Velocity Mode: el botón mágico sin el que el McLaren Speedtail no puede alcanzar los 403 km/h de punta

 |  @Dieguti_  | 

El McLaren Speedtail tiene la difícil tarea de recoger el testigo del McLaren F1, el que para muchos es el mejor coche de la historia. Una misión harto complicada para la que McLaren ha puesto toda la carne en el asador y ha creado un coche que pretende ser el super GT definitivo, y también la peor pesadilla del Koenigsegg Regera. Tiene más de un millar de caballos, tres asientos, un trabajo aerodinámico cuidado hasta la obsesión y es notablemente más rápido en línea recta que el McLaren P1. Pero para que el Speedtail pueda alcanzar su velocidad máxima, McLaren ha querido que antes sea necesario pulsar un botón que ponga el coche a punto, añadiendo cierto drama al momento con un ritual que ya hemos visto antes. 

El botón azul que activa el Velocity Mode está, como todos los de su alrededor, mecanizado en aluminio, y cepillado y pulido a mano

Se trata del botón ‘Velocity’, ese pulsador azul redondo, mecanizado en aluminio y pulido a mano, que pudimos ver en las imágenes situado justo por encima de la cabeza del conductor. Al lado de este botón azul está el selector de marchas, el botón de arranque del motor, los selectores del modo de conducción y los interruptores para subir/bajar las ventanillas y abrir las puertas. Optar por esta disposición de los botones incluso para el selector de marcha deja un salpicadero y consola central más limpios, pero no parece ser la más ergonómica de las soluciones.

Mclaren Speedtail 1018 009

Pero vayamos a lo que nos ocupa: la función del botón mágico azul, que no es otra que activar el Velocity Mode del McLaren Speedtail. Solamente si este está activado se podrán alcanzar los 403 km/h de velocidad punta que promete McLaren.

Los 403 km/h de velocidad punta del McLaren Speedtail sólo se alcanzan con el Velocity Mode activado: motores optimizados, reducción de altura de 35 mm y arrastre aerodinámico llevado al mínimo

Para ello, al pulsar el botón azul comienza un breve ritual que empieza optimizando el tren de potencia híbrido para la que se le viene encima. A eso hay añadir lo que McLaren llama ‘Velocity Active Chassis Control’, un florido nombre para lo que resulta ser una reducción de altura de 35 mm. De este modo, la separación entre el suelo y el punto más alto del Speedtail es de sólo 1.120 mm.

Mclaren Speedtail 1018 014

Además, en la obsesión enfermiza de McLaren por la aerodinámica del Speedtail, con el Velocity Mode se adapta convenientemente el ángulo de los alerones activos traseros, y las cámaras que actúan como retrovisores se esconden en la carrocería para disminuir aún más el arrastre aerodinámico, dejando una superficie lo más limpia posible, aerodinámicamente hablando.

No es el McLaren Speedtail el único coche con una solución parecida. Y es que llegados a este punto, seguramente muchos recordaréis esa segunda llave del Bugatti Chiron (y del Veyron), sin la cual el hiperdeportivo francés sólo alcanza los 380 km/h de punta.

Fuente: McLaren

Lee a continuación: Amor, odio y por qué los coches deberían llevar llantas y pasos de rueda carenados

Ver todos los comentarios 1
  • Dylan Luque

    soy el único que piensa que el f1 con unas pequeñas mejoras podría superar fácilmente los 403 kilómetros y sin ser turbo?