CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

13 MIN

El ambicioso plan de Dacia: crecer sin que aumenten sus precios

David Villarreal | @davidvillarreal | 16 Ene 2021
Dacia Bigster Plan 2025
Dacia Bigster Plan 2025

Esta semana ha estado marcada por el ambicioso proyecto de Renault, presentado por Luca de Meo que, tras su paso por SEAT, desembarcaba en Renault este mismo año con el objetivo de iniciar lo que, sin incurrir en ningún exceso, bien podría definirse como una auténtica revolución en la marca. El proyecto de Dacia, por otro lado, no es menos sorprendente. Y es por eso que hoy os queremos hablar del ambicioso plan de Dacia y cómo pretende crecer, dar saltos cualitativos, y lanzar nuevos productos, sin que aumenten sus precios.

El reto de Dacia pasa por ampliar su gama, mejorar el producto y apostar por nuevas tecnologías, sobre todo a nivel mecánico, sin que aumenten sus precios

Imágenes del Dacia Bigster Concept:

34
FOTOS
VER TODASVER TODAS

El ambicioso plan de crecimiento de Dacia

En los próximos 5 años, Dacia va a vivir uno de los períodos más importantes y decisivos para la marca desde que en 2004 iniciase su progresiva conquista del mercado europeo partiendo de un modesto y sencillo Logan. A día de hoy ya se ha producido el lanzamiento de un nuevo Dacia Sandero en el que se percibe el salto cualitativo que está experimentando la marca. En marzo comenzará la comercialización de su primer eléctrico, el que se erige como el más barato de su categoría en Europa, el Dacia Spring. Pero esto es solo el principio.

Dacia ha previsto el lanzamiento de tres nuevos productos en los próximos cinco años. Esta semana conocíamos uno de ellos o, mejor dicho, un anticipo de un nuevo modelo que llegará en 2024 al segmento C. El Dacia Bigster será el SUV más amplio y grande de la marca, abriendo nuevos horizontes, llegando a nuevos clientes potenciales y, sobre todo, planteando nuevos retos para un modelo de negocio que se sustenta - con más énfasis que nunca - en dos pilares fundamentales, los costes derivados de producir y desarrollar un automóvil y el precio final al que puede llegar al cliente.

Dacia lanzará tres nuevos modelos en los próximos cinco años, entre ellos un SUV por encima del Dacia Duster

Imágenes del nuevo Dacia Sandero y Sandero Stepway:

Dacia no vende coches tan baratos como imaginas

Con un precio de partida de 8.300€, el Dacia Sandero es el coche más vendido en España. En cualquier caso, que el dedo no nos impida ver la Luna. La realidad de las ventas de Dacia en España es bien diferente de la que nos podrían transmitir sus competitivos precios. El cliente de Dacia compra, sobre todo, coches con un mínimo equipamiento y con el atractivo que plantean las versiones Stepway, que suponen un 70 % de las ventas de Sandero. El Sandero medio que se vende en España se sitúa bien por encima de los 10.000€.

Dacia es muy consciente de esta realidad. De ahí que su proyecto se base en ampliar su gama en segmentos superiores y, evidentemente, más lucrativos; apostar por el vehículo SUV y una apariencia campera y robusta; y ofrecer productos con más opciones, equipamiento e incluso ediciones especiales. Y el mejor ejemplo lo tenemos, sin duda, en el prototipo que conocíamos estos días, el Dacia Bigster, que anticipa con bastante detalle cómo será el producto definitivo que aterrice en los concesionarios en 2024.

Las ventas de las versiones más básicas y menos equipadas de Dacia son casi testimoniales, el cliente de Dacia suele optar por versiones mejor equipadas y atractivas, como el Sandero Stepway

Imágenes del prototipo del nuevo Renault 5:

La conciliación de las gamas Dacia y Renault

En una industria dominada por grandes grupos automovilísticos, que comercializan múltiples marcas y productos que degeneran, necesariamente, en un solapamiento, el mayor problema que acusan todos ellos tiene que ver con una oferta sobredimensionada de productos dirigidos al mismo cliente, generando una competencia interna. Renault no se ha librado de esta problemática y, de hecho, su plan de reorganización para los próximos años plantea medidas muy drásticas para resolverlo, sobre todo en lo concerniente a la alianza que forma con Nissan y Mitsubishi. Ahora bien, ¿cuál será la repercusión de una gama Dacia más amplia, que aspira a conquistar segmentos superiores?

Dacia espera que el desembarco de productos como el nuevo Dacia Bigster esté exento del efecto de canibalización que podría presuponerse, compitiendo con productos importantes para Renault. Esencialmente, lo que veremos es un Dacia Bigster que por tamaño se sitúe en el espacio del Renault Koleos o el Skoda Kodiaq, pero por precio se aproxime, por debajo, al mercado de un Renault Kadjar o un SEAT Ateca.

