ESPACIOS
ELÉCTRICOS
PUBLICIDAD
Cerrar CERRAR

Así es el KIA EV5 que comenzará a venderse en China

KIA se ha propuesto romper todos los esquemas relativos al diseño en automoción. Aunque se trata de una marca que destaca por una buena relación entre precio y equipamiento (no tanto por la calidad real o el comportamiento dinámico de sus vehículos), uno de sus principales argumentos de venta también es el extraño, sugerente y disruptivo aspecto de sus modelos más recientes. El último en ser presentado se llama EV5 y, tanto por sus proporciones y como por su apariencia general, podría considerarse algo así como un EV9 a escala. De momento, sólo se venderá en el mercado chino a partir del último trimestre de 2023. Más adelante, no se descarta que llegue a nuestra región.

Este SUV eléctrico, a diferencia de su citado “hermano mayor”, sólo dispone de cinco plazas y dos filas de asientos. Por tamaño, debería ubicarse justo por debajo del «crossover» EV6, de modo que debería de medir menos de 4,7 metros de longitud, si bien este es un dato que todavía está por confirmar. Su cabina también presenta una distribución de elementos muy parecida a la del EV9, siendo quizá la parte trasera de la carrocería la que más se diferencia de cualquier otro producto de la empresa coreana. Por ahora se desconocen sus características técnicas, como la potencia, la capacidad de la batería o la autonomía que esta concede, no así parte de su tecnología embarcada. Su precio, evidentemente, todavía es una incógnita, aunque podría rondar los 50.000 euros.

Vista lateral del Kia EV5 mostrando su diseño aerodinámico.

Un vistazo adelantado a un coche que, inicialmente, no llegará a España, pero que acabará saliendo de Oriente

Futurista y robusto como el KIA EV9, este EV5 cuenta con espejos retrovisores en lugar de cámaras como sí puede ocurrir en el “todocamino” de mayores dimensiones. Vistos desde una perspectiva lateral, son pocos los detalles que les distinguen. Desde el frontal o la trasera, la firma lumínica del SUV mediano es más compleja delante y más sencilla detrás respecto al grande. Una vez en el interior, salpicadero, pantallas, volante y salidas de ventilación son casi idénticas. La concepción general aquí es la misma, diáfana e inspirada en el salón de una casa, con butacas delanteras que se unen visualmente a través de una consola central tapizada, como si de un gran sofá se tratase.

Igualmente, se ha informado de la instalación de un completo sistema de iluminación ambiental configurable en 64 colores y distintas intensidades que puede adaptarse automáticamente al modo de conducción seleccionado, así como generar alertas relacionadas con los diversos asistentes de seguridad activa incorporados. Detrás, las amenidades son mayores en casi cualquier SUV de categoría estándar, como se prevé que sea el caso. Existen aireadores, mesas plegables tras los respaldos de los asientos principales, perchas tras los reposacabezas y puertas aparentemente revestidas de materiales blandos. El maletero se antoja amplio y funcional, con soluciones para distribuir la carga de manera óptima y segura, además de una bandeja que hace de mesa.

Exquisita vista del habitáculo con asientos de primera y acabados modernos.

Cargando...