comscore
MENÚ
Diariomotor
Industria

3 MIN

Las matriculaciones de diciembre 2019 lo confirman: el mercado se frena y las ventas caen

Uno de los datos que mejor refleja la realidad económica de un país es el dato de las matriculaciones de vehículos nuevos. Un año más el mercado español supera, con creces, el millón de unidades matriculadas, pero no lo hace con la solvencia de otros tiempos: el mercado se está frenando, y la industria sufre cada vez más para matricular cada vehículo.

Así las cosas, 2019 ha llegado a su fin, y ya conocemos los datos estadísticos de las matriculaciones del año que acabamos de cerrar, con unos datos que no dan, desde luego, pie al optimismo: 2019 ha cerrado con 1.258.260 unidades, lo que supone un descenso respecto a 2018 del 4,8%, año que cerró con 1.32 millones de vehículos nuevos matriculados.

Un descenso especialmente acusado entre los particulares

El descenso en el número de matriculaciones es especialmente acusado dentro del canal de particulares, que ha sufrido una caída en diciembre del 6,9% respecto a diciembre de 2018, acumulando 50.137 unidades matriculadas. Es el único canal que registra cifras negativas en diciembre, ya que tanto el canal de empresas como el canal de autónomos crecen, especialmente éste último, que registra un avance del 48,7% respecto a diciembre de 2018.

En total, el mercado español cerró diciembre con 105.853 unidades matriculadas, lo que supone un aumento del 6.6% respecto a diciembre de 2018. Pese al aumento, este dato no se puede considerar bueno ya que el crecimiento se ha visto impulsado únicamente por el canal de empresas de alquiler. ¿Estamos ante el inicio de una tendencia negativa en la venta de automóviles que se prolongará en el tiempo?

Un sector lastrado por la inestabilidad política y económica

Es evidente que en el sector del automóvil han pesado varios factores que han hecho que la industria no se encuentre en su mejor momento: en el caso concreto de España la inestabilidad política y la incertidumbre económica han supuesto dos frenos demasiado grandes para la industria automovilística, limitando el poder de decisión de muchos potenciales compradores.

El diésel, el combustible que ha copado decenas y decenas de titulares durante el año pasado, también ha sufrido el azote de la incertidumbre económica y de las (in)decisiones políticas, estableciendo una de las cotas de mercado más bajas de las últimas décadas: únicamente un 31% de los vehículos matriculados en 2019 estaban equipados con un motor de gasóleo.

¿Qué ha pasado con los vehículos más limpios? La realidad es que mientras la hibridación ha seguido ganando terreno (los vehículos con etiqueta ECO han multiplicado sus matriculaciones hasta alcanzar las 111.630 unidades) los vehículos 100% eléctricos, pese a haber ascendido notablemente su número de ventas, siguen siendo minoría: en todo el año se han matriculado 10.047 unidades, lo que apenas representa el 0.8% del total de ventas en 2019.