CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

6 MIN

Skoda Enyaq iV, a prueba: ¿el mejor coche eléctrico para usar en familia y ocio?

David Clavero | @ClaveroD | 16 Jun 2021
Skoda Enyaq Iv Prueba Portada David Clavero
Skoda Enyaq Iv Prueba Portada David Clavero

Skoda se ha propuesto reinventar el coche familiar en clave eléctrica, y el resultado ha sido el Skoda Enyaq iV. Este rival directo de coches como el Volkswagen ID.4 o el Tesla Model Y ya ha caído en nuestras manos, y por ello ya tienes aquí nuestra primera prueba en vídeo con el Skoda Enyaq iV. Con un precio de compra que arranca en los 29.900 euros en el mejor de los casos, este Skoda Enyaq iV puede ser tu primer coche eléctrico y te vamos a explicar el porqué.

El Skoda Enyaq iV es, ante todo, el regreso de un tipo de automóvil que creíamos ya extinguido. Hablamos del monovolumen, y aunque su diseño y planteamiento no es totalmente fiel a esa idea, en sus 4.659 mm de largo es fácil adivinar esa filosofía. Su diseño sigue claramente las tendencias SUV que impone el mercado, y por ello su diseño cuenta con rasgos marcados, una altura libre al suelo superior a la de un turismo, llantas de hasta 21" enmarcadas en pasos de rueda bien definidos, ópticas LED con mucha personalidad y hasta una parrilla iluminada (Cristal Face opcional) que es el rasgo de diseño más llamativo y característico del modelo.

Pero más allá de esta estética, donde además encontramos un altura de 1.616 mm y un ancho de 1.879 mm, lo que de verdad importa en este eléctrico está en el interior. Es en el habitáculo donde Skoda más énfasis ha hecho, apostando por esa idea de salón de casa rodante donde priman el confort, la tecnología y el espacio. En primer lugar, la composición del habitáculo llama la atención por el uso de unas formas limpias, sencillas y hasta cierto punto minimalistas. La construcción es de buena calidad en términos generales, si bien los remates en negro piano, los detalles cromados y algunos plásticos de las puertas podrían ser mejorables.

102
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El diseño de este interior ha sido pensado para ofrecer una atmósfera muy personalizable a través de diferentes ambientes, afectando esto a los materiales empleados, los tapizados, las molduras e incluso los colores. En nuestra unidad de pruebas, tapizada en piel negra con pespuntes en contraste de color marrón, encontramos unos buenos acabados, especialmente en los asientos que son, sin duda, el punto más destacable por su comodidad. Esa comodidad se traslada igualmente a las plazas traseras y a la conducción, pues el Enyaq es un coche que ofrece una conducción muy bien aislada del exterior.

La componente tecnológica del Enyaq iV es fuerte, y ello se demuestra con el cuadro de instrumentos digital de 5,3" apoyado por un HUD con realidad aumentada, además de una enorme pantalla táctil de 13" como sistema de infoentretenimiento. La apuesta multimedia se hace por todo lo alto y la experiencia en lo visual, conectividad y en rendimiento es sobresaliente. Otro punto que me ha gustado especialmente es la presencia de accesos directos físicos a funciones como el climatizador, que si bien sigue obligando a ser controlado a través de la pantalla, por lo menos ya no nos condiciona a la "barra" táctil bajo la pantalla que no tiene retroiluminación.

El espacio en todas las plazas es amplio, permitiendo acomodar 5 adultos sin demasiados problemas, aunque la plaza central trasera es más recomendable para niños. Y hablando de las plazas traseras, además de doble anclaje ISOFIX, contamos con asientos laterales calefactables, climatizador independientes, doble toma de carga USB tipo C, aireadores individuales y parasoles integrados en las ventanas. Y en cuanto a maletero, el Enyaq consigue una buena nota con 585 litros de volumen, que pueden ser ampliables 1.710 litros si abatimos los respaldos traseros.

La gama del Skoda Enyaq cuenta con 4 versiones a la venta, 4 variantes que se articulan en función de la batería y el motor eléctrico que ofrecen. De este modo, el Enyaq 60 iV (40.500 euros) es la versión de acceso con batería de 58 kWh, motor eléctrico trasero de 170 CV y autonomía de 400 Km. Un peldaño por encima se sitúa el Enyaq 80 iV (46.500 euros) con batería de 77 kWh, motor eléctrico trasero de 204 CV y autonomía de 510 Km. Si seguimos subiendo en la gama aparece el Enyaq 80X iV (49.500 euros), empleando una batería de 77 kWh, doble motor eléctrico con 265 CV y una autonomía de 470 Km. Para terminar está el Enyaq vRS iV, una verisión que todavía no está a la venta, pero que promete alcanzar los 306 CV de potencia máxima.

La recarga de las baterías del Enyaq es compatible con potencias de hasta 11 kW en corriente alterna (AC), o hasta 100/125 kW en corriente continua. Los tiempos de recarga para estas conexiones serán de 6 a 8 horas en AC, y entre 33 y 36 minutos para restaurar el 80% en DC. Como punto positivo en el Enyaq iV, los cables de carga para toma schuko y mennekes son incluidos de serie, contando además con un compartimento de almacenamiento específico bajo el maletero.

Una vez pasamos a la conducción, el Skoda Enyaq iV que pudimos probar para traeros esta primera de contacto fue la versión 80 de 204 CV. Esta configuración es a todas luces la más interesante de la gama por su relación precio/potencia/autonomía. Tras recorrer diferentes tramos y a muy distintos ritmos, el punto que más destacó el Enyaq fue su confort, una cualidad que llega a través de cómo este eléctrico aisla a los pasajeros del exterior y al setup del vehículo para filtrar las imperfecciones del firme. Es cierto que los asientos también ayudan, al igual que una dirección bastante desconectada del eje delantero para reafirmar este carácter.

No hay dudas de que Skoda ha querido primar esa sensación de confort sobre todos los aspectos, algo que casa a la perfección con el enfoque del coche. Aún así, también es justo señalar que en ningún momento el Enyaq iV se mostró torpe en reacciones, pues su bajo centro de gravedad y tarado le permiten encadenar curvas a cierto ritmo. Si buscamos un perfil y reacciones más deportivas, estamos obligados a acudir a las versiones Sportline o vRS. Los 204 CV y 310 Nm me resultaron una potencia adecuada para el Enyaq, si bien no regalan sensaciones destacables en aceleración, pues es ahí donde salen a relucir las 2 toneladas de peso que alcanza en báscula este eléctrico. Por contra sí que pudimos hacer unos primeros cálculos de autonomía aproximada, encontrando que sobrepasar los 400 Km de autonomía real parece ser bastante factible en una conducción mixta, por lo que en ciudad es posible que nos acerquemos más a esos 500 Km homologados.

El precio del Skoda Enyaq, que arranca en 40.500 euros para la versión más asequible 60, puede verse sensiblemente rebajado gracias a los descuentos comerciales por promoción y financiación, además de las ayudas del plan Moves. Sumando todos los descuentos y ayudas posibles (10.600 euros), el Enyaq 60 iV se quedaría en 29.900 euros. Sigue sin ser un precio bajo, pero lo cierto es que Skoda ha creado un eléctrico muy sensato y bien equipado desde su verisón más asequible.

Vídeo destacado del Skoda ENYAQ iV

0