Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde (I)

 |  @sergioalvarez88  | 

Hace apenas unos días tuve la tremenda oportunidad de visitar Nürburgring, y concretamente conducir por el Nordschleife, el anillo norte construído en 1927 y que está abierto a todo aquél que pague su correspondiente ticket de acceso. A estas alturas, nadie duda de la relevancia histórica del circuito, en el que ha competido la “crème de la crème” del panorama automovilístico. Por su bacheado asfalto corrían los Fórmula 1 hasta el casi mortal accidente de Niki Lauda en 1976 y aún hoy en día se celebra en el viejo circuito las 24 Horas de Nürburgring, una extenuante competición de resistencia.

Como seguro que comprendéis, estoy en el nirvana automotriz tras la experiencia, así que antes de contaros mi incursión al circuito germano os hablaré un poco del trazado. Las obras comenzaron en 1925, y se dice que el que sería canciller de Alemania, Adenauer, tuvo mucha influencia en la localización del circuito, en una zona por entonces económicamente deprimida. El circuito sería la mayor muestra de la maestría alemana en competición, y con ese espíritu comenzaron las obras en 1925. A mediados de 1927 se celebró la primera carrera en Nürburgring.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

El enorme circuito, por entonces de 22.8 km, comenzó a ganar popularidad por su dificultad técnica e inusual longitud. El circuito no tenía barreras o pianos de ningún tipo, simplemente era una carretera en las montañas de Eiffel. A finales de los años 60 la creciente velocidad de los Fórmula 1 y los cada vez más frecuentes accidentes motivaron la construcción de una chicane antes de la entrada a boxes y la instalación de pianos y barreras de seguridad estándar. Simples quitamiedos, el circuito apenas tenía escapatorias, y apenas las sigue teniendo hoy en día.

Tras algún que otro problema, incluso con la negación de algunos pilotos de F1 a correr en el Ring, su popularidad seguía siendo fuerte. Pero en 1976 todo cambió: Niki Lauda casi pierde la vida en una curva sin dificultad debido a un fallo en la suspensión de su Ferrari. Impactó contra las barreras y se incendió de inmediato. Algunos pilotos lograron salvarle, pero las ambulancias y la asistencia tardaron más de la cuenta en llegar debido a la naturaleza del trazado. Lauda sobrevivió, pero el incidente supuso la muerte del Nordschleife para la alta competición.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

A cambio, en la parte sur del circuito se construyó el GP-Strëcke, la pista GP que se sigue usando hoy en día para la Fórmula 1, DTM o campeonatos de turismos, un trazado moderno. Un bypass aisló al antiguo trazado, y nacía el Infierno Verde tal y como lo conocemos hoy en día. Las dos pistas aún se comunican, y su longitud combinada de más de 25 km se emplea en carreras como las 24 Horas de Nürburgring. Todo parecía indicar que el Nordschleife iba a quedar en el olvido, pero no fue así, porque los Touristenfahrten atraían cada vez a más aficionados de todo el mundo.

El Nordschleife siempre ha tenido consideración de carretera pública, sin límite genérico de velocidad, por lo que el público siempre tuvo la posibilidad de acceder con sus vehículos en los días que la pista no estaba cerrada por competición o pruebas privadas. Desde últimos de los años 80, el Nordschleife ha sido la pista de pruebas para muchos deportivos aún en gestación y últimamente un rasero con el que medir a los mejores automóviles del planeta. ¿Quién hace el tiempo de vuelta más rápido? Ríos de tinta han corrido con deportivos como el Nissan GT-R y el Infierno Verde.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

Pero lo que verdaderamente me interesaba eran los Touristenfahrten, días en los que cualquiera puede acceder – previo pago – al circuito con el coche que desee. Miles de adictos a la velocidad acuden al circuito esos días con toda suerte de automóviles usualmente deportivos para exprimir sus mecánicas y apurar sus habilidades en el que es posiblemente el circuito más especial del mundo. No podía perderme la oportunidad de visitar la “Meca” del motor y darme unas vueltas. Ni corto ni perezoso, aprovechando las vacaciones era hora carretera y manta de Asturias a Alemania.

