comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

6 MIN

Primera prueba del Renault Koleos 2018: un SUV con aroma clásico

renault-koleos-mdm-5

La primera vez que conocimos al Koleos de Renault fue en 2008, momento en el que se lanzó su primera generación. Nunca ha sido un modelo que haya destacado por su estética, algo con lo que la firma del rombo quiere romper con la llegada del nuevo Koleos, un modelo completamente nuevo basado en el Nissan X-Trail, que hemos probado en tierras escandinavas.

La francesa Renault muy fuerte por el segmento SUV en los últimos años. Y es que si exceptuamos el lanzamiento de la primera generación del Koleos en el año 2008, la firma del rombo no ha entrado fuerte en este tipo de vehículos hasta el año 2013, cuando lanzó el Captur, un pequeño SUV-B que rápidamente se ha convertido en un enorme éxito. Tras él, en 2015, asistimos al lanzamiento del Kadjar, y no ha sido hasta ahora cuando Renault ha decidido renovar su apuesta por el SUV más grande, el Koleos, que se presenta en una segunda generación completamente nueva.

Un diseño más robusto y serio

La nueva generación del Renault Koleos apuesta por un diseño mucho más robusto, más formal que el de su antecesor. Con un indudable aire de familia, el nuevo Koleos se presenta como una alternativa clásica, relativamente cuadrada, dentro de un segmento en el que el "dinamismo" en el diseño está también a la hora del día.

El diseño del Koleos destaca sobre todo por un frontal muy rotundo, extremadamente similar al del Talismán, la nueva berlina buque insignia de la marca. Se mantienen de esta manera los elementos clave de los actuales Renault, con una parrilla grande, llena de aditamentos cromados, un gran logo central y unos grupos ópticos con tecnología LED y la ya conocida firma lumínica en forma de C.

El diseño del Koleos recuerda fuertemente al del Talismán Sport Tourer

La vista lateral recuerda poderosamente a la del Talismán Sport Tourer, la carrocería familiar del Talismán, aunque cuenta con algunos detalles diferenciadores como un listón cromado en la aleta delantera o unos tiradores cromados. No faltan tampoco las molduras decorativas cromadas en la parte inferior de las puertas o las barras del techo con acabado satinado. La robustez SUV la encontramos en los pasos de rueda, rematados con un plástico negro texturado.

La zaga del Koleos guarda de nuevo un gran parecido con la de la versión familiar del Talismán, con unos grupos ópticos prácticamente idénticos y, de nuevo, la firma lumínica LED. El portón del maletero puede contar con accionamiento eléctrico. No faltan las cada vez más populares -desgraciadamente- molduras que simulan la presencia de las salidas de escape.

19
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Espacio a raudales y buena calidad percibida

En Renault lo tienen claro, el Koleos no va a contar en ningún momento con opción de 7 plazas, algo que choca con la tendencia del segmento e, incluso, con las posibilidades del X-Trail, modelo del que deriva y que sí cuenta con dicha opción. La marca francesa ha decidido centrar su apuesta en cinco plazas cómodas y amplias y en un maletero muy capaz con hasta 624 litros de capacidad.

El habitáculo del Koleos está infinitamente mejor rematado que el de su antecesor, algo lógico si tenemos en cuenta las diferentes variables que han influido en el desarrollo del nuevo Koleos. En general las líneas del salpicadero recuerdan al de las últimas creaciones de Renault, con un diseño agradable a la vista y un eje central en forma de pantalla sobre el que se articulan el resto de elementos.

El Koleos echa mano de las estanterías de Renault, utilizando numerosos componentes ya conocidos como la instrumentación, el volante, los mencionados sistemas multimedia o los mandos de control del sistema de climatización. No obstante, se pueden detectar también ciertos elementos tomados del Nissan X-Trail, como los mandos de los elevalunas o el plafón de iluminación interior.

Los materiales utilizados en su construcción son, en general, de buena calidad, con revestimientos acolchados en la parte superior de puertas y salpicadero, o elementos tapizados en cuero dependiendo de la versión. Los asientos pueden tapizarse con una piel de buen tacto, contando también con calefacción y ventilación, aunque no se ofrece ni como opción la posibilidad de masaje.

Una dinámica consistente con capacidades camperas

El Koleos se sigue fabricando en Corea del Sur, aunque utiliza la plataforma modular CMF C/D que encontramos en otros modelos de Renault como el Talisman o la Espace, así como en el propio Nissan X-Trail. Su puesta a punto está enfocada al confort, con una utilización centrada en los largos viajes por carretera, situación en la que el Koleos brilla.

En una utilización normal, el Koleos se comporta como cualquier otro Renault, con una dinámica cómoda y segura que hace que rápidamente nos sintamos como en casa. La suspensión es capaz de contener con eficacia los movimientos de la carrocería, manteniendo además un alto grado de comodidad.

Este nuevo Renault es capaz además de enfrentarse con solvencia a ciertas escapadas fuera del asfalto, gracias a unos ángulos de ataque y salida de 19 y 26º respectivamente y una altura libre al suelo de, como máximo, 21 centímetros. El Koleos puede equipar un sistema de tracción integral denominado ALL MODE 4x4-i, con tres modos de funcionamiento: 2WD, AUTO y 4WD LOCK, que bloquea el reparto de potencia entre ejes al 50% hasta un máximo de 40 km/h.

Sólo habrá dos motores, ambos diésel

Este gigante del rombo va a llegar a nuestro país propulsado únicamente por motores diésel. La firma francesa así lo ha decidido tras analizar el comportamiento del segmento, en el que el 90% de las ventas corresponden a motores de gasóleo. Así, el Koleos montará dos propulsores ya conocidos dentro del grupo Nissan-Renault, un 1.6 dCi de 130 CV y un 2.0 dCi de 177 CV.

La unidad de 130 CV sólo está disponible con cambio manual de 6 relaciones y tracción delantera, mientras que el más potente se podrá escoger con tracción delantera y cambio automático, con tracción integral y cambio manual y con tracción integral y cambio CVT X-Tronic. En la vida real, el motor de 130 CV mueve con suficiencia al Koleos, y la diferencia de prestaciones respecto al motor más potente es muy pequeña como para escoger el propulsor más grande, a no ser que queramos tracción integral, en cuyo caso no hay más remedio que lanzarse al 2.0 de 175 CV.

¿Cuándo llega? ¿Cuánto cuesta?

El Koleos está ya disponible en los concesionarios de la marca, por lo que ya se pueden efectuar pedidos. Su precio de partida en nuestro país es de 28.390€,  correspondientes al 1.6 dCi con acabado INTENS. El 1.6 dCi está también disponible con acabado ZEN, con un precio de 30.623€. Si optamos por el motor más grande, el precio de acceso es de 32.948€, y si nos vamos a la variante más lujosa, pagaremos algo más de 41.500€ por un Koleos dCi 175 X-Tronic 4x4 Initiale Paris.