Así funciona el coche bajo suscripción en una marca de gama alta y cómo dejaremos de comprar coches, para utilizarlos como servicio

 |  @davidvillarreal  | 

Se avecinan cambios realmente importantes, que transformarán por completo la forma en que utilizamos y compramos coches. Las marcas son conscientes de ello y de que su negocio no estará limitado nunca más a vender coches, y preocuparse del trabajo de post-venta, sino también a ofrecer servicios de suscripción, coches como servicio, en planes que se adecúen a las necesidades de sus clientes. Porsche nos propone uno de los mejores ejemplos posibles, de hacia donde se dirige la industria, y de los retos que han de afrontarse. Que los particulares dejen de comprar coches, pagándolos en mano, o financiándolos, para contratar planes de renting, es solo el principio. ¿Pero cómo funciona el coche bajo suscripción en una marca como Porsche?

Cambia de Porsche cuando quieras por 2.000 dólares al mes

Porsche ha lanzado diferentes servicios, de momento como programa piloto, en Estados Unidos. El primero de ellos se llama Porsche Passport y te ofrece acceso a una gama de vehículos Porsche en dos planes, el primero, de acceso, por 2.000 dólares al mes (1.718 euros al cambio actual), y el segundo con una cuota de 3.000 dólares al mes.

Tiene sentido que este tipo de programas que proponen coches como servicio, mediante suscripción, los inicien marcas de gama alta. Primero, porque sus precios aún es difícil que puedan justificarse en el presupuesto de cualquier comprador de coches de clase media. Segundo, por la flexibilidad que ofrecen para acceder a coches que, por decirlo de alguna forma, son poco prácticos. Un comprador no puede ver demasiado claro eso de tener un deportivo biplaza de 70.000 euros en el garaje, que no le sirve para viajar, para llevar a toda la familia, o para hacer la compra. Pero si por una cuota puede disfrutar en cualquier momento de un biplaza, y sustituirlo por un amplio SUV de lujo en cualquier momento que necesite más espacio, las cuotas comienzan a estar más que justificadas.

Porsche ya ofrece sus coches bajo suscripción en Estados Unidos, desde 1.718 euros, o incluso que sus clientes puedan alquilar su coche para obtener un rendimiento del tiempo en el que no lo utilizan

La flexibilidad, por lo tanto, es el mayor valor añadido del coche como servicio. Entrar en este tipo de planes de suscripción garantiza al cliente disponer de cualquier modelo de una gama de productos muy completa, que se adapten ya no solo a cambios de importancia en sus necesidades, sino a lo que quiera o necesite en cualquier momento.

Porsche y el coche compartido

Compartir tu coche con otros conductores, o utilizar un coche compartido con miles de conductores, es algo que hasta ahora difícilmente podríamos entender de una marca como Porsche. ¿Quién estaría dispuesto a prestar su Porsche a otros conductores? ¿Pagarías por utilizar el Porsche de alguien? Porsche cree que hay un servicio que demandan sus clientes y es por eso que acaba de lanzar en Estados Unidos un plan no menos innovador, su programa Host, en el que un cliente especialmente instruido por la marca cede su coche al conductor que quiera alquilar durante unos días un Porsche. Porsche quiere llegar con este servicio a todos sus entusiastas, a entrar por unos días en un mundo que hasta ahora estaba reservado a unos pocos, a contribuir a que los propietarios de un Porsche puedan probar puntualmente otros coches y a que los propietarios que ceden su coche puedan obtener un rendimiento económico que ayude a pagarlo.

Insistimos en que cuesta imaginar a clientes cediendo su flamante Porsche 911, aunque Porsche confía en que este programa piloto tenga éxito en Estados Unidos y pueda trasladarse a otros mercados. Pero no olvidemos que esto es solo el principio. Porsche ya está apostando por nuevos modelos de negocio que ayudarán a hacer un uso más racional de sus vehículos, a amortizar el tiempo que estarían parados en un garaje. Y no solo eso. Porsche piensa ya en una situación en la que el coche compartido será crucial para afrontar grandes retos para la movilidad, y en productos que han sido creados a la medida de esos retos, como el nuevo Porsche Taycan.

Lee a continuación: SEAT estrena sus coches compartidos, su car2go, en Barcelona

Ver todos los comentarios 4
  • Internecio

    Si el streaming de contenidos funciona, donde puedes pagar cientos de euros al año si te suscribes a varios, y realmente cuando dejas de pagar no tienes nada ¿por qué no con los coches? Los que renuevan Porsche cada 4 años, que es muy habitual dando el suyo por uno de segunda mano de km 0 en la propia casa, saldrán beneficiados económicamente con este sistema.

    A la larga siempre se pierde, igual que con el streaming. Si con todo el dinero abonado te dieran películas, en unos años tendrías un montón… Que podrías coleccionar, o vender. Pero has disfrutado de todo el catalogo temporalmente por menos dinero. Con los coches igual… A la larga, no tienes nada, ni puedes revender nada. Pero los que invierten bastante mas de 3.000€ al mes en ir pagando su Porsche, lo cambian por otro y siguen pagando… Se ahorrarán cuota.

  • Tannercillo

    La noticia deja muchas incógnitas sin resolver:

    La suscripción de 2.000 $ (Launch) es para los acceso de gama: 718 Cayman, 718 Cayman S, 718 Boxster, 718 Boxster S, Macan, Macan S y Cayenne. La de 3.000 $ (Accelerate) para: 911, 911 S, 911 4S, 911 Cabriolet, 911 Cabriolet S, Panamera 4S, Macan GTS y Cayenne S.

    Este servicio de “suscripción” es como sí fuese un alquiler en el puedes cambiar de coche dentro de cuando lo necesites, vamos que ellos se encargan del mantenimiento y del seguro.

    Puedes cambiar de coche las veces que quieras durante el uso de este servicio.

    No hay límite de kilometraje.

    No se habla específicamente de si se permite su uso en circuito, pero sí se dice que por tu seguridad recogen datos de uso del vehículo, por lo que sabrán el uso que le has dado.

    https://www.porschepassport.com/faq

  • Javier Cabrera Garcia

    Puff, con lo que me cuesta encontrar la postura en el coche… Eso no es para mí, jajajaja.

  • Alcas

    A veces las propias marcas crean los mismos problemas que tratan de solucionar. Seguramente a casi nadie se le pasó por la cabeza, y algunos menos llegaron a considerarlo realmente importante. Creo que como alternativa secundaria puede estar bien para aquellos que no lleguen o estén dispuestos a asumir el nivel económico necesario para andar cambiando de vehículo o tener una colección, pero dudo mucho que Porsche o cualquier otra marca logre estirpar por completo el concepto de propiedad privada de la mente de sus clientes.

    No hablamos sólo de objetos, también de pasión.