El viaje lo realicé en coche, porque aunque el avión era más rápido y cómodo, es el mejor medio de peregrinaje. Por poner un símil, ¿sería lo mismo hacer el Camino de Santiago en coche?. Tras una parada para pernoctar en Poitiers (Francia), llegué a mi hotel de Colonia la noche antes del gran día. Me costó conciliar el sueño pensando que en unas horas estaría surcando un asfalto histórico, hollado por Juan Manuel Fangio, Tazio Nuvolari o Bernd Rosemeyer, auténticas leyendas del automovilismo. A las siete de la mañana el despertador sonaba, pero yo ya estaba despierto.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

No era lo más adecuado meter una berlina sueca de viaje en el circuito, por lo que ya había apalabrado el alquiler de una track-tool, un Suzuki Swift Sport preparado para las labores de circuito. La empresa de alquiler (RentRaceCar – HKT GmbH) estaba en Wiessemscheid, un pueblo a unos cinco kilémtros de la entrada al ‘Ring. Circulando por las comarcales el ambiente que se respiraba ya era envidiable: Porsche, Ferrari, toda suerte de coches preparados y clásicos de toda calaña (incluido un DeLorean DMC-12) surcaban las carreteras con un adictivo destino común.

Coincidió que en la GP-Strëcke se celebraba un GP de clásicos (Oldtimer GP), por ello pude contemplar maravillas rodantes como un Bentley Blower de los años 20 o un Alfa Romeo de los años 30, ambos en un estado de capricho. Pero no nos desviemos, nuestro destino es otro. Al llegar a la empresa firmo los papeles y preparo la cartera: el alquiler del Swift son 299€, con un límite de 250 km (el exceso se paga a euro el kilómetro) y una tarjeta con ocho vueltas me cuesta 145€. El palo económico es considerable, pero os puedo asegurar que cada euro pagado merece la pena.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde
Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

Antes de entrar al circuito, el dueño de la empresa, Theo Kleen, nos dió una vuelta en su Volkswagen Touran 2.0 TDI, para que conociésemos el circuito. Pensaba que sería una vuelta a un ritmo suave, que nos enseñaría las 73 curvas y sus 20.8 kilómetros con tranquilidad. Debí advertir que llevaba semi-slicks y que los ingleses que se acababan de bajar venían con la cara algo desencajada. Debí olerlo cuando empezó a acelerar y pasó el punto en el que la frenada pasa de frenada fuerte a frenada de emergencia con entrada de ABS incluida.

La vuelta que dimos a cuchillo, claramente en menos de 10 minutos, fue lo más extremo que jamás me ha pasado en un coche (para muestra un botón). Pero la disfruté como un chiquillo. Theo nos iba comentando todas las curvas, sus puntos de entrada y salida o su historia, al mismo tiempo bromeaba con nosotros, se reía y adelantaba a Porsche Cayman y BMW M3 con una facilidad pasmosa. Creía imposible que una Touran pudiese rodar a semejante ritmo, pero parece que la fórmula son las manos adecuadas. Y es que Theo ha dado más de 9.000 vueltas al Ring, que conoce desde hace décadas.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

Ensimismado apreciando sus dotes al volante – con participaciones en las 24 Horas de Nürburgring y carreras de resistencia de la VLN – no advertí el BMW 330i que se nos echó encima en una curva y nos obligó a abandonar el asfalto para no tener un accidente. El Nordschleife es un lugar peligroso y jamás se le puede perder el respeto. Tras varios improperios en alemán, a las cuatro curvas lo superaba de nuevo, con más improperios y una merecida pitada. Me bajé del “superdeportivo” tras la increíble vuelta, agradecí a Theo su conducción y me subí al Swift Sport alquilado.

