comscore
MENÚ
Diariomotor
Ford

6 MIN

¿Está el Shelby Mustang GT350 preparado para circuito? Propietarios demandan a Ford por fraude tras problemas de sobrecalentamiento

shelby_gt350_DM_2017_2

Aunque en nuestro país sólo están disponibles los Ford Mustang con motorización 2.3 EcoBoost de 314 CV y el Mustang GT con el V8 de 5.0 y 418 CV, en el mercado local del pony car se venden dos versiones que son la envidia en los países donde no podemos disfrutar de ellos. Me refiero a los Shelby Mustang GT350 y GT350R, las versiones más potentes y radicales de la actual generación del Mustang. Ford los vende como coches enfocados a los circuitos, y a priori están preparados para ello, pero varios propietarios consideran que es un fraude y han demandado a la marca por ello. ¿Cuál es el problema de los Mustang en circuito?

Problemas de sobrecalentamiento y una demanda colectiva: el Mustang GT350 no es para circuitos

Propietarios del Shelby Mustang GT350 en Estados Unidos han presentado una demanda contra Ford en la que acusan a la marca de fraude y violación de la garantía. Esta acción viene motivada a causa de repetidos problemas de sobrecalentamiento ocurridos en los Shelby Mustang GT350 cuando sus propietarios lo meten en circuito. Aunque Ford vende el coche como track-ready, o preparado para circuito, al parecer este modelo carece de un sistema de refrigeración para el diferencial trasero y la transmisión a la altura de las circunstancias.

Las consecuencias directas son varias: por un lado, la seguridad de los usuarios del circuito y, por otro, la experiencia de usuario para los clientes. Fruto del rápido sobrecalentamiento, los Mustang GT350 activan una especie de modo seguro en el que para prevenir daños mayores a la mecánica, el coche restringe la potencia y, por ende, la velocidad disminuye muy notablemente. De ocurrir en plena pista, esto podría ocasionar un accidente por lo inesperado de la deceleración o, cuanto menos, un susto importante para los demás pilotos.

Pero no sólo en circuito. En la demanda señalan que son numerosas las quejas de propietarios sobre este mismo tema, y alegan que una transmisión o diferencial trasero dañados podrían activar el Limp Mode (el modo seguro antes mencionado) y suponer un problema no sólo en circuito sino también en carretera abierta, con el consecuente peligro que conlleva. Al parecer, los cambios en el modelo 2017 del GT350 no han tenido el efecto suficiente.

Sin tonterías: los propietarios reclaman la devolución íntegra del precio de sus Mustang GT350

Propietarios acusan a Ford de fraude por vender el GT350 como coche para circuito un modelo a sabiendas de que no está lo suficientemente preparado para las pistas

A diferencia de países como el nuestro, donde las demandas colectivos son rara avis, en Estados Unidos este tipo de actuaciones son habituales -y si no, que se lo digan a Volkswagen y el fraude con el diéselgate-. Esta demanda por parte de los propietarios del Mustang GT350 exige la devolución del importe íntegro del vehículo (el Shelby Mustang GT350 parte de los 56.415 dólares en EE.UU.), así como una indemnización por los daños causados y la pérdida de valor de los coches consecuecia de este problema.

También se exige que se solucionen los problemas a los coches afectados y se acusa a Ford de haber vendido los coches como aptos para circuito a sabiendas de que no lo eran. Algo de lo que Ford tiene difícil defensa puesto que la marca del óvalo incluso ofrece la GT350® Track Attack, una experiencia de conducción para que los clientes expriman sus habilidades al volante en circuito a bordo de los Shelby Mustang GT350 y GT350R.

Esta última versión, la GT350R, más radical y verdaderamente enfocada a circuito, no se menciona en ningún momento en la demanda al no haber casos conocidos con este problema. Ford de momento no se ha pronunciado públicamente.

Fuente: CarScoops

En Diariomotor:

Vídeo destacado del Ford Mustang