CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

2040: el año en el que sólo se podrán comprar coches eléctricos (y de hidrógeno) en España

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 31 May 2021
Coche Electrico No Caro  01
Coche Electrico No Caro  01

El pasado día 21 de mayo se publicaba en el BOE la Ley 7/2021 de cambio climático y transición energética, un texto que bien podría pasar por una declaración vacía cargada de intenciones, pero que en realidad marca un antes y un después en el sector del automóvil, y es que a partir del año 2040 sólo podrán comprarse coches nuevos con cero emisiones de dióxido de carbono.

Imágenes del CUPRA Born, el primer eléctrico de la firma española
6
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Para el año 2050 se pretende conseguir un parque móvil libre de emisiones directas de CO2

En el Título IV de la citada ley se expone que el objetivo final perseguido es conseguir un parque móvil de turismos y vehículos comerciales ligeros libres de emisiones directas de CO2 para el año 2050 según lo acordado a nivel europeo. Es por ello que desde el año 2040 sólo se podrá comprar coches nuevos con mecánicas eléctricas o de pila de hidrógeno, ya que se habla explícitamente de 0 g de C02/km, lo quiere decir que tampoco habrá cavidad para los híbridos enchufables, pues a pesar de contar con la etiqueta CERO de la DGT, no están libres de emisiones directas.

Obviamente se trata de un objetivo muy ambicioso, para lo cual el Ejecutivo plantea varias medidas que ayuden a alcanzarlo al margen de incentivar la compra de este tipo de vehículos con estrategias como el Plan MOVES III. La primera de ellas entrará en vigor en 2023 y se trata de planes que fomenten la movilidad sostenible en poblaciones con más de 50.000 habitantes, lo que se traduce básicamente en zonas de bajas emisiones con acceso limitado o restringido al estilo de Madrid Central.

Los híbridos y los híbridos enchufables (PHEV) tampoco tendrán cavidad más allá del año 2040.
Peugeot 508 SW en su versión PHEV de 225 CV

Asimismo, también se habla de apoyar la puesta en marcha de proyectos de I+D+i de la mano del sector que favorezcan la expansión de este tipo de vehículos libres de emisiones, así como aumentar la red de puntos de carga obligando a ciertas gasolineras (en función de los tipos de carburantes ofertados y el consumo anual de los mismo) a contar con cargadores de hasta 150 kW de potencia. Además, también se plantea introducir en el CTE (Código Técnico de la Edificación) un apartado en el que se indique que cualquier edificio de nueva construcción o con una reforma considerable deba contar con ellos.

¿Podrán seguir circulando los coches diésel y gasolina?

Sin embargo, la pregunta del millón es si a partir de ese año 2050 podrán seguir circulando coches con motores diésel y gasolina. Todos aquellos matriculados como vehículos históricos no deberían tener ningún problema, y en cuanto a los demás, no parece posible que la Ley pueda obligar a alguien a achatarrar su vehículo si este está al día en sus obligaciones técnicas (ITV) y tributarias.

Medidas como un posible peaje en autovía a vehículos con motor de combustión interna impulse el cambio a lo eléctrico

Así, lo más probable es que para conseguir ese parque libre de emisiones se opte por la vía de "poner palos en la rueda", es decir, implantar mayores restricciones y trabas para que el consumidor opte por pasarse a lo eléctrico. Entre ellas podemos citar la subida de impuestos al diésel, revisión al alza de la fiscalidad del automóvil (impuesto de circulación, precio de la ITV, etc.), así como incluso rescatar el proyecto de autovías de pago, en este caso aplicable sólo a coches, motos y furgonetas con motores de combustión interna.