No era un Swift Sport cualquiera. El pequeño utilitario de Suzuki conserva todo el espíritu GTI de antaño y es ideal para una primera toma de contacto con el Nürburgring. El coche está lejos de la producción en masa. El motor 1.6 atmosférico pasa de los 125 a los 130 CV y se ha aligerado el conjunto hasta llegar a los 1.000 kg mediante la supresión de los asientos traseros, donde ahora hay una jaula antivuelco. La suspensión es ahora más firme y se reemplazan las llantas de 17 pulgadas con otras de 15 pulgadas con neumáticos semi-slick de 195 mm de sección.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde
Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

El puesto de conducción es de serie y el climatizador funciona, ideal para no freirse conduciendo en pleno mes de agosto. Arranco el motor y el escape suena ronco y grave, muy cercano debido a la total ausencia de aislamiento acústico trasero. Comienzo a rodar hacia la entrada y en los 5 km que me separan de la entrada advierto ya lo cortas que son las relaciones del cambio: en quinta marcha a 90 km/h de marcador ya se superan las 3.000 rpm. El coche va duro, suena muy bien y responde con precisión, pero no es rudo o incómodo. Ha sido una buena elección.

Nos acercamos a la entrada del circuito, y la cola de superdeportivos que espera abruma a cualquiera. Mañana seguimos con el relato, de momento os dejamos con la miel en los labios.

Puedes continuar leyendo la segunda parte.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde
Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

Extra lap: merece la pena echar un ojo al artículo de 8000vueltas sobre el Nordschleife.

Destino Nürburgring: nos vamos al Infierno Verde

Fotografías: Sergio Álvarez
En Diariomotor: Guerra de tiempos en el Nürburgring | BMW M3 CSL Turbo, vídeo batiendo récords en Nürburgring | Nürburgring en Fórmula 1, vídeos de 1967 | Fotos del circuito de Nürburgring

Lee a continuación: Así es el Suzuki Swift 2017: ¿sigue siendo el mismo utilitario simpático y divertido de siempre?

Solicita tu oferta desde 12.250 €
  • Anónimo

    impresionante el mitsu evo amarillo de la 5ta foto y la ferrari 599 blanca en la cola esperando para entrar.

  • elhombredelsaco

    No hace falta esperar a mañana para saber que con ese cochecillo y ese circuito se lo puede pasar uno mejor que un marrano en un charco.
    ¡Que envidia!

  • Anonimo(jaajaj que bueno)

    el swift de serie trae llanta 17 no 16!!

  • Sergio Álvarez

    Cierto es, gracias por mencionarlo.

  • Héctor

    Verdaderamente una meca para los aficionados al automovilismo. Que suerte tienen ustedes y espero poder llegar a rodar por ese mismo asfalto algún día. Por cierto esa fila de deportivos esperando la entrada realmente da miedo.

  • mas allá del límite

    No he visitado nurburgring ni níngún otro gran circuito‚pero da la sensación que este nurburgring nordsfchleife es sin duda el mas espectacular y uno de los más peligrosos del mundo si no el que más.Me atrevería a decir que es el mejor circuito del mundo en cuanto a espectacularidad‚peligrosidad y mas tecnico de todos.Impresionante‚lástima que la formula 1 ya no corra allí por su poca seguridad.

  • kaiten

    El reportaje sobre el infierno verde me esta encantando, menuda experiencia.

    Si cambiamos una llanta de 16 o 17 por una de 15 no perderiamos rigidez en curva?

  • Matt

    cada amante del motor tiene que una vez en la vida pasar por la meca del motor “Nürburgring”
    Amen

  • javimas03

    Que envidia más cochina ¡¡¡¡

    estupendo reportaje , no omitas detalles que nos hagan ponernos verdes de envidia

  • Sergio Álvarez

    @kaiten: en parte, pero con la presión adecuada la conducción del coche se vuelve más segura e intuitiva para un principiante. Además, con un poco más de perfil se absorben mejor las irregularidades del trazado, que son muchas.

