CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

4 MIN

El Mercedes EQV (Clase V eléctrico) inicia su producción en la fábrica española de Vitoria

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 22 Sept 2020
Mercedes Benz Eqv Mercedes Benz Eqv
Mercedes Benz Eqv Mercedes Benz Eqv

El pasado 4 de septiembre arrancó la producción del Mercedes EQV en la fábrica de Vitoria, la versión electrifica del Clase Vde Mercedes-Benz, siguiendo así el camino de las furgonetas eVito y eSprinter de la firma de la estrella, pero manteniendo ese lujo y refinamiento extra que la convierten en un amplio monovolumen de gran formato cuyo principal objetivo son las flotas de hoteles o demás condiciones en las que requiera un vehículo VIP de alta capacidad, tal y como indican los alemanes en su nota de prensa.

Una bienvenida que se ha fraguado durante dos años

14
FOTOS

Sin duda alguna el inicio de producción de un nuevo modelo en una fábrica española es una buena noticia para nuestra economía, y más si se trata de una versión eléctrica como esta EQV, lo que le aporta un valor añadido en cuanto a tecnología y posible continuidad en el tiempo. Así, hasta que el día 4 de septiembre saliese el primer EQV de la línea de producción de la factoría de Vitoria han transcurridos dos intensos años en los que se han debido de implementar todos los requisitos técnicos en esa línea, además de formar al personal encargado de su fabricación, de forma que todo este conocimiento es el mismo que se aplica en la producción de la versión comercial eVito, alternándose en la fabricación de ambas modelos eléctricos con los de combustión.

Con ocho plazas y hasta 1.410 litros de maletero

Como hemos apuntado, el EQV es un Clase V eléctrico, que no es más que una furgoneta terminada con cuidadosos acabados y alta tecnología, para proporcionar una cantidad de espacio ingente a su comprador, bien sea en número de plazas (el EQV dispone de hasta ocho asientos) o en maletero (permite hasta 1.410 litros de carga), todo ello con una gran modularidad. Así, esta es la razón por la que se trata del vehículo favorito de grandes familias o de lujosos hoteles, donde les solventa la papeleta de transportar a sus cliente por la ciudad, que normalmente son un pequeño grupito, con todo su equipaje a modo de vehículo transfer, aplicación en la que una versión eléctrica encajaría como la más adecuada.

El Mercedes EQV está disponible con dos carrocerías diferentes, una versión corta de 5.140 mm de longitud, 3.200 mm de batalla y hasta 1.030 litros de maletero, y una versión larga que apenas implica merma en sus prestaciones, cuya longitud crece hasta los 5.370 mm, lo que supone un distancia entre ejes de 3.430 mm y los prometidos 1.410 litros de capacidad de carga.

Con 204 CV de potencia y más de 400 km de autonomía

Pero vayamos a la gran novedad, que no es otra que su motor eléctrico capaz de generar una potencia pico de 204 CV y 362 Nm de par motor enviados al eje delantero, el cual es alimentado por una batería de iones de litio de 100 kWh (90 kWh usables) con refrigeración líquida que trabaja a 400 V, y que le otorga una autonomía teórica cercana a los 420 km. Además, se encuentra situada bajo el piso, lo que le permite reducir la altura del centro de gravedad en pos de una mejor conducción y no restar epacio de carga. Asimismo, en nuestro país cuenta con una garantía de 8 años o 160.000 km.

Así, es posible recargarla en marcha mediante el sistema de frenada regenariva, permitiendo la llamada conducción a un solo pedal, siendo posible ajustar mediante las levas tras el volante la intensidad de esa frenada. En cuanto al tiempo de carga, Mercedes promete que usando un punto a 110 kW es capaz de pasar del 10 % al 80 % en sólo 45 minutos, necesitando un total de 10 horas para una carga completa (0-100 %) si recurrimos a un punto de carga mural de 11 kW.

Su sistema multimedia corre a cargo de una pantalla táctil de 10,25 pulgadas y la última versión MBUX, con interesantes funciones como una navegación inteligente que calcula la ruta de forma que se reduzca al mínimo los tiempo y paradas para recargar la bataría, además de poder activar el sistema de climatización de forma remota. Igualmente, es posible equiparla de forma opcional con la conocida suspensión neumática AIRMATIC, la cual adapta la altura y dureza en función del firme por el que se circula. ¿Su precio? Casi 80 mil euros (79.084 € la versión corta y 79.878 € la versión larga).

14
FOTOS

Vídeo destacado del Mercedes EQV