Volkswagen recomprará coches si Alemania prohibe los diésel en sus ciudades

 |  @davidvillarreal  | 

Las marcas de coches alemanas tienen un temor, nada infundado, que tiene que ver con los diésel. El escándalo en el que se ha visto inmersa Volkswagen desde 2015 ha llevado a extremar la vigilancia a los coches diésel, y a dibujar un panorama en el que las restricciones, y las prohibiciones, a medio y largo plazo, parecen inevitables. Pero a Volkswagen hay algo que aún le preocupa más, a corto plazo, y es la inseguridad que los movimientos de la política, y el ruido mediático, puede generar en sus clientes. Pocos clientes quieren comprar coches diésel cuando sienten la amenaza de que estos puedan prohibirse, o sufrir importantes restricciones, en su ciudad. De ahí que Volkswagen se comprometa a recomprar sus coches si ahí prohibiciones para los diésel.

La recompra de coches diésel de Volkswagen

Esta medida para tranquilizar a los clientes de coches diésel de Volkswagen de momento se ha puesto en marcha en Alemania. Podrán suscribirse a ella todos aquellos que adquieran un coche diésel Volkswagen, en concesionario oficial, a partir del 1 de abril de 2018, ya sea nuevo, o seminuevo – con una antigüedad no superior a un año.

La garantía ofrecida por Volkswagen tendrá una validez de tres años y no tendrá ningún coste añadido. Si existen prohibiciones que limiten el uso del coche diésel adquirido en la ciudad en la que vive o trabaja el cliente, Volkswagen ofrecerá una opción de recompra del coche.

Volkswagen ofrecerá una garantía de recompra para sus diésel a los clientes que en Alemania puedan verse afectados por prohibiciones en su ciudad de residencia o trabajo

Imágenes del nuevo Volkswagen Touareg 2018, recién presentado en las últimas semanas.

La medida de Volkswagen tiene sentido

La medida tiene mucho sentido, puesto que las ventas de los coches diésel en Alemania se están hundiendo, y es sobre todo por esa falta de confianza del cliente y el temor ante las posibles prohibiciones que puedan imponerse. Precisamente los últimos fallos de los tribunales abrían la puerta a prohibiciones de los diésel en las ciudades alemanas. Volkswagen también parte de tener la confianza de que, de haber prohibiciones, y restricciones severas, probablemente los coches más afectados sean los diésel más antiguos, pero no sus diésel modernos, equipados con tecnologías más avanzadas de reducción de las emisiones.

La valoración de recompra del coche diésel, en caso de darse la prohibición, se haría siguiendo los criterios de la Deutsche Automobil Treuhand (DAT). E implicaría adquirir un coche, que no esté afectado por las restricciones, en el concesionario Volkswagen en el que se efectúe la recompra.

La garantía de recompra del diésel en caso de imposición de restricciones y prohibiciones aportaría mayor tranquilidad al cliente, y pretende que este siga adquiriendo coches diésel

Imágenes del nuevo Volkswagen Polo 2017, uno de los lanzamientos de la marca en los últimos meses.

Volkswagen apoyando la renovación de coches diésel en Alemania

Esta no es la única medida que ha tomado Volkswagen en Alemania para tranquilizar a sus clientes de diésel. El descuento añadido a aquellos clientes que adquieran un Volkswagen moderno y entreguen su Volkswagen diésel antiguo, que va entre los 3.000 euros del Volkswagen Polo y los 10.000 euros del Volkswagen Touareg, habría conseguido que más de 120.000 clientes entregasen sus coches diésel para adquirir un Volkswagen moderno.

En España aún no se están llevando a cabo iniciativas tan importantes y, por decirlo de alguna forma, agresivas. Pero, por otro lado, y aunque la amenaza de restricciones y prohibiciones está presente en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, no parece que el panorama esté tan oscuro para los diésel como en Alemania, a juzgar por las noticias de las últimas semanas.

Lee a continuación: Dicen que 6.000 personas mueren cada año en Alemania por las emisiones de los diésel, ¿es eso cierto?

  • Gyga Ferran Vidal

    “De ahí que Volkswagen se comprometa a recomprar sus coches si ahí prohibiciones para los diésel.”

    Revisa el segundo ahí, supongo que querias usarla tercera persona del futuro del verbo haber cuya forma es hubiere

  • Kosmodemyanskaya

    El grupo VAG está tomando malas decisiones al crear agravios comparativos que enfadan a sus compradores reales. Una medida así no puede anunciarse sólo para Alemania. Hace sentir al hipotético comprador de otros países como un ciudadano de segunda; el cual pensará que con su dinero pagará la recompra del alemán y que para eso le compra a otro fabricante que no le haga sentir un ser inferior. Yo, por trabajo, cambio de coche cada tres años. Les he comprado los últimos tres coches y al mes de comprar el último estalló el dieselgate. El grupo VAG anunció que pagaría indemnizaciones de hasta 5000 $ a cada comprador en EEUU, pero no pagará nada aquí en Europa. El día que vi este agravio decidí unirme a una demanda colectiva. Yo sólo quiero el mismo trato que los clientes de EEUU. Ni siquiera se han presentado al juicio de conciliación y su táctica es la de dilatar los plazos. A la vista de los hechos, no pondré mi dinero para pagarle a otro la indemnización. El próximo coche que se lo compre Trump. Han perdido un cliente fiel; o indemnizados a todos, o la Volkswagen al río.