El resultado de un crash-test frontal a 200 km/h es tan predecible como terrorífico

 |  @sergioalvarez88  | 

Fifth Gear suele conducir crash-test extremos con el objetivo de demostrarnos qué ocurre cuando un coche tiene un accidente en condiciones muy diferentes a las pruebas EuroNCAP. Hace unos años puede que incluso se pasaran de la raya, estrellando un Ford Focus a 200 km/h contra un muro de hormigón. Aunque no es real, el resultado hace que se me pongan los pelos de punta. Que sirva como un simple recordatorio que demuestra que la supervivencia no es posible en choques a partir de cierta velocidad. Prudencia en las carreteras, por favor.

Lee a continuación: Ver para creer: 100 gramos de robots arrastran un Chevrolet Volt de 1.800 kilos

Ver todos los comentarios 2
  • rubeu

    Vídeo de hace por lo menos 2 o 3 años

    • nuevoenesto

      Cuyo mensaje sigue siendo válido.