Gasolina 95, 98, E5 y E10: ¿Cuál debo repostar en mi coche? ¿Qué diferencias existen entre ellas?

José Luis Gómez  | 
Diferencias Gasolina 95 98 E5 E10 Surtidor Gasolinera

Año y medio después de que entrara en vigor el nuevo etiquetado de los combustibles (octubre de 2018) con el objetivo de homogeneizar su identificación en todos los país de la Unión Europea muchas son las dudas que aún se siguen planteando. Hay quienes piensan que la denominación E5 corresponde a la gasolina de 95 octanos y la E10 a la de 98, cosa que no siemrpe es así, y otros que les ha pillado con el pie cambiado el anuncio del Ministerio de Transición Ecológica de Ecológica de suprimir la obligatoriedad de suministrar gasolina E5. A continuación ponemos un poco de orden en todo este lío de las gasolinas:

 

Diferencias entre la gasolina 95, 98, E5 y E10

Diferencias Gasolina 95 98 E5 E10 Surtidor Mangueras
La gasolina se puede clasificar de dos formas distintas, según su octanaje (95 o 98) y según su contenido en etanol (E5 y E10), con lo cual, es posible encontrar cuatro tipos distintos de de ella (E5 95, E10 95, E5 98 y E10 98), aunque en la práctica se reduce a las E10, y en menor medida a la E5 95.

El octanaje o número de octano (RON) es un índice que indica el poder antidotante del combustible, es decir, cuánto podemos comprimir la mezcla aire-gasolina sin que se produzcan explosiones espontáneas como consecuencia de las altas temperaturas y presiones alcanzadas en el interior del cilindro. Desde el punto de vista técnico del funcionamiento de un motor es un parámetro fundamental, ya que determina la presión y temperatura máxima del ciclo, y por tanto, cuánta potencia y rendimiento se le puede extraer a ese motor sin que surjan problemas de picado de biela o autodetonación.

La gasolina se puede clasificar de dos formas distintas, según su octanaje (95 o 98) y según su contenido en etanol (E5 y E10).

En cuanto al contenido de etanol, indica precisamente eso, el porcentaje de etanol presente en la gasolina, de forma que la E5 se refiere a un máximo del 5 % y la E10 a un máximo del 10 %. La gasolina que echamos a nuestro coche es una mezcla de muchas sustancias, siendo la principal de ella la nafta ligera, una fracción procedente de la destilación del petróleo con un punto de ebullición inferior a 100 °C, a la cual se añade el propio etanol, butenos, MTBE…

Aunque en el siguiente punto hablaremos más en profundidad del etanol, conviene decir que posee ciertas propiedades antidetonantes, y esa es la razón por la que normalmente solo encontramos E10 98, y en cambio, es habitual “poder elegir” entre E5 95 y E10 95.

Finalmente, y como es lógico, sus precios tampoco son los mismos. Según los publicados por el Ministerio de Transición Ecológica, el precio medio de estos combustibles en España el 29 de julio era de: 1,161 €/l la E5 95, 1,251 €/l la E10 95, 1,307 €/l la E5 98 y 1,485 €/l la E10 98.

 

¿Qué es el etanol? ¿Por qué se apuesta tanto por su uso?

Diferencias Gasolina 95 98 E5 E10 Etanol
El etanol es un tipo de alcohol, y como tal, es volátil, inflamable y se puede usar como combustible, el cual se puede obtener de un proceso químico de hidratación del etileno o de la fermentación de azúcares de origen vegetal, como la caña de azúcar. Este segundo tipo de etanol, llamado bio-etanol, es el que a nosotros nos interesa, y el que nos estamos refiriendo en lo largo de todo el artículo.

El uso de etanol como componente de la gasolina implica un reducción de la dependencia de combustibles fósiles (petróleo), además de la reducción de gases de efecto invernadero, motivo por el cual se promueve su incorporación. Otro punto positivo es que es capaz de de oxigenar la gasolina, al igual que el MTBE, por lo que su incorporación permite reducir las cantidades de MTBE, sustancia que contamina el suelo y las aguas subterráneas.

Por contra, si para la obtención del etanol se practica una agricultura intensiva y sin control de plantas como la caña de azúcar, estaríamos desembocando en otro problema mediambiental de deforestación y escasez de recursos alimentarios.

