CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

LeTourneau Overland Train, el mayor ferrocarril con ruedas

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 4 Dic 2009

Desde Alpoma nos hacemos eco de una interesante curiosidad automovilística. Ante vosotros, el LeTourneau Overland Train, un tren de carretera de proporciones bíblicas diseñado para usos militares por parte del ejército de los Estados Unidos. LeTourneau es una empresa filial de Rowan Technologies, afincada en Texas (EEUU). A finales de los años 50 recibió un encargo del Gobierno estadounidense: desarrollar un tren de carretera de gran capacidad y excelentes habilidades todoterreno.

Varios modelos prototipos fueron diseñados, pero el denominador común eran enormes ruedas de tres metros de altura y un sinfín de “vagones”. Los primeros modelos vieron la luz en 1956, los denominados YS-1 Army tenían el cometido de abastecer puestos avanzados en regiones remotas, bien desérticas o bien cubiertas de hielo y nieve. Estos primeros modelos empleaban motores diésel Cummins de doce cilindros y 600 CV de potencia, que alimentaban motores eléctricos situados en las cabezas tractoras.

Tras el éxito inicial, LeTourneau recibió el encargo del Overland Train MkII, el verdadero protagonista desde artículo. Construido completamente en aluminio, es el tren de carretera más grande que ha existido nunca. Con sus trece vagones – sólo doce en las imágenes – alcanzaba una longitud de nada menos que 174.35 metros. Su peso en vacío era de 300 toneladas y podía acarrear un total de 150 toneladas de carga. Estas cifras superan las de los mayores volquetes dumper de la tierra, los Caterpillar 797.

El Overland Train estaba diseñado para un uso en terrenos muy áridos o helados, la cabina estaba aislada y contaba con un potente sistema de calefacción, así como un enorme aparato de aire acondicionado. Presentado en 1962, también incluía un sistema de navegación propio de la época: antenas de radio y un radar situado sobre la cabina. La tripulación consistía de seis personas, aunque sólo una era la encargada de pilotar este monstruo articulado de 27 ejes y 4.680 CV de potencia.

Hablando de motores, llevaba once turbinas de gasolina Solar 10MC, una en la cabeza principal y tres en los dos trenes de cola. Toda la potencia pasaba a motores eléctricos en cada una de las 54 ruedas, que transmitían al suelo 3.510 CV de potencia. Este 54×54 tenía una autonomía máxima de 500-700 km, aunque mejor no hablemos de su consumo. El tanque de combustible de autonomía extendida llevaba aproximadamente 30.000 litros de gasolina, ahí queda eso.

El Ejército comenzó sus pruebas en verano de 1962, pero quedó obsoleto de inmediato al presentarse por entonces los helicópteros de carga Sikorsky S-64 SkyCrane, mucho más baratos, rápidos y eficientes. Se dice que el único prototipo construido sirvió de apoyo al Ejército de los Estados Unidos durante un tiempo, siendo finalmente desguazado en el desierto de Arizona. La cabeza principal está expuesta en el US Army Yuma Proving Ground Heritage Centre.

Una historia muy curiosa que no podemos dejar que acabe en el olvido.

Vía: Google Books, Alpoma En Diariomotor: El megatransporte de las antenas de ALMA | Trenes de carretera: camiones monstruosamente largos