Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

El sucesor del McLaren F1 tendrá precio de Bugatti Chiron (y aún así ya están todos vendidos)

 |  @davidvillarreal  | 

Todavía no sabemos su nombre, no conocemos su aspecto, no tenemos demasiados datos oficiales acerca de sus prestaciones y aún menos si será rápido, divertido, o cómodo, aunque entendemos que lo será. El proyecto BP23, el sucesor espiritual del McLaren F1, llegará a la calle en 2019. Mientras tanto, una tensa espera hasta su presentación, aderezada con rumores, y un goteo de informaciones oficiales que comenzó con su anuncio oficial en noviembre de 2016. El último dato, su precio. El sucesor del McLaren F1 arrancará sobre los 2 millones de libras esterlinas en Reino Unido, que en euros vendrían siendo algo más de 2,3 millones de euros, al cambio actual, y un precio muy parecido al del nuevo Bugatti Chiron. Y de nuevo, sorprende, que eso no haya impedido que 106 clientes ya hayan reservado el suyo, depositando decenas de miles de euros para ello.

Al llegar a oídos de sus clientes el rumor de que estaban trabajando en un sucesor espiritual del McLaren F1, los de Woking no tuvieron más remedio que planificar una tirada de 106 unidades

Y es que McLaren pronto se percató de que un producto de estas características tendría gran éxito entre sus clientes. Aunque inicialmente solo habían planificado fabricar una unidad, de un sucesor natural del McLaren F1, con tres plazas, y unas cifras de escándalo, a encargo de un cliente que permanece en el anonimato, McLaren tuvo que anunciar una tirada mayor para satisfacer la demanda y el interés de más de cien clientes. Como ya decíamos hace unos días, nadie sabe guardar un secreto, y al conocer que McLaren estaba preparando un hiperdeportivo, muchos clientes hicieron sus gestiones para asegurarse de que esa pieza acabaría en su garaje.

Así las cosas, McLaren aumentó la producción hasta llegar a las 106 unidades que se han planificado finalmente, y que son exactamente la misma cifra que alcanzó el McLaren F1 en su día.

El propio Mike Flewitt, CEO de la marca, reconocía que la demanda ha superado con creces la oferta de 106 unidades (ver noticia en Automotive News).

McLaren ha tenido que establecer un proceso de adjudicación de coches que, de momento, no ha trascendido. Mike Flewitt aseguraba que han tenido que “buscar un plan educado para decir que no” a sus clientes. De manera que tampoco sabemos si las reservas se habrán atendido por orden de llegada, o se habrá establecido una lista de clientes prioritarios en función del número de deportivos McLaren que han adquirido en estos años, como sucediera con el Ferrari LaFerrari. O incluso un auténtico proceso de selección de clientes prioritarios, como sucedía recientemente con el Ford GT.

Lo que sí sabemos es que el sucesor del McLaren F1 tendrá un precio muy parecido al del Bugatti Chiron, otro de los deportivos más deseados del mundo. ¿Pero conseguirá equipararse, en su repercusión, y su capacidad para fascinar a varias generaciones de apasionados por los automóviles, al McLaren F1 original?

En Diariomotor:

Lee a continuación: McLaren nos enseña el trasero del sucesor del McLaren F1 y otros 7 datos más acerca de la bestia de Woking

Ver todos los comentarios 2
  • Carlos Andres Mclaren 720S

    y lo más irónico, es que vendrá con lujo de interior inigualable al más puro lujo inglés. me imagino que se acerca al interior de un hermoso Bentley y un Rolls Royce.

  • almafuerte

    Cuantos coches hermosos, máquinas casi perfectas, obras maestras de la ingeniería pesadas para el control y la verdad, q se quedarán guardadas entre otras, sin entregar nunca su potencial. Los mejores vehículos convertidos en meros objetos de ostentación antes amigos ricos. Perderán su sentido, olvidarán su razón de ser. Se los mostrará con orgullo y soberbia, posaran como estatuas, frías, inmóviles. Se especulara con ellos, cambiarán de manos por millones de euros, más nunca desataran su furia. Condenados a vivir engaulados en zoológicos de fieras mecánicas.
    Que pena, tanto esfuerzo, tanto trabajo, la experiencia de cientos de los mejores ingenieros del planeta desperdiciada.