4 razones por las que Mercedes-AMG nos emocionará con sus nuevos motores de seis cilindros en línea

 |  @davidvillarreal  | 

He de reconocer que tengo sentimientos encontrados. Mercedes-Benz acaba de presentarnos una de las mecánicas más importantes de su gama, porque será la que esté llamada a acompañar en el presente, y en el futuro, a sus vehículos de altas prestaciones, a los Mercedes-AMG. Los Mercedes-AMG CLS 53 y E 53 supondrán grandes cambios, y la llegada de tecnologías realmente prometedoras. Los sentimientos encontrados tienen que ver con el hecho de que los nuevos motores de seis cilindros en línea, turbo, compresor eléctrico, y sistema híbrido, supondrán a largo plazo el fin de los V8, aunque ese no sea su objetivo inicial. Y he de deciros que aún me sigue costando asociar la imagen de un AMG con cualquier otra cosa que no sea un V8. Aún así, creo que hay 4 razones de peso para estar emocionados con los nuevos motores de seis cilindros de Mercedes-AMG.

1. Los 48 voltios ya están aquí

Una de las novedades más importantes será el empleo de instalaciones eléctricas de 48 voltios. En estos nuevos Mercedes-AMG CLS 53 y E 53 esta tecnología supondrá la llegada de sistemas eléctricos avanzados, como el compresor eléctrico, o un motor de arranque que puede emplear su potencia para acompañar al motor de combustión interna, o para recuperar energía trabajando como un alternador.

Pero eso es solo el principio. En el futuro estas instalaciones de 48 voltios permitirán el empleo de sistemas de suspensiones mucho más avanzados y de tecnologías realmente avanzadas que a priori nos parecerán sorprendentes. Lo interesante es que esta tecnología llegará pronto a modelos más modestos, y estará presente en cada vez más coches. Probablemente sea una de las claves de la nueva gama compacta de Mercedes-Benz, que se estrenará con el nuevo Mercedes Clase A y de coches y marcas mucho más asequibles y modestas.

La instalación eléctrica de 48 voltios abrirá un abanico enorme de posibilidades, que irá más allá del compresor eléctrico, y de la microhibridación

2. La hibridación en deportivos Mercedes-AMG

Es probable que el único futuro que le espere a los deportivos, y a los coches de altas prestaciones, sea este. Mercedes-Benz ha sido la marca que ha tomado la delantera para apostar por los motores híbridos en su gama más deportiva, en su gama AMG. Pero ya podemos adelantaros que tanto Audi, con los S y RS, como BMW, con los M, también van a seguir sus pasos.

Mercedes-AMG ha optado por una solución en la que el motor de combustión interna seguirá siendo el principal responsable de las prestaciones del coche. Pero el empleo de un motor de 16 kW no solo permite incrementar la potencia entregada, en ciertas circunstancias, en 22 CV, sino sobre todo tener un empuje extra sin ningún retardo.

Habrá que probarlo para ver qué rendimiento ofrece un sistema híbrido aplicado a un AMG, pero por la trayectoria de los de Affalterbach nos costaría mucho pensar en cualquier otra cosa que no fuera un sistema eficaz y muy deportivo.

La idea del sistema híbrido que propone Mercedes-AMG, como mínimo, hace que tengamos muchas ganas de probarlo, sobre todo en asociación con otras tecnologías como el compresor eléctrico y el turbo

3. El compresor eléctrico

El compresor eléctrico quizás sea la novedad más emocionante, e interesante, de estos nuevos Mercedes-AMG E 53 y CLS 53. En los últimos años el downsizing nos ha llevado a encontrarnos con coches con motores cada vez más pequeños, y dependientes del turbo. El turbo, por su naturaleza, y por la necesidad de alcanzar cierta presión de los gases de escape para lograr el giro de la turbina siempre está sujeto a un retardo. Para minimizar el retardo hemos visto soluciones muy variadas, emplear turbos de diferente tamaño, con turbinas de baja inercia que comiencen a trabajar con menor presión de los gases de escape, y soluciones técnicas como acortar el recorrido de los gases de escape o modificar los conductos para aumentar la presión, o incluso variar la geometría de la turbina.

Pero probablemente ninguna tecnología sea tan eficaz e interesante como el compresor eléctrico para conseguirlo. El compresor eléctrico es capaz de eliminar virtualmente el lag sobrealimentado el motor con un sistema que; primero, no es dependiente de la presión de los gases de escape; segundo, hace girar a la turbina inmediatamente; y tercero, tiene un consumo energético muy reducido, por su naturaleza eléctrica, sin el consumo energético que sí tiene, por ejemplo, un compresor tradicional.

Con los compresores eléctricos el lag de los motores turboalimentados será cosa del pasado, y eso será una de las mejores virtudes de estos deportivos

4. El regreso a los seis cilindros en línea

El hecho de que estos motores vayan a acabar muy probablemente con la mayoría de los V8 de la gama Mercedes-AMG es a la vez un aspecto negativo, y emocionante. Emocionante porque Mercedes-Benz regresa a los motores de seis cilindros en línea, y regresa por todo lo alto. La oferta de motores de seis cilindros va a estar nutrida de bloques adaptados a estrategias muy diferentes, desde el refinamiento de un sedán de lujo, o la necesidad de par de un gran todocamino, hasta la contundencia y la deportividad que se espera de un Mercedes-AMG, e incluso la eficiencia de híbridos enchufables, y de altas prestaciones, en los que el motor eléctrico tenga un papel aún más importante.

Pensemos que estos Mercedes-AMG CLS 53 y E 53 van a acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 y 4,4 segundos respectivamente y alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente a 270 km/h.

Más imágenes de los nuevos Mercedes-AMG CLS 53 y E 53:

Lee a continuación: Coches híbridos con compresor eléctrico: el futuro de Mercedes-AMG son los CLS 53, E 53 Coupé y E 53 Cabrio

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas

  • Ferrari50

    Mercedes siempre emociona y si hablamos de seis cilindros en línea está todo dicho.

  • javi

    los V6 jamás tendrán el maravilloso sonido de los V8, que por cierto, los V8 turbo, ya no suenan como los de antes, el V8 atmosférico tiene un sonido mágico que ni los V10, ni V12, ni ningún otro motor posee, ya que es un motor del que podemos decir que tiene voz propia, una pena que se extingan y más que ello provoque que los V8 atmosféricos fabricados hasta la fecha disparen sus precios en subastas y acaben siendo reinas de garajes, cosa que me temo va a terminar sucediendo mas pronto que tarde.

El Clase E es una berlina grande con acabados muy cuidados y muchas posibilidades de equipamiento. La oferta de motores es variada, incluyendo una alternativa híbrida. Lo malo es que los precios arrancan en cifras algo altas