CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

4 MIN

Matagigantes: el Toyota GR Yaris puede con todo un Nissan GT-R Nismo en circuito

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 18 Feb 2021
Ford Europe Goes All In On Evs On Road To Sustainable Profitabil
Ford Europe Goes All In On Evs On Road To Sustainable Profitabil

El Toyota GR Yaris es el utilitario deportivo más especial de los tiempos que nos ha tocado vivir. Una máquina realmente especial: que Toyota fabrique en 2021 un utilitario deportivo de 261 CV, tracción total, cambio manual y tecnología de competición es digno de celebración. El Toyota GR Yaris ya ha demostrado que la potencia de su motor es superior a la anunciada, ha demostrado su potencial en manos de un preparador, y en este artículo nos demuestra que no tiene miedo a titanes como el legendario Nissan GT-R en su versión Nismo más purista.

Aunque el peso del Nissan GT-R Nismo es de 1.705 kilos, y es unos 400 kilos superior al del Toyota GR Yaris, tenemos que tener en cuenta que hay cierta diferencia de potencia. El motor 3.8 V6 biturbo del Nissan GT-R desarrolla 600 CV y sus turbos han sido modificados en su última iteración, buscando aún menos lag en la entrega de potencia. Esta versión aligerada del Nissan GT-R cuenta con un tren de rodaje abiertamente enfocado a los circuitos, con un trabajo aerodinámico brillante. Es un coupé deportivo transformado en supercoche de track-day.

Esta prueba demuestra que no siempre más es equivalente a mejor, o más rápido.

Fotos del Nissan GT-R Nismo

26
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Más allá de las piezas de fibra de carbono, de la puesta a punto de su suspensión o de su rendimiento puro, otra de las claves de este coche son sus neumáticos. Unos semi-slicks de compuesto súper blando, diseñados para ofrecer aceleraciones laterales superiores a 1 G, y un paso por curva meteórico. Y es aquí donde está el quid de la cuestión. El Nissan GT-R Nismo, pese a tener unas prestaciones puras y una relación peso-potencia mucho más favorable que las del Toyota GR Yaris, tendrá que enfrentarse al utilitario en condiciones poco ventajosas.

Por no decir, abiertamente difíciles. El escenario de la batalla es el circuito de Landow, en Gales. Un circuito relativamente corto, con un par de secciones ratoneras y dos largas rectas. Aunque el circuito no sería demasiado problemático para el GT-R, el estado del firme ha vivido mejores tiempos y sobre todo, la prueba se ha llevado a cabo en un día muy frío y lluvioso. Los Michelin Pilot Sport 4 S del Yaris no temen a estas condiciones, como tampoco lo hacen unas suspensiones deportivas, pero con un tarado mucho más versátil y benevolente con los baches.

Con el circuito seco, el Nissan GT-R Nismo debería haber aniquilado al Toyota GR Yaris.

Mientras el Toyota GR Yaris sigue siendo igual de dócil y compuesto que siempre - casi podríamos decir que es un coche con muy buenos modales - el Nissan GT-R Nismo sufre para encontrar tracción. Sus neumáticos son incapaces de transmitir adecuadamente su potencia al suelo, provocan derrapes y alargan de forma considerable sus distancias de frenado. Y quizá de forma no muy sorprendente, perjudican su tiempo de vuelta: el Yaris logra firmar un tiempo de 48,9 segundos, mientras que el Nismo se tiene que conformar con 49,3 segundos.

En la sección más lenta del circuito, el Nissan tuvo un paso por curva 1,6 km/h más rápido, y en la recta principal alcanzó 174 km/h, frente a los 163 km/h del Toyota. Sin embargo, el Toyota conseguía frenar con más intensidad, y en la curva más larga del circuito, su mejor capacidad de tracción logra un paso por curva casi 10 km/h superior al del GT-R. En definitiva, el Toyota GR Yaris jugaba con ventaja en esta prueba, pero mantener el tipo de esta manera frente a la versión más radical de Godzilla no está al alcance de muchos coches.

Fotos del Toyota GR Yaris