Exagerado hasta en el precio: el Rolls-Royce Cullinan promete ser el SUV más caro del mundo

 |  @ClaveroD  | 

Hace tan solo unas horas que conocimos al Rolls-Royce Cullinan, el primer SUV de Rolls-Royce y archienemigo de Bentley Bentayga y Range Rover. Pues bien, la guerra entre los 3 aspirantes a SUV más lujoso, excesivo y caro del mundo parece haber terminado, y es que Rolls-Royce ha anunciado que el Cullinan será el SUV más caro del mundo y además lo hará con bastante margen con respecto a sus rivales. En Rolls quieren otorgar a su nuevo SUV la máxima exclusividad y ello es algo que obliga a colocar el precio de partida muy por encima de sus rivales.

El Rolls-Royce Cullinan quiere doblegar a la competencia a base de exageración, y eso también incluye el precio

Precio del Rolls-Royce Cullinan

Por el momento no se han comunicado tarifas oficiales para los diferentes mercados donde será comercializado el Rolls-Royce Cullinan, algo que viene motivado por la llegada al mercado del modelo no antes de finales de este 2018. Aún así, durante la presentación del lujoso SUV, Torsten Mueller-Oetvoes como CEO de Rolls-Royce sí que ha confirmado que el objetivo de la firma británica es posicionarlo muy por encima de sus directos rivales, posicionamiento que llevará a encontrar un precio base de alrededor de 284.000 euros en Reino Unido. Para hacernos una idea, el Bentley Bentayga arranca en los 154.000 euros en ese mismo mercado, rondado los 180.000 en el caso del Lamborghini Urus.

EE.UU. y China serán los mercados más importantes para el Cullinan

Hablamos sin lugar a dudas de un precio sensiblemente más alto que lo visto en su competencia, pero que en Rolls-Royce están convencidos de que será pagado dado el interés de sus clientes por este primer SUV. El principal mercado para el Rolls-Royce Cullinan será EE.UU., el mercado que a día de hoy más Rolls-Royce compra y que incluso se espera aumente su cuota dado el éxito de los SUV allí. Aún así, en Rolls también señalan la importancia de China, un mercado muy rentable con un crecimiento positivo año tras año y que además ofrece buenas perspectivas de ventas, destacando además el interés de este mercado por todo cuanto tiene que ver con la personalización.

En en el apartado de ventas globales Rolls-Royce aspira a incrementar de forma considerable su producción, producción que en 2017 se ha movido en torno a las 4.000 unidades. Con la llegada del Cullinan al mercado Rolls-Royce aspira a incrementar esa cifra hasta al menos 6.000 unidades, aunque la marca se ha mostrado cauta en la revelación de cifras ya que el modelo todavía no ha comenzado a ser fabricado a ritmo “normal” aunque sí que se habla de un importante número de reservas en firme.

Lee a continuación: Rolls-Royce Cullinan: el exceso hecho SUV para batir a Bentayga y Range Rover