En los parkings del futuro más inmediato los coches circularán sin conductor… y las plazas serán aún más pequeñas

 |  @HerraizM  | 

En los últimos meses hemos asistido a una importante proliferación de los sistemas de aparcamiento remoto, con BMW, Audi y Mercedes como grandes protagonistas, ya sea desde avanzadas llaves, como en el caso del BMW Serie 7 o el BMW Serie 5 o desde el smartphone, como en el caso del Mercedes Clase E o del Audi A8. Estos sistemas sólo son un preámbulo, muy llamativo, de lo que se avecina: parkings inteligentes donde los coches circulan solos hasta plazas de aparcamiento que serán aún más estrechas y Daimler y Bosch quieren empezar a implantar este tipo de parkings en 2018.

Audi ya nos proponía hace años, en 2012, un parking de este tipo

Daimler y Bosch están trabajando juntos para desarrollar un parking sin conductores, un aparcamiento en que llegaremos con nuestro coche, nos detendremos en una zona delimitada, nos bajaremos del coche y desde nuestro smartphone daremos la orden a nuestro coche para que este aparque de manera autónoma.

Por supuesto esto exige que nuestro coche sea capaz de comunicarse con el parking, que guiará al coche hasta las plazas desocupadas apoyándose en otros asistentes a la conducción para solventar sin problema aquellas situaciones en las que nuestro coche se encuentre con algún viandante o con otro coche. Si lo pensamos bien asistentes como los controles de crucero adaptativos o los sistema de frenado de emergencia ya están lo suficientemente avanzados como para dar respuesta a este requerimiento.

Daimler y Bosch hablan de que ya existirá un parking de este tipo en 2018

Una vez necesitamos de nuevo nuestro coche sólo tendríamos que acudir de nuevo a uno de los puntos específicos y solicitar nuestra recogida desde el smartphone. Piensa por ejemplo en un supermercado, vas a comprar, le das la orden a tu coche de que aparque sólo y una vez has terminado de comprar vuelves al parking y le pides que te recoja.

¿El porqué de esta solución? Hacerle frente a uno de los grandes males de las ciudades, mal que se acrecentará aún más en el futuro: la falta de espacio y es que según anuncian Daimler y Bosch gracias a estos parkings se podrá aparcar un 20% más de coches en un mismo espacio al reducir la distancia entre coches, ya no necesitamos que exista hueco entre ellos para poder entrar o salir de nuestro coche.

Gracias a este sistema entrarán un 20% más de coches en los parkings:

Según han anunciado las marcas implicadas se espera que en 2018, a principios, se instale ya el primer parking de este tipo ahora bien, aún quedan unos cuantos años hasta que el parque móvil de nuestras ciudades sea lo suficientemente moderno como para que un número significativo de usuarios puedan acogerse a este tipo de tecnologías.

Lee a continuación: Este Miata sufre un grave trastorno de personalidad: es medio Mazda MX-5 de calle, medio MX-5 Cup