Triciclo fabricado enteramente en madera, también conocido como Troncomóvil

 |  @omiguel  | 

Aunque lo primero que se te venga a la cabeza sea la gran serie de dibujos de Los Picapiedra lo cierto es que es más real de lo que parece. El señor Gabor Kovacs es el artífice de esta creación que articula las formas del tronco de un árbol para construir un triciclo totalmente operativo y que le sirve a su propio autor para desplazarse por la ciudad. ¿Anticuado? ¿Extremista? De momento es un vehículo con su utilidad.

Este empedernido creador ha realizado su sueño utilizando la madera de pinto como carrocería sobre una base de metal y así nace un triciclo con un aspecto totalmente rústico (y natural) pero que tiene todo lo que se pueda pensar de ecológico y de un consumo ridículo. ¿Cuánto de ecológico? Pues tanto que se propulsa con unos pedales, o más bien el propio conductor y único transportado tiene que aportar su energía para moverse. Al menos tiene las ventajas de una transmisión con marchas para atacar las cuestas, eso sí directo a unas ruedas también hechas en el duro material.

Triciclo fabricado enteramente en madera, también conocido como Troncomóvil

A pesar del aspecto rudimentario de la creación de Gabor no le falta detalles para realizar una conducción cómoda. Por ejemplo cuenta con intermitentes y luces de carburo, siendo estas últimas una auténtico clásico de hace unos cuantos años pero que sigue mostrando un aprovechamiento de técnicas antiguas. Incluso cuenta con bocina y tiene una pequeña radio que bebe de una batería y que le permite hacer más llevadero su “energético” viaje.

Todo realizado de forma artesanal y ecológico. Vale, no sirve para adentrarse en autopistas ni siquiera en carretera (recordemos que el motor es directamente la fuerza de las piernas del conductor) con lo que al menos es un sustituto cómodo de una bicicleta y con más comodidades.

Aunque parezca extraño la madera es un buen material para realizar automóviles, aunque sólo sea por el aspecto y el tacto que pueden apreciar los más puristas (o simplemente amantes de los buenos trabajos). A la mente me viene el fabuloso Splinter o la conversión de un clásico a este noble e ilimitado material.

Troncomóvil o un triciclo hecho de madera.

Vía: elmundomotor

En Diariomotor: Vespa de madera, igual de clásica y eleganteSplinter, un superdeportivo de maderaVehículo hecho a mano con madera al estilo clásico

Lee a continuación: Mini Cooper S Clubman Airstream Concept