Citroën 2CV par Hermés en París 2008

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

El Citroën 2CV ha cumplido sesenta años, que en absoluto no son pocos para un coche en ningún caso. Nadie duda que el 2CV marcó una época por su estilo económico y funcional, que incluía un discreto motor y algunos detalles de vanguardia para la época como el techo de lona con luna trasera integrada. Con este cumpleaños, Hermés ha realizado una preparación que lo ensalza dentro de un lujo “equilibrado”.

Probablemente la mayoría de nosotros recordemos a Hermés como un preparador del Bugatti Veyron Fbg par Hermés. Es un gran salto desde uno de los mayores superdeportivos de toda la historia a un pequeño utilitario de hace 60 años, pero no por ello la preparación pierde su encanto. Citroën la ha presentado con gran expectación y la ha llevado al Salón de París de este año para que pudieras visionarla en todo su esplendor.

El retoque realizado por Hermés es totalmente equilibrado. Siguen la temática de doble tonalidad al igual que hicieron con el modelo de Bugatti, aunque en este caso con tonos marrón oscuro y beige. La capota se beneficia de este último color, que también ilustra parte del interior.

En él se mantienen los asientos originales aunque se les regala un tapizado de cuero en los mismos dos colores que en el exterior. Unas nuevas cubiertas en piel definen el resto del tapizado mientras que el cuero costurado desborda por el pomo del cambio, el volante, en diferentes bolsas portaobjetos o el salpicadero. Como detalle de identidad se conjunta con una etiqueta identificativa de la preparación.

Jamás podría negar que le tengo cariño al 2CV, es ya un referente para muchos junto al Seat 600 o el Simca 1000.

Citroën 2CV par Hermés en París 2008 y

En Diariomotor: Citroën 2CV prototipo, nuevas imágenesCitroën 2cv, cuatro ruedas bajo un paraguas | Citroen 2CV Pikes Peak | Nuevo 2cv

Lee a continuación: Más deportivo que nunca: Seat Ibiza Cupra en París 2008

Ver todos los comentarios 7