Opel Insignia GSi Sports Tourer: añade un poco de picante a tu sensata vida familiar

 |  @sergioalvarez88  | 

Admitámoslo, un familiar con motor diésel es un coche extremadamente sensato y práctico, pero poco pasional. Opel lo sabe, y ha querido añadir un poco de picante a tu sensata y estable vida familiar con todo un GSi. En concreto estamos hablando del Opel Insignia GSi Sports Tourer, la versión más potente y prestacional del familiar de Opel. Del Opel Insignia ya os hemos hablado largo y tendido, lo hemos probado y hemos dedicado un artículo a la versión GSi y carrocería Grand Sport. El Opel Insignia GSi Sports Tourer está disponible con dos motorizaciones, tanto diésel como gasolina, de entre 210 CV y 260 CV.

En el plano estético, el Opel Insignia GSi Sports Tourer implementa todos los extras de su hermano de cuatro puertas. Hablamos de un kit de carrocería específico, con grandes entradas de aire frontales, agresivos detalles en color plateado y llantas que en la unidad expuesta son de 20 pulgadas – envueltas en neumáticos deportivos. En la zaga nos encontramos con un spoiler, y de nuevo un paragolpes más agresivo, con dos salidas de escape que esperamos no sean falsas. El intenso color rojo de su carrocería es ya un icono en la marca, y sus orígenes se remontan a los primeros GSi de los años 80.

Con los asientos traseros abatidos, se logra un volumen máximo de carga de nada menos que 1.664 litros.

Los Opel Insignia GSi Sports Tourer han sido dotados de los motores más potentes de la gama Insignia. La gran novedad es que el nuevo motor 2.0 BiTurbo de 210 CV pasa a ser una de las opciones mecánicas de este familiar de altos vuelos. Este nuevo motor desarrolla un par máximo de 480 Nm a a 1.500 rpm y permite un 0 a 100 km/h de sólo 7,9 segundos. Recordemos en este momento que todos los Opel Insignia GSi están dotados de serie con una caja de cambios automática – de convertidor de par – de ocho relaciones, y un sistema de tracción total no permanente firmado por GKN, el mismo Twinster de los Ford Focus RS.

Los clientes que prefieran un motor de gasolina en su Opel Insignia GSi pueden optar por el 2.0 turbo de cuatro cilindros y 260 CV. Este motor de gasolina desarrolla un par constante de 400 Nm entre las 2.500 rpm y las 4.000 rpm. Este motor permite un 0 a 100 km/h de 7,5 segundos, una punta de 245 km/h y un consumo combinado de 8,7 l/100 km. En todos los Insignia GSi Opel ha instalado una suspensión adaptativa FlexRide 10 mm más cercana al suelo, así como un equipo de frenado firmado por Brembo, con discos de 345 mm de diámetro en el eje delantero. Poca broma, en definitiva.

Un detalle que no podemos evitar mencionar es un modo Competition en el selector de modos de conducción del “chasis GSi”. Es un modo en el que las ayudas electrónicas se relajan y el subviraje es activamente eliminado por el sistema Twinster – pero no lo llamemos “drift mode”.

Lee a continuación: ¡Potencia diésel! El Opel Insignia estrena una versión diésel de más de 200 caballos y tracción total

El Opel Insignia es una berlina grande, del tamaño de un Volkswagen Passat o un Ford Mondeo. Se ofrece en carrocerías de 5 puertas, familiar (Sports Tourer) y en edición especial familiar Country Tourer de aspecto campero

Ver todos los comentarios 2
  • Ferrari50

    Es leer GSI y erizarse el vello. Cuando los OPEL eran los “Ferrari” del momento. Precioso sin lugar a dudas.

    • cristian

      Pues no lo leas mucho porque en los nuevos cuando leas GSI y escuches CTDI se te va alisar el vello jejeje

El Opel Insignia es una berlina grande, del tamaño de un Volkswagen Passat o un Ford Mondeo. Se ofrece en carrocerías de 5 puertas, familiar (Sports Tourer) y en edición especial familiar Country Tourer de aspecto campero