramente los faros y pilotos LED, dejando clara esa idea de diferenciación que permite reconocer fácil y rápidamente al i20.

68
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En el interior esta idea se mantiene de forma parcial, me explico. El cambio interior es sustancial con respecto a la generación interior, sin embargo la línea de estilo está mucho más suavizada y se ha conseguido un ambiente menos recargado. Para la construcción se recurre en su mayoría a plásticos duros, pero estos ofrecen además de un buen tacto y ensamblado, la posibilidad de combinarse en diferentes tonalidades, añadiendo un mayor cuidado incluso en las zonas menos expuestas. Es decir, sin recurrir a tapizados en materiales más nobles, el Hyundai i20 sí ofrece una sensación de calidad superior a la media de su categoría gracias a cómo está construido el habitáculo.

El apartado de equipamiento es algo que también refuerza esta percepción ya que podemos instalar un cuadro de instrumentos digital de 10,25", así como una pantalla para el sistema multimedia de 8 o 10,25". Esta interfaz es además compatible con Android Auto y Apple CarPlay (inalámbrico). Encontramos además climatizador automático, volante multifunción, plataforma de carga inalámbrica, cámara y sensores traseros para el aparcamiento, etc. Y a todo ello añadimos una importante dotación en materia de asistencias a la conducción, encontrando en esto uno de los puntos más fuertes del nuevo i20: control de crucero adaptativo, iluminación Full-LED, detección de señales, aviso de ángulo muerto, asistente para el mantenimiento de carril o frenada autónoma de emergencia con alerta precolisión.

A nivel técnico este nuevo Hyundai i20 nada tiene que ver con su antecesor ya que para empezar se asienta sobre una plataforma modular de nueva factura. Esto ha permitido al modelo crecer hasta los 4,04 metros de largo (+5 mm), aumentando también su batalla hasta los 2,58 metros (+10 mm). También es un coche más bajo, con 1,45 metros de altura, y más ancho con 1,75 metros. En positivo también nos encontramos con un maletero más capaz con 351 litros de volumen.

¿Y cómo va el nuevo Hyundai i20?

Los propulsores disponibles en el i20 son todos gasolina, teniendo como novedad la disponibilidad de tecnología microhíbrida de 48 voltios para poder lucir la etiqueta ECO en el parabrisas. Estos motores son 1.2 MPi de 84 CV, un 1.0 T-GDi de 100 CV y un 1.0 T-GDI de 120 CV. El sistema microhíbrido solo está disponible en los motores de 100 y 120 CV, de forma opcional en el primero y de serie en el segundo. Como particularidad está el hecho de que en la versión de 100 CV podemos combinar la microhibridación con el cambio manual de 6 relaciones iMT o con su alternativa automática de 7 relaciones.

Durante la presentación nacional del nuevo Hyundai i20 solo tuvimos ocasión de probar el motor de 120 CV, propulsor que va asociado de forma obligada al cambio automático de 7 relaciones y al nuevo sistema microhíbrido. A lo largo de esta prueba pudimos conducir por autovía y zonas urbanas, descubriendo así un coche que destaca por un buen aplomo y la sensación de ofrecer un comportamiento muy sólido en todo tipo de circunstancias. Sí tuve la sensación de estar conduciendo un coche de tarado firme, sin penalizar el confort, pero menos blando que lo que suelen ofrecer la mayoría de sus rivales. Pasando a otro campo, la dirección por contra sí que ofrece un tacto muy blando, con una asistencia elevada que facilita mucho la conducción en ciudad y durante las maniobras, pero que resta información sobre el tren delantero.

En lo referente al apartado motorpropulsor, los 120 CV del motor 1.0 T-GDi mueven con mucha soltura al i20 en toda circunstancia, algo a lo que también ayuda el cambio automático de doble embrague, pues su funconamiento es rápido y acertado. Sin poder ofrecer un dato de consumo real dado que hablamos de una presentación, sí os puedo adelantar que durante nuestra jornada de pruebas obtuvimos un registro de 6,4 l/100 Km sin cuidar nuestra conducción en ningún momento. Al activar el modo ECO el coche se vuelve más perezoso en pos de mejorar su eficiencia, pero en los modos Normal y Sport el i20 me resultó un coche muy ágil. El sistema microhíbrido trabaja por regla general de forma transparente para el conductor, si bien podemos percibir su funcionamiento si estamos atentos a las fases de regeneración o circulación a vela, momentos donde se hace evidente el trabajo de la máquina eléctrica con leves tirones en las transiciones necesarias para activar o desactivar el motor gasolina. Quizá el único punto realmente mejorable del i20 en este sentido está en las vibraciones del propulsor que llegan al habitáculo, pues esta mecánica de tres cilindros no puede ocultar sus hándicaps, especialmente en frío.

Precio del nuevo Hyundai i20

Para terminar toca hablar de precios, y aquí el Hyundai i20 desubre otro de sus puntos fuertes con un precio de compra desde 12.390 euros gracias a los hasta 5.200 euros de descuento promocional que aplica la marca en estos momentos a toda la gama. Así, el i20 se coloca como una opción muy a tener en cuenta si estamos buscando un utilitario diferente donde destaquen la calidad de construcción, el equipamiento y los beneficios de la etiqueta ECO. La competencia es amplia, pero Hyundai ha sabido jugar muy bien sus cartas para medirse con Renault Clio, Ford Fiesta y Peugeot 208 con argumentos más que sólidos.

El Hyundai i20 tiene un precio desde 12.390 euros