comscore
MENÚ
Diariomotor
Movilidad

3 MIN

Parece que finalmente no subirá el diésel, pero los PGE esconden otra sorpresa que te afectará sí o sí

Accidente Colision Triangulo Coche 0619 01

Los últimos movimientos políticos para poder aprobar en firme los Presupuestos Generales del Estado (PGE) nos hacen pensar cada vez más que la subida al diésel no se materializará, pues ahora es el PNV quien está condicionando su necesario apoyo a ello. Sin embargo, tras esa mediática subida de impuestos se esconde otra que afectará a todos los conductores sin discriminación alguna, y no es otra que un incremento del 2 % en la prima del seguro.

El seguro obligatorio subirá un 2 %

Si bien la famosa y mediática subida al diésel ha acaparado todos los flashes en lo que a los Presupuestos Generales del Estado se refiere, y que como ya confirmó parte del Ejecutivo de coalición, se esperaba que fuese usada como moneda de cambio, tal y como apuntaba el diario 20minutos. Sin embargo, esta subida, aún entrando en vigor, podríamos decir que era "esquivable", comprando un coche gasolina, híbrido, eléctrico o poniendo en marcha algunos consejos para ahorrar combustible o encontrar el más barato.

Por contra, la subida de impuestos que te afectará sí o sí es la del 2 % al seguro obligatorio que todo coche debe disponer. Así, tal y como recoge La Vanguardia, "los nuevos presupuestos prevén una subida de un 6% al 8% del tipo de gravamen del impuesto sobre las Primas de Seguro." Sobre ella la ministra de Hacienda María Jesús Montero la defendió haciendo hincapié en que es la primera vez en 20 años que se sube este impuesto, y aún así seguiríamos estando muy por debajo de la media europea. Sea como fuere, estamos hablando de una cantidad muy pequeña, menos de 10 € al año en la mayoría de los casos, pero ineludibles en todos ellos, pues circular sin seguro supone una infracción muy grave sancionada con una multa entre 601 € y 3.005 €.

Las posibilidades de que el incremento al diésel prospere cada vez son menores

Nuestro cometido no es hacer análisis políticos, pero lo que sí está claro es que este Gobierno de coalición necesita sumar apoyos parlamentarios de otras formaciones políticas para los PGE, y que en un primer momento Ciudadanos, y ahora el PNV, los están condicionando a no llevar a término la mencionada subida. Así pues, y si sus posiciones no cambian, a muy buen recaudo que el incremento de 3,8 céntimos por litro repostado no llegará a los surtidores el próximo año, lo que será acogido con los brazos abiertos por todos los ciudadanos, que de media se ahorrarán unos 30 € anuales, y sobre todo por sectores como el del transporte, aunque ello implica que Hacienda deje de recaudar los 500 millones de euros que tenía previsto.

Obviamente, asociaciones y formaciones de corte ecologista se posiciona en contra de ello, pues defienden la equiparación del diésel a la gasolina con el objetivo de reducir el impacto medioambiental. Con un envejecido parque móvil que ronda los 13 años, y en su mayoría formado por vehículos diésel, es cierto que se está perdiendo una oportunidad visto desde esa óptica, como también es cierto que un diésel moderno contamina lo mismo o incluso menos que un gasolina, y que incentivos como el Plan MOVES II para la compra de vehículos eléctricos puedan ser otro catalizador para conseguir esos objetivos.

Fuentes: La Vanguardia | El Mundo