KIA Stonic a prueba: 10 claves y 30 fotos para conocer al nuevo “anti Juke”, de buen aspecto y dinámica y precio competitivo

 |  @HerraizM  | 

KIA ha entrado en el segmento B-SUV por la puerta grande, con un producto que, te adelantamos ya, es de lo más competitivo y deberías estar valorando ya si estas pensando en comprar un SUV pequeño, como el Jeep Renegade, como el Peugeot 2008 o el Renault Captur. Agil, de buena dinámica y amplio habitáculo, además de lucir una lograda estética, hemos puesto a prueba al KIA Stonic y hemos preparado una lista con 10 claves para que sepas todo lo que hay que saber sobre la dinámica, el diseño, los acabados… del nuevo crossover de KIA, del “hermano” pequeño del KIA Sportage.

1.- El KIA Stonic tiene un diseño atractivo

Sí, el KIA Stonic es, dentro de los cánones estéticos del segmento, un coche bonito, de musculosa estampa, de engrandecido porte y que se ve con más fuerza en directo, las fotos lo “infantilizan”.

Su frontal es el punto más destacado de su diseño, el principal encargado de transmitir esa fuerza y lo hace ensanchando sus pasos de rueda y enmarcándolos con los nervios del capó, topándonos curiosamente con una parrilla “ciega”, la funcional es la inferior y unas ópticas sin excesivas florituras que le dan más peso a esos pasos de rueda.

Por supuesto no podemos pasar por alto el pilar posterior y es que todo el peso estético de su lateral recae en este pilar, que nos recuerda en cierta medida a un coche targa (¿os lo imagináis, un SUV targa?).

El KIA Stonic se presenta como una gran alternativa en el segmento por su buena relación precio / producto.

La zaga queda en manos de unas ópticas, muy bien emplazadas y claro, debemos mentar también los aderezos que insuflan en nuestra mente, tímidamente, cierto toque aventurero a golpe de barras sobre el techo y paragolpes con refuerzos.

2.- El buen aspecto exterior sigue en su habitáculo

En su interior seguimos topándonos con notas de color en ciertos elementos, en la consola central, en las inserciones de los asientos y una vez acomodados en el puesto del conductor todo lo que abarcan nuestros ojos en un primer golpe de vista tiene muy buena pinta y es que de nuevo el buen diseño de su exterior se traslada a su habitáculo y lo que habíamos visto en fotografías no hacen justicia al producto visto en persona.

El volante se muestra completo y bien acabado, el ordenador de a bordo entre las dos esferas principales ayuda notablemente a la buena percepción del habitáculo, de cierto corte sobrio, clásico. Los mandos de la climatización me gustan bastante aunque su acabado es mejorable (pero estamos en un segmento B no lo olvidemos) y la polémica pantalla me parece bien resuelta. Las pantallas tipo tablet, sobrepuestas sobre el salpicadero, han llegado para quedarse y no me parece que en el KIA Stonic este mal integrada.

3.- ¿De qué color puedo elegir el techo? ¿Y el interior?

KIA nos habla de un total de 20 combinaciones diferentes en las que podremos elegir entre nueve colores de carrocería, cinco colores para el techo y cuatro para su interior.

4.- Sí, todo el salpicadero son plásticos duros… pero tiene buenos ajustes

El interior del KIA Stonic no sólo está bien resuelto estéticamente sino que además goza de buenos ajustes. Las uniones en el frente del salpicadero son buenas y quizá sólo cabría reprocharle una mayor “solidez” en ciertos mandos, como las ruletas de la climatización, que gozan, sea dicho de paso, de un atractivo diseño (de nuevo teniendo en cuenta que estamos ante un coche del segmento B).

En líneas generales el ajuste del interior del KIA Stonic es bueno y en ningún momento tienes una sensación de mala calidad, todo lo contrario. A primer golpe de vista y viviéndolo durante el trayecto que hemos podido hacer en Alemania, unos 200 km, se siente más que correcto.

La puesta a punto del KIA Stonic es muy agradable, bien resulta en una conducción alegre, con aplomo en vías rápidas y cómoda en ciudad

La botonera, mandos, volante… tienen un tacto agradable y los plásticos duros no ensombrecieron en esta primera toma de contacto la experiencia de su habitáculo.

