Sbarro Assystem City Car, un híbrido de curioso diseño

 |  @omiguel  | 

Viéndolo por cualquiera de sus ángulos sigo sin tener claro que sea un coche o que este “complicado” diseño puede rodar por las carreteras cercanas. Está muy lejos de ésto de momento y dudo que lleguen a materializarse vehículos con estas características exteriores, porque la aerodinámica es de una manera pero ya hemos visto que puede compaginarse con la elegancia.

El Sbarro Assystem City Car no es más que otra creación del suízo Franco Sbarro, al que hay que atribuirle otras obras de arte diseñadas sobre modelos Citroën como el Cruiser Crosser o el Atlante Jumpy. Lejos del único ejercicio de diseño realizado en estos prototipos, el City Car representa otra forma de interpretar el concepto de modelo ecológico e híbrido tratando además de solucionar simultáneamente otros problemas del tráfico actual como el del aparcamiento.

Sbarro Assystem, un híbrido de curioso diseño

El diseño impregnado en el City Car no parece muy ortodoxo a simple vista pero obedece a aspectos de resistencia, aerodinámica y ligereza, puesto que sólo pesa 600 kg. Sus dimensiones (3.6 metros de alto, 1.6 de ancho y 1.6 de alto) también son en principio bastante pequeñas para lo que estamos acostumbrados a ver en cuanto a nuevos lanzamientos, sobre todo si tenemos en cuenta que está diseñado para transportar cinco personas.

Hasta el más mínimo punto se ha realizado al milímetro para reforzar alguna característica del vehículo. Por ejemplo, la plataforma se ha diseñado para mantener un centro de gravedad muy bajo mientras que el frontal ovalado permite acoger gran parte de la fuerza que se produce en un accidente frontal. Por otra parte, equipa un sistema que proyecta imágenes de la carretera en el parabrisas mediante infrarrojos para guiar al conductor, de día o de noche indistintamente, hacia su destino.

Sbarro Assystem, un híbrido de curioso diseño

Es en la distribución de las ruedas y en la mecánica donde el City Car se destaca. En lugar de usar dos ejes con dos ruedas en cada uno, distribuye las cuatro ruedas en tres ejes: una rueda delantera, dos centrales y una trasera, con siendo las de los extremos las motrices y directrices. La primera rueda va conectada a un motor eléctrico de 27 Cv, dispuesto para viajar a 50 km/h como máximo y con una autonomía de 30 km. Suficiente para los habituales cortos trayectos urbanos.

Las dos ruedas centrales mantiene la estabilidad del vehículo mientras que la rueda del eje trasero sirve para empujar gracias a un motor gasolina de 60 Cv. Permite circular a una velocidad máxima de 130 km/h durante una travesía máxima de 600 km gracias a un depósito de 30 litros de carburante.

Sbarro pretende poner en la calle este modelo, aunque imagino que después de una minuciosa adaptación a las normativas de cada país. Aún así, sino pierde la esencia de su movilidad parece una excelente opción por el reducido consumo que tiene a todas vistas y por la facilidad que sus ruedas directrices darán a la maniobra de aparcamiento.

Vía: worldcarfans

En Diariomotor: Citroën Sbarro Atlante Jumpy Concept | Sbarro Cruise Crosser Concept, en Ginebra

Lee a continuación: Citroën Sbarro Atlante Jumpy Concept