Los servicios de suscripción de automóviles comienzan a despegar. Cada vez son más los fabricantes que proponen un plan de venta alternativo que no tiene que ver con el pago al contado tradicional, ni la financiación o el renting. BMW propone un servicio de cuota fija mensual, con el que se puede acceder a cualquier BMW, e incluso de la gama BMW M, en función de las necesidades del cliente. La tarifa, como no podía ser menos, ya incluye seguro, mantenimiento, y otras tasas e impuestos. El cliente, a fin de cuentas, solo tiene que preocuparse de mantener el depósito de su coche lleno.

Continuar leyendo »