Este Mercedes GLA tiene más de 500 CV y el futuro del diferencial del Ford Focus RS

 |  @davidvillarreal  | 

Ya hemos hablado largo y tendido de una de las tecnologías más importantes para conseguir que el Ford Focus RS sea, quizás, el compacto deportivo más divertido del mercado. No solo hemos tenido ocasión de probarlo en el Ford, sino también en un envase más práctico, y menos radical, el del nuevo Opel Insignia GSI. Y es por eso que ahora no podemos hacer otra cosa que sorprendernos por la última tecnología que está probando GKN, el creador del diferencial del Focus RS y el sedán deportivo de Opel. GKN está probando un Mercedes GLA 45 AMG que ha sido transformado por completo, en un híbrido enchufable, con más de 500 CV de potencia y una versión experimental del sistema Twinster de GKN. ¿Pero por qué resulta tan sorprendente e ilusionante esta tecnología?

El diferencial GKN que hemos visto en Ford y Opel, en un Mercedes-AMG

GKN desarrolló Twinster, un diferencial que, situado en el eje trasero, podía actuar como el diferencial autoblocante presente en un deportivo de tracción trasera, y gracias a sus dos embragues, distribuir el par entre cada rueda, y hasta un 70% de la potencia total en el eje trasero. No es de extrañar que Ford lo escogiera para el deportivo que tanto nos ha hecho disfrutar en los últimos años, el Ford Focus RS. Y que Opel también confiara en esta tecnología para su nuevo Opel Insignia GSI, un sedán deportivo que necesitaba ser divertido, pero sobre todo efectivo, aún sin llegar a ser tan radical como el Focus RS.

Definitivamente, el sistema de GKN parecía una apuesta segura para cualquier deportivo que precisara ser efectivo, y divertido, y un sistema de tracción total. ¿Pero qué es lo próximo que ha preparado GKN?

Ya hemos probado el sistema GKN Twinster en dos coches de concepción deportiva,
el Ford Focus RS y el Opel Insignia GSI

Un Mercedes-AMG GLA 45 con más de 500 CV de potencia

GKN quería ir más allá y desarrollar un sistema de tracción total que se nutra de lo mejor de un híbrido enchufable. Para ello, escogió como donante un Mercedes-AMG GLA 45, que ha sido completamente transformado, con 1.344 piezas nuevas. GKN instaló su sistema Twinster en el eje delantero, integrado en la caja de cambios, mantuvo el motor de cuatro cilindros y 381 CV de potencia de Mercedes-Benz y eliminó el eje de transmisión hacia el eje trasero, porque no era necesario. Y sí, has leído bien, el Twinster de GKN tiene que digerir 381 CV de potencia en el eje delantero.

El eje trasero ha sido completamente sustituido, por lo que GKN denomina como eAxle, o eTwinsterX. Sin eje de transmisión, ni diferencial central, GKN ha encontrado sitio para unas baterías, que junto con un nuevo sistema de escape, y transformadores, se ha acoplado sobre un subchasis trasero nuevo, y por debajo y por detrás de los asientos posteriores.

Para rematar la faena, GKN ha instalado un motor eléctrico que entrega 163 CV de potencia máxima y que es capaz de distribuirla toda ella a una de las ruedas traseras. La electrónica ya se encargaría de supervisar la distribución óptima y alcanzar la máxima capacidad de tracción en este coche que podría funcionar como tracción trasera, en modo eléctrico puro; como tracción delantera; o con sendos motores, y sendos ejes, trabajando a la vez. No puntualizan si, al máximo rendimiento, ambos motores podrían entregar a la vez su potencia máxima, aunque entendemos que técnicamente sería posible.

Los diferenciales de GKN consiguen entregar 381 CV en el eje delantero y 163 CV – de un motor eléctrico – en el eje trasero

¿Veremos esta tecnología en el próximo Ford Focus RS?

De momento, el coche que ves en estas imágenes es un prototipo de pruebas, con el que GKN quiere demostrar las posibilidades de su tecnología. De momento no parece que vayamos a ver un Mercedes-AMG GLA con este sistema, con más de 500 CV de potencia, y con tecnología híbrida y enchufable, aunque nos consta que Mercedes-AMG está trabajando ya en la próxima generación de sus compactos deportivos, y en híbridos como el que ya conocimos en los nuevos Mercedes-AMG CLS.

Pero está claro que lo que hoy vemos como un prototipo de GKN, en unos años bien podría materializarse en el futuro de los compactos deportivos. Y que esta tecnología híbrida podría traer consigo algunos de los compactos deportivos más rápidos, potentes, eficaces y divertidos que hayamos probado jamás.

Y eso, en un momento que acaba de anunciarse el fin de la producción del Ford Focus RS, es un buen argumento al que agarrarnos. ¿Acabaremos viendo esta tecnología en la próxima generación del Ford Focus RS? Ojalá así sea. Y a derrapar, y a derrapar, que el mundo mañana se podría acabar.

Ver nuestra prueba del Ford Focus RS y nuestra prueba del nuevo Opel Insignia GSI.

Lee a continuación: El Lexus UX 250h ya está aquí: Lexus apuesta por coches híbridos para competir entre los SUV premium

El Ford Focus es un compacto que está disponible en carrocerías de 5 puertas y familiar (SportBreak)

  • Txesz

    Nada nuevo bajo el sol: así era el sistema Hybrid4 de Peugeot allá por 2010. Otra cosa es que no tuviese en mente ser algo prestacional…

  • Rhombus Steel Lobo

    Interesante, pero en mi opinión, absurdo, o tienes 163 cv en un pobre trasera o 381 cv en un sobrepotenciado delantera, y si lo quieres todo junto, no sé como quedaría el reparto de potencias en modo 4WD.

    Lo único interesante sería por el modo 4WD y reducir un poco emisiones por el motor electrico, aunque prefería que las potencias fuese al revés. Aunque mi comentario es sin catar el aparato, así que todo pinzas.