    Me alegro de que esté gustando, mañana ya tenemos la segunda parte programada, estoy seguro de que os gustará aún más.

    Saludos!

  • Vayactor

    jajaja no fastidies!! xD qiero mas mas mas mas!! no puedo esperar a mañana :)

  • Borja Teja

    Amanecer en el pueblo de Nurburg, escuchando por las montañas varios Porsche GT3 RS te pone la piel d gallina. Es impresionante, tanto el circuito como el buen ambiente que se vive. Yo he tenido la suerte de rodar en el “ring” con un Scirocco de RentRacecar (lo escondido q esta el sitio) y darme un paseo con Sabine en el M5 RingTaxi. Pero por mucho q cuente… hay que vivirlo.
    por cierto Sergio eres de Asturias?, yo tb.

  • byron

    joder tio, ya nos gustaria a unos cuantos de aqui poder visitarlo =)
    cuanto te salio todo y cuantos dias?

  • Para mí ir a Nürburgring es como La Meca para los musulmanes, al menos una vez en la vida…

  • Borja

    En mi caso me fui en avion desde Santander 100€ ida y vuelta hasta Frankfurt Hann. Luego me alquile un coche (un Leon 1.4 tsi cn ruedas d nieve…) 150€ 3 dias. luego el Scirocco sale algo mas caro q el Swift 530€. Cada vuelta 22€
    Luego comer y dormir como en España (incluso el Mc donald´s es mas barato y tiene el Mc Rib jejej)

    … y con ganas d vover grrr

  • Eduard

    Yo el domingo 5 estare por allí, con el Scirocco. Ya sera la 5ª vez que voy en un año. He conducido de rentracecar el audi TT(ya no lo tienen) 2.0TSI, el Scirocco(en Diciembre, no habia ni dios, tenia el circuito para mi solo, eso si mojado y con placas de hielo, pero fue divertidisimo!!), el BMW 330i, y luego de RingProjekt.com(Es una empresa de un Español), el Lotus 2eleven(193cv) muy jugueton. Ahora otra vez el scirocco.

    Hay que ser muy consciente de que no es un circuito cualquiera, siempre he ido con rentracecar y las primeras 4 vueltas con un instructor en coche guia y marcando el ritmo, enseñando algun truquillo etc etc… Hay que mirar cada dos por tres el retrovisor, lo de los puntos blancos en algunas curvas es una ayuda, pero luego hay que centrarse en saberse por donde se va. La gente que se piensa que con haber jugado al Forza o Gran Turismo ya se lo conoce, que se olviden no tiene nada que ver!!

  • jmt46

    Yo tengo que ir ya!!!!

  • .Motorhome.

    Joer qué envidia.El Superdeportivo Touran jajaja…Carretera y manta,así se disfruta más.

    Saludos.

  • eliacin

    YO QUIERO IR

  • Juancho

    Hay que estar para poner el record de monovolumenes con Slicks en Nurburg.

    A proposito,Bergwerk (tambien conocida como “La Mina” y el lugar del terrible accidente de Lauda) tiene fama de ser la curva fatal del Ring.Alli es donde se dan los accidentes fatales,a pesar de que el circuito tenga zonas como Adenauer-Forst (la zona mas tecnica y en la que todos los incautos se van del circuito) y Flugplatz (mi zona preferida del circuito y una de las mejores zonas para los fotografos junto con Karussell).Y creo que el accidente ademas se debia a que en la cresta de la curva anterior al ultimo giro de esta seccion Lauda pisaba con las ruedas izquierdas todo el pasto haciendo que pierda el control y se de de lleno contra las barras de contencion (si no estaba entraba en el bosque aunque debido a que es una zona al pie de un terreno muy empinado hubiera sido menos fatal y lo hubiera frenado a Lauda de mejor manera).

