Las suspensiones mágicas de Bose llegarán pronto a la calle

 |  @davidvillarreal  | 

Sorprende que una de las tecnologías más impresionantes e innovadoras, en lo que a sistemas de suspensiones se refiere, haya estado guardada en un cajón durante más de 30 años. Pero parece que las suspensiones mágicas de Bose por fin llegarán a la calle, en coches de serie limitada en 2019, y en producción de volumen en 2020. Tan sorprendente como eso, que la empresa que desarrolló esta tecnología fuera Bose, uno de los fabricantes de altavoces más importante, y muy reconocido en el ámbito doméstico y profesional del sonido. Ahora bien, ¿por qué ha permanecido una tecnología como esta tantos años guardada en un cajón? ¿Por qué son tan innovadoras las suspensiones de Bose?

Un sistema de suspensiones mágicas guardado 30 años en un cajón

Dicen que Amar Bose, el fundador del fabricante de sonido más conocido por su apellido, tuvo la brillante idea de aplicar la tecnología de sus altavoces a las suspensiones de un coche. Tras alguna mala experiencia con coches con suspensiones incómodas, pensó que los amortiguadores podrían perfeccionarse con un sistema magnético, que mediante sensores y actuadores, hicieran que estos se adaptaran con precisión a las irregularidades del terreno y evitaran que estas se tradujeran en la incomodidad de los pasajeros.

Bose ideó en los años ochenta una tecnología de suspensiones basada en sensores y actuadores, y recuperando el diseño de sus sistemas de altavoces

Este vídeo nos ilustra el funcionamiento de las suspensiones de Bose, que ahora comercializará ClearMotion, en mulas de pruebas basadas en el BMW Serie 5.

Un sistema de suspensiones con tecnología de altavoz

Aunque a priori pueda resultar sorprendente, por muy prometedora y transgresora que sea una tecnología, esta no necesariamente ha de estar preparada para llegar al consumidor. Para que una tecnología esté lista para su comercialización no solo es necesario que sea viable, sino que exista una necesidad objetiva muy clara, y un público que vaya a reconocerla. Y eso hizo que la industria del automóvil prosperara, y las tecnologías de suspensiones avanzaran y cubrieran con las expectativas del cliente, aún sabiendo que la que quizás era la mejor tecnología jamás concebida estaba guardada en un cajón.

A la vista de los vídeos que ilustran esta entrada, es probable que te sorprenda que esta tecnología se desarrollara allá por los años ochenta. Hoy en día, incluso, supondría un antes y un después para los sistemas de suspensiones.

En los últimos años hemos visto cómo los sistemas de suspensiones adaptativas proliferaban, y se acercaban cada vez más al coche de volumen. Los clientes valoran más que nunca la suavidad de rodadura y el confort, y ya no solo en coches de lujo. Pero es precisamente en estos últimos donde hemos visto las tecnologías más innovadoras, con sistemas de amortiguación adaptativa, o incluso estabilizadoras activas, a menudo asociados a instalaciones de 48 voltios y a marcas como Audi, Mercedes-Benz o Porsche.

Las suspensiones mágicas de Bose llegarán en 2019

Un giro inesperado en esta historia nos lleva al momento en que una compañía de Boston, fundada por graduados del MIT, se interesó por esta tecnología. Y tras recibir una cuantiosa inyección de capital, en forma de ronda de financiación, adquirió la tecnología de suspensiones de Bose y se propuso comercializarla.

En noviembre del año pasado ya os contábamos cómo esta tecnología podía llegar pronto a la calle. Y ahora Shak Avadhany, fundador y CEO de la compañía Clearmotion que adquirió el desarrollo de Bose, asegura que ya han dado los primeros pasos con diferentes fabricantes para que las suspensiones mágicas comiencen a comercializarse en 2019, en coches de tiradas más limitadas, para estrenarse en 2020 en coches más populares y de gran volumen. Y lo que es más importante, estas suspensiones tendrán un precio asumible por el consumidor.

Como para quitarse el sombrero, ¿no crees?

Lee a continuación: Vídeo: lo más interesante de la boda real ha sido ver el Jaguar E-Type Zero en acción

Ver todos los comentarios 1
  • ADN

    ¿Y dónde queda la Hidactiva de Citroën?
    Jamas he probado suspensiones más comodas. Entiendo que era un sistema costoso y complejo, pero si Rolls Royce las ha usado es por algo.
    A ver cómo funcionan las nuevas tecnologías.
    Me gusta más este vídeo, sobre todo la prueba final donde el coche salta sobre un obstáculo

    https://youtu.be/q8sVDenpPOE