comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Prototipos

3 MIN

Porsche 989, una berlina deportiva que no llegó a nacer

Si por algo se caracteriza el nuevo Porsche Panamera es por no dejar indiferente a nadie. Algunos lo aman, los puristas lo odian, no lo consideran digno de la reputación del fabricante alemán. La decisión de lanzar al mercado esta berlina deportiva de cinco puertas y cuatro cómodas plazas es fruto de la reciente amplitud de miras de Porsche, que ha cosechado grandes éxitos abriéndose a otros segmentos. Como ejemplo, el superventas Cayenne, al que incluso se ha dotado de un motor turbodiésel de 240 CV.

Sin embargo, a finales de los optimistas años 80 ya se intentó producir un Panamera, entonces denominado simplemente Porsche 989. Esta berlina de altas prestaciones hubiese combinado la practicidad y la comodidad con la refinada dinámica y placer de conducción inherentes a Porsche. Las fuertes ventas del gran coupé 928 motivaron a la directiva de la marca a iniciar el proyecto, colocando como líder al reputado ingeniero jefe Ulrich Bez. En unos meses el primer prototipo estaba listo, aconteciendo su presentación en el año 1988.

Bez diseñó una nueva plataforma – de motor delantero y tracción trasera – con una batalla de 2.826 mm. En conjunto las medidas aproximadas del 989 eran 4.5 metros de largo, 1.8 metros de ancho y 1.6 metros de alto, considerablemente más pequeño que el Panamera. La potencia provenía de un nuevo V8 refrigerado por agua, con un ángulo de 80º entre bancadas y una potencia aproximada de 300 CV. Su cilindrada no se sabe a ciencia cierta, algunos dicen que 3.6 litros, otros sostienen que cubicaba 4.2 litros.

El diseño corría a cargo de Harm Lagaay, quién adoptó códigos de estilo del superdeportivo 959, como las ópticas delanteras o una zaga compacta que daría lugar exitoso Porsche 993 y conformaba parte del bagaje visual del 996. Este competidor para las berlinas Mercedes y BMW de la época era más rápido y ágil, así como considerablemente más ligero, con un peso de sólamente 1.500 kg. Pero nunca llegó a lanzarse, y su desarrollo se detuvo en 1991, para cancelarse por completo al año siguiente.

La razón fundamental fue un decremento de las ventas del 928, así como del resto de componentes de la gama Porsche. Los ejecutivos asumían un riesgo grande lanzando un modelo como el 989, y finalmente se retractaron. El único prototipo creado se dice que fue destruido, pero algunas fuentes apuntan a que está almacenado. Desconozco si lo han desempolvado para el museo Porsche, así que nos tendremos que conformar con unas pocas fotos de escasa calidad.

Vía: Wikicars En Diariomotor: Lohner-Porsche Mixte Hybrid, el primer híbrido de la historia, Porsche C88, el utilitario de bajo coste que nunca vio la luz