CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Volvo se fija en Tesla para la fabricación de su nueva generación de coches eléctricos

David Clavero | @ClaveroD | 9 Feb 2022
Volvo Concept Recharge Exterior
Volvo Concept Recharge Exterior

Volvo se enfrenta a su mayor revolución, un cambio que viene motivado por la total electrificación de sus coches y que obligará a reconvertir al completo su factoría estrella, la planta de Torslanda en Suecia. Fijándose en las nueva ideas implantadas por Tesla en la producción de los Model 3 y Model Y en sus gigafactorías, Volvo ha tomado buena nota para conseguir fabricar coches eléctricos en grandes volúmenes, pero a un coste inferior, lo que permitiría abaratar el precio de esta nueva generación de eléctricos que está a la vuelta de la esquina.

El fabricante sueco Volvo no es el único que se enfrenta a una transformación total, prácticamente toda la industria está sumida en un proceso similar, sin embargo Volvo pretende realizar esta transformación a partir de un nuevo proceso productivo denominado como "megacasting", lo que podemos traducir como la fabricación de grandes piezas de aluminio mediante un proceso de inyección en moldes a muy alta presión.

10
FOTOS

Esta técnica, innovadora por el tamaño de las piezas con las que puede trabajar, y por ser capaz de trabajar con aluminio fundido sin comprometer sus propiedades mecánicas, promete grandes ahorros de costes y tiempo al eliminar prensas de estampación y líneas de soldadura para unir esas piezas, dando como resultado coches cuyo chasis monocasco estaría construído a partir muy pocas piezas independientes. Tesla ha sido uno de los fabricantes de coches pioneros en su uso, empleándola para la fabricación del Tesla Model 3 y Model Y en sus gigafactorías de Freemont y Shanghai.

Con la aplicación de este nuevo proceso desarrollado por la firma italiana IDRA, y que comercialmente se denomina como Giga Press, Tesla asegura que una sola pieza fabricada con megascasting es capaz de sustituir hasta 40 piezas individuales realizadas mediante estampación, lo que elimina el espacio, maquinaria y utillaje necesario para la fabricación y unión de todas esas piezas. De hecho, otra de las claves de emplear esta técnica es el ahorro de tiempo de producción, un ahorro estimado en un 75% según las estimaciones que maneja Volvo.

Es por ello por lo que Volvo acaba de anunciar una inversión de 1.000 millones de euros para la reconversión de la planta de Torslanda, introduciendo el proceso de megacasting, además de nuevas zonas de pintura y una fábrica de baterías junto a Northvolt. Esta reconversión servirá para dar a luz al sucesor del Volvo XC90, un nuevo SUV eléctrico de gran tamaño que podría denominarse finalmente como Volvo Embla. Pero a su vez, esta renovación llegará a más modelos de la marca, pues tanto los XC60 como V90 también son fabricados en esta planta.

Con todo, el uso del megacasting también supone grandes desafíos y elevados costes de implementación, pues hablamos de una técnica novedosa que requiere de enormes moldes, de una gran precisión y una maquinaria capaz de trabajar con grandes cantidades de aluminio fundido.

10
FOTOS

Fuente: AutomotiveNews

Vídeo destacado del Volvo XC90