5.- Su interior además es espacioso

El KIA Stonic también cumple muy positivamente en el apartado de habitabilidad, con un habitáculo que cumplirá muy bien en un trayecto largo, en un viaje, con cuatro adultos y que se atreve sin problemas en trayectos medios con cinco adultos. El espacio disponible tanto en las plazas delanteras como traseras es realmente bueno, quedando sólo ligeramente penalizado el asiento central posterior, algo más incómodo.

El espacio para las rodillas es bueno, el espacio para los pies y hombros es bueno e incluso por encima de nuestras cabezas contamos con un buen hueco.

Tomando como referencia mi altura, de 1.82m, el pasajero de la fila posterior podría viajar cómodamente sin problemas de espacio.

Sentado en su interior, sus asientos son cómodos y ofrecen un agarre correcto acorde al tipo de coche en el que estamos, no me transmitió la sensación de estar en un coche sobrelevado, la visión de la carretera es pareja a la de un turismo.

Su maletero es de 352 litros y en el podremos llevar fácilmente, sin jugar al tetris ni sobrecargar el espacio disponible, dos maletas de cabina, dos bolsas de deporte y alguna que otra mochila pequeña. De nuevo sale a la luz la posibilidad de realizar un viaje con este B-SUV y por poner en contexto su capacidad podemos mencionar que un SEAT León, siendo de un segmento superior, tiene una capacidad de 380 litros y que un Peugeot 208, también del segmento B, tiene una capacidad de 311 litros. Está cercano a un Peugeot 2008, que tiene 360 litros y al Citroën C4 Cactus, que tiene 358 litros.

6.- Hablemos de dinámica… ¿qué tal se porta entre curvas el KIA Stonic?

El KIA Stonic me ha sorprendido dinámicamente principalmente por dos aspectos. Por un lado nos ofrece un conjunto que se siente muy ágil, rápido peleando entre el tráfico de la ciudad, fácil de aparcar y directo en sus reacciones. Por otro pone a nuestra disposición una grata estabilidad entre curvas y rodando a cruceros elevados por autopista, con un pisar digno de un coche del segmento C.

El propulsor gasolina de 120 CV y el diésel de 110 CV cumplen realmente bien aunque se agradecen los mejores bajos del diésel.

Sin duda la suspensión contiene realmente bien la carrocería, sin balanceos o cabeceos y se convierte en uno de los principales atractivos de su dinámica.

Quizá la dirección se nota un tanto más suave de lo que nos gustaría en una conducción animada pero claro, esto encaja a la perfección con la vocación del modelo algo que nos lleva al siguiente puntoo…

7.- ¿Y en ciudad? ¿Su suspensión es dura?

Noble y ágil nos ha gustado la puesta a punto del KIA Stonic pero esta puesta a punto no sólo resulta efectiva (midiéndolo como lo que es, un coche del segmento B) sino que además el KIA Stonic se muestra cómodo y su suspensión es capaz de “tragarse” con eficacia rotos en el asfalto, resaltos varios, baches, calles adoquinadas…

El suave tarado de la dirección que mencionábamos antes incide directamente en este terreno con un agradable manejar que se une a la también mentada agilidad. Pero sobre todo debemos quedarnos con la idea de que además de ser cómodo y de desenvolverse bien en ciudad es un SUV pequeño con un buen “pisar” en vías rápidas, donde en ningún momento se siente fuera de lugar ni donde nos transmite malas reacciones.

8.- ¿Qué tal se porta el motor gasolina de 120 CV del KIA Stonic?

Durante la presentación del KIA Stonic en Berlín hemos tenido la oportunidad de conducir brevemente las dos motorizaciones más potentes de la gama del KIA Stonic, el motor gasolina de 120 caballos y el motor diésel de 110 caballos.

Empezando por el propulsor gasolina, el bloque 1.0 T-GDI de tres cilindros, nos encontramos con un propulsor que se muestra algo sonoro, colándose ligeramente en el habitáculo y que nos brinda unas prestaciones muy muy óptimas para el día a día, moviendo bien el conjunto aunque adoleciendo de cierta falta de bajos, siendo recomendable apurar en cada transición de marchas para tener la respuesta más óptima aunque circulando por ciudad no tendremos tacha alguna. Esta ligera falta de bajos se hace notar en algunos adelantamientos en autopista y cumple sobradamente con las exigencias que se presuponen para un coche así.

9.- ¿Y el motor diésel de 110 CV?

