El futuro de Saab es incierto

 |  @Ivantxu  | 

La pitonisa Lola le debe haber puesto unas cuantas velas negras a General Motors, después de cortar las operaciones que llevarían a Magna a adquirir Opel, ahora le toca seguir el camino del dodo al trato que se estaba negociando para vender Saab a Koenigsegg. Aunque esta vez no ha sido GM quien ha cortado las negociaciones, sino el posible comprador.

Desde Detroit han hecho patente su descontento por la rotura unilateral de las negociaciones, puntualizando la cantidad de tiempo y trabajo invertido en realizar un plan de viabilidad para el futuro del fabricante. La sorpresa ha sido tanto para GM, como para el público, pues el absoluto sigilo en la intenciones de Koenigsegg sin ninguna mención ni tan siquiera en su página web corporativa mientras escribo estas palabras.

Ahora es turno para replegarse y pensar en el futuro de la filial europea, para la que hay tres principales caminos a seguir, el primero es el del cierre como le ha pasado con Saturn, o tal vez General Motors apriete un poco el cinturón y se quede finalmente con una de las empresas que han acompañado sus pasos desde el año 1989. La tercera posibilidad es la venta a otro comprador, entre los que suena cada vez con más fuerza el chino BAIC.

Para BAIC esta es una oportunidad de oro, ya que sería una oportunidad excelente para aprender sobre los coches que realizan los europeos. Mientras a Saab se le agota el tiempo a la espera de un comprador, sus empleados se esperan lo peor cuando hace prácticamente horas la compra por parte del fabricante de superdeportivos Koenigsegg casi se podía tocar con los dedos, sea cual sea su destino sabremos lo que le espera a Saab en una semana aproximadamente.

Vía: Inside Line

Imagen: Speaking of cars

En Diariomotor: General Motors y Koenigsegg cierran la venta de Saab | Los planes de Saab para el futuro, no oficial pero sí jugoso | Koenigsegg y General Motors acuerdan la compra de Saab

Lee a continuación: Saab 9-3 Sport Sedán y Sport Hatch TX Edition

  • AB

    Lo de Koenigsegg con Saab no tenía ningún sentido, lo mismo que lo de Magna con Opel. Soluciones temporales de especuladores sin futuro, a veces apoyadas por intereses coyunturales (Merkel). Para construir coches nuevos competitivos hacen falta inversiones de capital enormes que solo están al alcance de las grandes corporaciones, así que cuando se agotan las plataformas existentes y se deja de ser competitivo se cierra el negocio (Rover y toda la industria automovilística inglesa, la misma Saab). Tanto Saab como Volvo tienen, además, el problema de estar desclasados: No están ni abajo ni arriba; el que mira el precio compra un Mondeo o un Laguna (u otro por el estilo) el que quiere un “premium” compra alemán. Solo queda el intermedio, un poco “friki”, “diferente”: el Mondeo le parece poco y los alemanes, vulgares (hay muchos) o pretenciosos; pero este nicho parece que no está muy poblado y no compra lo suficiente, así que no da para sostener esas marcas. La única solución está en integrarlas en grupos lo suficientemente grandes, que entiendan el negocio… o desaparecer.

  • Pedro V

    Que razón tienes AB, que razón tienes. Como me jodería que una marca como esta desapareciese, con la historia que tiene atrás. Hacer coches malos no hace, la fusión con GM en mi opinión no le ha hecho más que daño.

  • zamu

    Lo de Koenigsegg no fue más que autobombo para darse publicidad. Una verdadera lástima porque han jugado con los intereses de una cantidad ingente de personas. Lo de Saab es una verdadera lástima porque GM ya daba por cerrada la venta y no la había incluído en sus planes a medio plazo, cosa que sí hacía con Opel.

    Lo cierto es que se auguran nubarrones sobre una marca tan mítica. Si las soluciones pasan por el cierre o la venta a los chinos (porque la verdad me sorprendería que New GM sacara un plan de salvación de la manga), como bien dice Iván, los chinos tienen una oportunidad de oro.

    Quien tuviera dinero… xD

  • Sería una lástima que una marca con la historia y tradición de Saab desapareciese. Su trayectoria claramente descendente comenzó con la primera etapa de su adquisición por parte de GM; hasta entonces era indudable que sus modelos eran diferentes a todo lo demás existente y tenían una fuerte personalidad. Nunca te dejaban indiferente, o los amabas o los odiabas. Y tenían su mercado en los EE.UU. Al perder Saab toda su personalidad y dejarla languidecer con modelos obsoletos y una gama muy escasa, GM cometió un error de bulto.

    Además, hay que recordar la importancia que tuvo Saab en la popularización de los modelos Turbo.

    Además de los chinos, se rumorea otra opción: Saab podría ser comprada por el Gobierno sueco, como solución temporal para mantener la marca en pie y sus puestos de trabajo. Difícil, pero posible.

    Un saludo!

  • Pingback: El adiós definitivo de Saab — Diariomotor()