 

Las consecuencias de repostar gasolina E10 en un coche no apto

Diferencias Gasolina 95 98 E5 E10 Fiat 127
Como hemos adelantado, el etanol supone una reducción de la dependencia del petróleo y disminución de los gases de efecto invernadero, en definitiva, es positivo para al medioambiente. Atendiendo a ello, en España a partir del 1 de enero de 2020 el Ministerio para la Transicón Ecológica anunció que las gasolineras ya no debían contar en sus surtidores con gasolina E5 de forma obligatoria. Con ello se abre la puerta, y se pretende, a que toda la gasolina consumida sea de tipo E10, con mayor cantidad de etanol y más ecológica, dejando en desuso la E5. De hecho, se estima que si todos los coches usaran E10 es posible reducir las emisiones de NOx en un 34 %.

Pero surge un problema, y es que no todos los coches son aptos para funcionar con E5: prácticamente todos los matriculados después del 2000 pueden funcionar con E10, sin embargo, hasta el 2006 no era requisito indispensable. Pasa saber si tu coche es compatible con E10 puedes consultarlo en la pegatina que hay en el interior de la tapa del depósito o en el manual de usuario, y si lo prefieres también puedes acudir a un portal que ha habilitado el Ministerio.

La mayoría de los coches matriculados después del 2000 son aptos para funcionar con gasolina E10. Si tienes dudas sobre tu vehículo, el Ministerio ha habilitado una página web para consultarlo.

Repostar una vez gasolina E10 en un vehículo no apto no supondrá ninguna avería, pero si ese comportamiento se vuelve una rutina, entonces sí. Son tres los motivos por lo que su uso puede provocar averías, aunque en ningún caso aparecerán de forma repentina, sino poco a poco a lo largo del tiempo.

Para empezar, el etanol es una sustancia con cierto carácter higroscópico, por lo que absorbe el agua y puede corroer componentes de cobre, latón o zinc, por ejemplo. Además, también ataca fuertemente a elementos de caucho, goma o plástico, así que tuberías de combustible, sellos, juntas… corren grave peligro de deterioro. Por último, cabe señalar que el alcohol tiene menor poder lubricante que la gasolina, un aspecto que unido al bajo contenido en azufre de las actuales gasolinas, no hace ningún bien a los coches más antiguos.

 

Entonces, ¿qué tipo de gasolina tengo que repostar en mi coche?

Diferencias Gasolina 95 98 E5 E10 Repostaje
Como decíamos, debes repostar la gasolina recomendada por el fabricante, para lo que has tener en cuenta dos parámetros diferentes: octanaje y contenido en etanol. En lo relativo al número de octano, si el fabricante recomienda repostar 95 usa ese octanaje, pues usar uno superior solo supondrá un mayor desembolso económico y no experimentarás una mejora de las prestaciones (el motor no es capaz de llegar a esas presiones y temperaturas donde se requiere un mayor octanaje y es posible extraer la máxima potencia). En cambio, si el octanaje indicado es 98 no uses uno inferior, ya que el consumo aumentará y las prestaciones disminuirán como consecuencia del reajuste de ciertos parámetros del motor para impedir que se den fenómenos de autodetonación o picado de biela.

En cuanto a la cantidad de etanol, más de lo mismo, si tu coche es apto para E10 puedes repostar ambos (E5 y E10), pero sí lo es apto para E5, tal y como decíamos en el apartado inferior, solo podrás usar ese.

Más artículos sobre combustibles en Diariomotor:

- Gasolina 95 o 98, ¿cuáles son sus diferencias? ¿Merece la pena repostar gasolina 98?
- ¿Dónde es más barato llenar el depósito de diésel o gasolina? ¿Por qué?
- La gasolina de 97 y 100 octanos aterriza en España: ¿te merece la pena cambiar de combustible?
- ¿Qué sucede si lleno de gasolina el depósito de mi diésel? ¿Qué debo hacer?
- Repostar gasóleo en un coche gasolina por error: ¿Qué sucede y cómo solucionarlo?
- Desmontando mitos: mi coche corre más con gasolina de 98 octanos
- Gasolina E10: llega a España el combustible no apto para todos los motores

Ver todos los comentarios 0