    Cabe destacar que Lauda ademas le habia dicho a todos los pilotos que boicotearan al circuito antes de la carrera.Y tambien se dieron problemas con los derechos televisivos y con la extensa longitud del circuito (le llamaban “el GP mas silencioso).

    Y tambien agrego que como el anterior circuito era de 22,8 km (tenia lo que seria la recta de largada del GP Strecke actual) ahi se da la razon del porque recien en 1976 se supero la barrera de los preciados siete minutos.Por lo que creo que el record de superar los siete minutos si fuera con el Nordschleife actual habria sido superado ya a principios de los setenta.

    Y por ultimo,para mi la zona mas extenuante del circuito se da desde Karussell hasta Döttinger.

    PD: ¡¡QUIERO IRRRR!!

  • Alonsista 97

    Joooooo Yo quierooooooo

  • wow lo que daria yo por que un tio como ese me diera una vuelta en un buen coche por nurburgring no me haria falta un ferrari ni nada de eso con un impreza wrx iria sobrado,lo que daria…

  • juan

    HEYYYY!!!! QUIERO LA SEGUNDA PARTE YA!

  • Impresionante artículo y fenomenal forma de transmitir una vivencia única que estoy deseando hacer, si la gente peregrina a Santiago como no vamos a hacer esto. Espero poder contar mi vivencia lo antes posible en http://themotorlobby.com.
    Ráfagas compañeros!!!

  • miguel

    estas cosiyas estan dando una vida al blog impresionante!!! continuad asi y pronto superareis a motorpasion!!

    me alegro de que esteis subiendo!! :D

  • Eduard

    Bergwerk, es precisamente “Mina” en aleman. Para la gente que conoce bien el ring, la mas peligrosa es Schwedenkreuz.(Theo te lo puede confirmar, por ejemplo o Andy Gülden, instructor oficial y pilota el Nissan GTR “taxi”) Vienes de una zona muy rapida a todo trapo y de golpe y porrazo te encuentras que has de coger una curva a izq. en pleno cambio de rasante para luego frenar para coger Aremberg. Ese cambio de rasante hay que saberlo coger, por enmedio(la segunda cresta, que es la mas peligrosa) si lo coges mal sencillamente sales volando, porque ya vienes girando del primer cambio de rasante.

  • Pingback: ¿Cómo ser probador de coches? — Diariomotor()

  • Julio

    Nosotros somos tres amigos de Avilés con golf gti mk2. Este ya es el tercer año que vamod. A cualquiera que le gusten un poco los coches debería de ir por que es algo impresionante. Adrenalina pura. Algo caro pero bueno. Si podemos en 2010 iremos otra vez. Lo bueno es que no hace falta tener un peipno de 400 cv para pasarlo bien nosotros hicimos con uno de los golf 9 29 y estan de seri con 189000 kms.

  • Pingback: Especial: los mejores vídeos del Nürburgring (I) — Diariomotor()

  • Pingback: Especial: los mejores vídeos del Nürburgring (II) — Diariomotor()

  • Pingback: La vuelta a medio mundo en un Ford Fiesta — Diariomotor()

  • Fredy

    Que envidia te tengo amigo, rodar en el nurburgring es mi mas anelado sueño, espero poder rodar algun dia en esa hermosa pista y surcar sus curvas a gran velocidad, bien por ti

  • Pingback: En Semana Santa, la Puglia en un Fiat 500C()

  • Pingback: La vida real vs. Gran Turismo 5()

  • Pingback: El circuito de Nürburgring entra en bancarrota()

  • Otra cosa que me llama la atención, es, si para votar, la captahuellas activa el mecanismo, como sería posible entonces que votara un muerto, si la huella no esta para hacerla funcionar (mesas con estos dispositivos o en los cuales funcionaban, claro está).