Lexus LS+ Concept: anticipando el futuro autónomo del buque insignia de la marca

 |  @sergioalvarez88  | 

En el Salón de Tokyo Lexus no ha acudido de brazos cruzados. Se ha traído consigo dos ediciones especiales de los fantásticos Lexus RC F y Lexus GS F, además del Lexus LS+ Concept, que protagoniza este artículo. El Lexus LS+ Concept es simplemente un oráculo del futuro, que anticipa la dirección estilística que seguirá el buque insignia de la marca – y que será por ende aplicada al resto de modelos de su gama – y algunas de las tecnologías que en unos años, permitirán que en viajes por autopista nos podamos relajar a su volante. El Lexus del futuro es así de imponente, y será capaz de conducir solo.

En cuanto a diseño, el Lexus LS+ Concept lleva un paso más allá los trazos maestros estrenados en el actual Lexus LS, que realmente acaba de ser lanzado al mercado. Es rival del Mercedes Clase S, y con todo, posee un diseño inusualmente agresivo y arriesgado para un segmento tan conservador. Nos gusta que Lexus se atreva a hacer las cosas de una forma tan diferente. En el frontal, el Lexus LS+ Concept lleva un paso más allá la ya característica Spindle Grille – la calandra “tipo locomotora” de la que presumen los actuales Lexus. Si cabe, es aún más prominente, más ancha y más relevante en el conjunto del coche.

Lexus no ha diseñado un habitáculo para este prototipo, que trata simplemente de ser una promesa visual de un futuro cercano.

Algunas novedades de esta calandra son unos detalles iluminados en color azul a sus lados – que posiblemente no pasen de la fase de prototipo – y el hecho de que es una calandra ocluible, capaz de cerrarse cuando el motor no necesite el mismo flujo de aire, o en situaciones de baja carga. A su lado, unas nuevas ópticas láser iluminan el camino con una forma absolutamente puntiaguda, situadas sobre unas agresivas tomas de aire en el paragolpes. Su perfil lateral es más dinámico, con nervios de expresión que dirigen nuestra mirada hacia una zaga que esperamos llegue a las calles.

Porque nos parece arrebatadora. Esta zaga está protagonizada por una enorme óptica LED, que atraviesa los dos metros de ancho del prototipo, con un intrincado relieve en tres dimensiones y un aspecto efectista, especialmente en una circulación nocturna. De nuevo, los trazos básicos del actual Lexus LS están ahí, pero han sido llevados un paso más allá, sin tener en cuenta los límites de la producción masiva, es decir, los costes de producción. Por último, este prototipo dispondría de una tecnología llamada “Highway Teammate”, un asistente de conducción autónoma para la circulación en autopista.

El sistema “Highway Teammate” será una especie de Autopilot, capaz de conducir por sí mismo, adelantar y maniobrar en entornos controlados como autopistas.

El coche será capaz de asumir el completo control desde que tomamos la incorporación a la autopista, y hasta que la abandonemos. Será capaz de incorporarse a otros ramales o practicar adelantamientos de forma automática, sin que tengamos que hacer absolutamente nada. Este sistema será introducido en los vehículos de calle a partir del año 2020.

Lee a continuación: ¿El oráculo del próximo Subaru WRX STI? Ante ustedes, el Subaru Viziv Performance Concept