La marca asegura que, según su análisis del mercado, la mayoría de los procesos de decisión de compra que incluyen al Dacia Sandero, no suelen valorar al Renault Clio, ni a alguno de sus rivales naturales. Y viceversa. Atendiendo al catálogo de la marca en España, el Renault Clio más básico puede situarse en precios parecidos a los de un Dacia Sandero bien equipado. Y ahí es donde reside la clave de la estrategia de Dacia y la razón por la cual cada paso adelante de la marca ha de estar perfectamente calculado y preservar la contención en los precios.

Manteniendo los precios contenidos, Dacia está convencida de que sus productos ni compiten, ni competirán, con los de Renault, en los procesos de decisión de compra de sus clientes

Los precios de Dacia sí van a incrementarse

A tenor de los acontecimientos, hemos de asumir que los precios de Dacia necesariamente van a crecer. En los últimos años ya hemos visto cómo los precios de productos como el Dacia Sandero experimentaban un leve crecimiento. Y esa tendencia no va a remitir. La presión de las normativas medioambientales plantea un inevitable incremento de costes, que se verá repercutido en el precio final de los automóviles. Sucederá en Dacia y en el resto de fabricantes que comercializan sus productos en Europa.

El objetivo de Dacia pasa precisamente por jugar con su planificación de motores para que el incremento que se produzca sea mínimo y para que, comparativamente, sigan manteniendo su posición en el mercado. Parafraseando a Luca de Meo, "Dacia seguirá siendo Dacia".

Para conseguirlo, Dacia ya ha comenzado a dar los primeros pasos para racionalizar su oferta de motores. La nueva generación del Dacia Sandero ya no se comercializa con motores diésel, ni lo hará en el futuro. Y los próximos lanzamientos de Dacia seguirán los pasos del Sandero. De hecho, Renault prescindirá del diésel en toda su gama de turismos en 2025. La apuesta de Dacia pasa por un escalonamiento de gama en el que la alternativa más económica se base en motores bifuel, de gasolina y GLP; ascienda con soluciones micro-híbridas e híbridas, como las que empleará el Dacia Bigster; y culmine en vehículos completamente eléctricos, como es el caso del nuevo Dacia Spring.

En una industria como la del automóvil en la que los precios, necesariamente, van a crecer, Dacia espera que los suyos sigan manteniéndose contenidos

Exprimir al máximo la plataforma del Renault Clio

Del Dacia Sandero, al Dacia Bigster, o incluso al Lada Niva, todos los productos de Dacia y Lada se construirán sobre la plataforma CMF-B que a día de hoy utiliza el Renault Clio. Los beneficios que plantea esta estrategia para Dacia y Renault, en última instancia, son inmensos. Amortizar el empleo de componentes y sistemas, desde mecánicas a ayudas a la conducción, entre productos de gamas tan variopintas, conlleva una importante contención en los costes.

Esta es la razón de ser de otra de las estrategias que es clave para Dacia en los próximos cinco años, la integración de Dacia y Lada como un único fabricante, y dos marcas con personalidad propia. Lada seguirá comercializando sus propios productos, en Rusia y mercados de su entorno, si bien es cierto tendrán una relación mucho más estrecha, a nivel tecnológico, o en lo que concierne a su producción.

Al respecto de Lada también es importante mencionar que en 2024 se producirá el lanzamiento de una nueva generación de Lada Niva. A día de hoy, todo apunta a que este nuevo Lada Niva, por tratarse de un producto icónico y, en palabras del CEO de Dacia-Lada, Denis le Vot, una marca en sí mismo, se comercializará en Europa Occidental. Su promesa al respecto del Lada Niva es que será un auténtico 4x4, mantendrá cotas propias de un buen todoterreno, reductora y, por lo tanto, será un digno sucesor del clásico por todos conocido.

De 4 plataformas y 18 carrocerías, Dacia y Lada pasarán a emplear una única plataforma común y 11 carrocerías, lanzando 7 nuevos productos de aquí a 2025

Imágenes del Dacia Spring:

Evitar que se disparen los costes de producción

El empleo de una única plataforma común implica, sobre todo, ahorro de costes de producción, y flexibilidad. Sobre el papel, cualquier Dacia, cualquier Lada, podrá producirse en cualquier fábrica en las que actualmente producen sus coches, e incluso en cualquier fábrica del Grupo Renault adaptada para vehículos de la plataforma CMF-B. Esa flexibilidad permitirá mantener uno de los indicadores de rendimiento más importantes para Dacia, el de mantener la utilización de sus fábricas por encima del 90% de su capacidad. Esta métrica, y el coste de la mano de obra, son otro de los grandes secretos de Dacia y la producción de sus vehículos en Marruecos y Rumanía.

Ahora bien, Dacia camina hacia una gama con más productos y modelos que, necesariamente, se venderán en grandes volúmenes. Dacia necesita una capacidad de producción superior y también fábricas que, más allá de que garanticen un coste de producción contenido, gocen de procesos de calidad adecuados y una alta productividad. Quizás este sea uno de los apartados que más dudas nos genera y uno de los más importantes que se irá destapando en los próximos años. Ante nuestra pregunta, Dacia aún no ha podido confirmar si la producción de alguno de sus modelos podría trasladarse a otras factorías en Europa, como las de Rusia, Francia, o incluso España.