La sensación al conducir el Stonic es más próxima a la de un turismo que a la de un SUV, no hay balanceos y el puesto de conducción no está especialmente sobrelevado

El propulsor diésel de 110 caballos, el 1.6 CRDI de cuatro cilindros, también se muestra un poco ruidoso pero solventa a la perfección esa ligera falta de bajos, dejándonos con u propulsor más aprovechable en todas las circunstancias y que no echa en falta, ni mucho menos, esos 10 CV de diferencia con el propulsor gasolina.

En ambos casos la transmisión manual cumple con un buen guiado y recorridos óptimos y el próximo año llegará una caja de cambios automática de doble embrague para aquellos que busquen un SUV pequeño automático.

Una publicación compartida de Diariomotor (@diariomotor) el

Aún tenemos que probarlos más a fondo en nuestras carreteras habituales, hacer mediciones de consumo y convivir más con estas mecánicas, pero ambas cumplen con creces con las prestaciones que podemos esperar de un coche de este segmento con estas especificaciones y nos quedamos también con la incógnita del próximo propulsor gasolina 1.0 T-GDI de 100 CV, que a buen seguro ofrece una aún más equilibrada perspectiva de este B-SUV.

10.- Entonces… ¿es una buena idea comprar un KIA Stonic?

Como habrás podido imaginar tras leer los puntos anteriores… sí. El KIA Stonic es un gran B-SUV, KIA ha entrado por la puerta grande en el segmento y la principal pega es que hay mucho y muy bueno donde elegir. Es un segmento extremadamente competitivo, con precios muy peleados, en el que debemos situar a KIA entre las opciones más destacadas a valorar, por diseño, dinámica y el espacio disponible en su habitáculo, que va más allá del que la mayoría de usuarios exigirá a un segmento B.

El interior ofrece un aspecto agradable, con superficies bien ajustadas y sin sorpresas en forma de grillos o piezas que se hunden de mala manera al presionarlas, dinámicamente cumple con soltura con un rodar semejante al de un turismo, con respuestas vivas y una agradable sensación de agilidad que en ciudad se ve reforzada por unos mandos suaves y además de cumplir en ciudad y trayectos cortos, territorio natural de este modelo, nos invita a pensar en él como un coche con el que podríamos hacer sin problema alguno un viaje.

Para recomendarte uno de los motores tendríamos que realizar aún un test más exhaustivo. Me ha gustado tanto con el diésel como con el gasolina aunque con este último, tal y como mencionábamos, echábamos en falta en ciertas circunstancias puntuales algo más de “brío” en bajas que con el diésel se veían solventadas, aunque ambos propulsores cumplen muy positivamente con una conducción diaria “normal”.

El KIA Stonic quiere ser un superventas y tiene buenos motivos para serlo. Me ha gustado y me parece que goza de una gran relación precio / producto, honesto, sin ademanes de grandeza que no se ven correspondidos en la realidad. KIA ha hecho un gran trabajo.

Nos ha gustado del KIA Stonic su dinámica, su diseño, el espacio disponible en su interior y lo competitivo que resulta como producto en relación a su precio.

No te pierdas todos los detalles sobre su precio, gama, equipamiento de los diferentes acabados… en el artículo “El KIA Stonic es atractivo, tiene un amplio habitáculo y un precio competitivo, parte desde 12.919 euros“.

Vídeo destacado del Kia Stonic

Lee a continuación: El KIA Stonic estrenará un nuevo motor gasolina el próximo año y tendrá un cambio automático de doble embrague

La propuesta de Kia para el segmento de los crossovers pequeños destaca por su gama variada de motores, un diseño fresco que podrá personalizarse y una dotación bastante completa.

  • Germán Medina Pérez

    Que fastidio con esos títulos “anti Juke”, se les agradece las publicaciones e igualmente podrían ser mas generales o creativos, está muy repetitivo ya eso. Más cuando este modelo no tiene nada que ver con un Juke, salvo el segmento y que son SUV. Quizás lo toleraría de un nuevo modelo medio frankestein tipo Juke, con riesgo en su planteamiento y creativo, bizarro. Pero ese? tan normal?

    • joel david riobueno herrera

      German, No te gastes con ellos y sus titulares “sin sentido alguno, en plan amarillista” sumado a opiniones cada vez mas subjetivas de algunos de sus redactores. Yo con este blog voy al grano, los autos. Y Entrando en materia pues, a este B-SUV le falta un poco de sal, quizas con alguna version de traccion total para escapadas eventuales. Me gusta mucho mas que si primo el Hyundai Kona

La propuesta de Kia para el segmento de los crossovers pequeños destaca por su gama variada de motores, un diseño fresco que podrá personalizarse y una dotación bastante completa.