CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

4 MIN

No habrá un SEAT Ibiza Cupra, ¿pero qué hay de un posible SEAT Arona Cupra?

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 26 May 2017
seat-LEON-CUPRA-108-
seat-LEON-CUPRA-108-

Hace unos días en este espacio os hablábamos del futuro del SEAT Ibiza Cupra. El utilitario deportivo español por excelencia no tendrá una continuidad en la presente generación del SEAT Ibiza, debido a la escasa rentabilidad esperada para esta versión de nicho. La noticia no ha sentado bien a los aficionados a la marca, pero me resisto a perder la esperanza. La familia Cupra tiene de momento el futuro asegurado, y ese futuro podría tener residir en el segmento B-SUV: en el SEAT Arona. ¿Qué posibilidades reales hay de que la marca lance un SEAT Arona Cupra? ¿Tendría sentido en su portafolio?

El SEAT Arona se lanzará en apenas unos meses y estará construido sobre la nueva plataforma modular MQB A0.

Antes de proceder con el artículo, quiero dejar claro que en este artículo estamos especulando - con fundamento, pero especulando al fin y al cabo - sobre un coche que no existe, y que puede que nunca lo haga. Vayamos a los hechos: quedan apenas meses para que SEAT lance el nuevo Arona, una de las apuestas más fuertes de SEAT, con potencial para incluso superar las ventas del propio Ibiza. Es un SUV del segmento B, basado en la nueva plataforma modular MQB A0, y dotado de un diseño más marcado que el Ibiza, en que se basa también a nivel de tecnologías y motores. Es un superventas en ciernes.

51
FOTOS

Tras haber probado el nuevo SEAT Ibiza en su versión FR de 150 CV, me queda claro el tremendo potencial de la plataforma. También eché de menos algo de picante, una puesta a punto algo más radical. Me quedé con la miel en los labios. Si somos pragmáticos, el SEAT Arona no tendrá una versión Cupra. En el fondo no es más que "un Ibiza SUV", y por tanto, se le debería aplicar la misma estrategia de producto que al utilitario. El tope de gama sería un SEAT Arona FR con una potencia de 150 CV, siendo las versiones más vendidas las diésel y gasolina de 115 CV, con motores 1.0 TSI y 1.6 TDI.

SEAT ha vuelto a los beneficios, pero parece que en este retorno a la rentabilidad ha perdido proyectos más arriesgados y pasionales. Proyectos no tan rentables, pero que contribuían a lograr una imagen de marca joven, dinámica y pasional. Hoy por hoy, SEAT posee una imagen mucho más seria que hace apenas cinco años, dictada por las demandas del mercado. No les culpo: no son una ONG, son una empresa cuyo objetivo es ganar dinero. No obstante, con el lanzamiento del nuevo SEAT Arona, los de Martorell tienen una oportunidad de oro para devolver la denominación Cupra al segmento donde nació.

El segmento de los SUV pequeños de altas prestaciones es territorio relativamente virgen: Nissan cuenta con los Juke NISMO y MINI ha estado presente con sus Countryman JCW, ahora ya pertenecientes al segmento compacto. Ya que el Grupo Volkswagen está abierto a lanzar coches como el Volkswagen T-ROC R o el SEAT Ateca Cupra, tienen una oportunidad de oro para dar un puñetazo en la mesa, con un B-SUV "GTI" sin apenas rivales. Personalmente, ya me estoy imaginando el motor 2.0 TSI de 200 CV que moverá al SEAT Arona Cupra, con una estética agresiva y una puesta a punto radical, única en el segmento.

Un buen B-SUV de altas prestaciones podría reconciliar a los más "petrolhead" con un segmento que tradicionalmente han denostado.

SEAT podría matar dos pájaros de un tiro, compensando además la ausencia de un SEAT Ibiza Cupra. Al menos, nos demostraría que SEAT no ha abandonado a una parte importante de su base de clientes más tradicional.

Vídeo destacado del SEAT Arona