Especialmente interesante es el caso español. Anticipar que Dacia vaya a fabricar algún modelo en sus factorías españolas aún es demasiado atrevido. Pero es evidente que esta posibilidad nunca ha estado tan abierta como en estos momentos. España dispone de algunas de las fábricas más productivas del Grupo Renault, que ensamblan vehículos de la plataforma CMF-B. Lo único que sabemos al respecto en estos momentos es que Luca de Meo ha hecho pública su satisfacción con el trabajo de las fábricas españolas y considera que "son muy importantes" para el proyecto del Grupo Renault para los próximos 5 años y "tiene mucha confianza" en ellas.

El secreto de Dacia es mantener un equilibrio nada sencillo, el de ensamblar sus automóviles en fábricas con un coste de mano de obra contenido, que sean constantes manteniéndose en una utilización superior al 90% de su capacidad

El gran reto de Dacia en el proyecto Renault

Ya hemos visto que el objetivo de Dacia es seguir creciendo, con productos que presenten saltos cualitativos de calidad, como sucede en el nuevo Sandero, con productos en segmentos superiores, con mecánicas más sofisticadas y costosas. El objetivo de Dacia es llevar a cabo ese crecimiento como marca sin verlo repercutido en sus precios, cuando el principal objetivo de Renault con este nuevo plan es aumentar su rentabilidad, racionalizar costes, y aumentar el beneficio por coche vendido.

De entre todos los titulares que nos dejó Luca de Meo en su presentación del proyecto de Renault, nos sorprendió especialmente el que concierne a la verdadera revolución que ha de producirse en las ventas de la marca para alcanzar sus objetivos. Renault recuerda con nostalgia los años en que las primeras generaciones de Mégane y Scénic dominaban en Europa. Su objetivo ahora es evolucionar, de unas ventas dominadas por vehículos pequeños, del segmento B, a que un 45% de sus ventas las cubran productos del segmento C y D, todos ellos con mecánicas con alguna suerte de electrificación.

De esta forma, Renault espera que el precio medio de cada coche vendido se incremente en 5.000€ en 2023 y por encima de los 7.000€ en 2025. La traducción que podemos hacer de estos objetivos, insistimos, realmente ambiciosos, es que Renault ha de vender muchos coches de segmentos superiores y también muchos coches con tecnologías costosas, como son los híbridos enchufables y los eléctricos. Ahora bien, ¿cómo puede encajar en esta estrategia una marca cuyas ventas se sustentan sobre todo en los segmentos inferiores y en la racionalidad?

Renault espera que, de media, el precio de cada coche vendido en 2025 haya aumentado en más de 7.000€, Dacia espera que su precio medio ascienda un 30% sin elevar el precio de sus productos

Ante la pregunta que propusimos desde este medio, Denis le Vot nos anticipó que el precio medio por coche vendido de Dacia debería incrementarse, de aquí a 2025, en un 30%. Y la consecución de este objetivo que, sin duda, resulta indispensable para Renault en su estrategia para los próximos cinco años, no tiene tanto que ver con el necesario aumento de precios en los automóviles que veremos en los próximos años, sino sobre todo a su crecimiento de gama.

El precio medio de coche vendido por Dacia será más alto, porque venderán productos que también son más caros. Por un lado, tenemos al Dacia Bigster. Por el otro, dos lanzamientos que se producirán en 2022 y 2024, de los cuales Dacia aún no ha dado más detalles. No obstante, no es demasiado atrevido pensar que lo que veremos será, necesariamente, nuevos SUV, y nuevos crossover.

El resumen, por lo tanto, es el que sigue. La marca Dacia que veremos en 2025 dispondrá de una gama mucho más amplia, más avanzada tecnológicamente (habrá híbridos, microhíbridos, sistemas más avanzados...), y de mayor calidad, pero su precio no será muy diferente al actual y, lo que es más importante, seguirá estando por debajo de los precios habituales en el mercado.

Con lo cual, el plan de Dacia, como el de Renault, ha de superar retos muy importantes y, añado, difíciles de alcanzar. En el camino, Dacia y Renault se encontrarán con muchas dificultades y situaciones adversas, a menudo inesperadas, algo que todos hemos aprendido en el último año. En cualquier caso, será oportuno que vayamos analizando cómo evolucionan los planes de Dacia y que dentro de cinco años podamos mirar atrás, y recordar esta semana de enero de 2021, en la que Luca de Meo sorprendió a propios y extraños con el ambicioso proyecto de Dacia y Renault. Y que entonces, y solo entonces, juzguemos el progreso, y descubramos si Dacia ha cumplido con todo lo que nos ha ido anticipando estos días.

Más imágenes del Dacia Bigster Concept:

Más imágenes del Renault 5 Concept: