CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

Icefields Parkway: paseando entre nieves perpetuas

Fernando Moreno | 23 Ene 2010
Icefields_Parkway_17
Icefields_Parkway_17

En el mundo hay infinidad de carreteras de montaña que hacen las delicias de un gran número de conductores. Carreteras que ciertamente tienen su encanto, pero que por regla general son estrechas, con arcenes minúsculos o inexistentes, llenas de horquillas y curvas imposibles pero, eso sí, rodeadas de espectaculares paisajes. Muchas de ellas son todo un reclamo turístico que atrae a miles de visitantes cada año, deseosos de disfrutar no solo de las vistas sino también del propio placer de conducir por tan bellos parajes.

Sin embargo, la Icefields Parkway de Canadá es algo totalmente diferente. El que espere encontrar la típica carretera de montaña tortuosa se llevará una agradable sorpresa. En su lugar podrá disfrutar de una ancha carretera de amplias curvas y suaves pendientes que le permitirá recorrer sin sobresaltos y con toda comodidad 230 kilómetros por una de las regiones mas impresionantes de las Montañas Rocosas, a traves de las provincias de Alberta y la Columbia Británica.

La ruta empieza en la localidad de Jasper, desde la que se divisan las altas cumbres de los alrededores, todas ellas con su gorrito de nieve aunque sea pleno verano. Hacia el sur, en dirección a Lake Louis y Banff, se extiende la carretera que surca la espina dorsal de las Rocky Mountains y desde la que se divisan nada menos que 20 picos de más de 3.000 metros, 25 glaciares y 7 inmensos campos de hielo que son los que dan nombre a la carretera. Aunque no lo parezca llegaremos a subir hasta los 2.067 metros de altitud cuando crucemos en puerto del Bow Pass.

La amplitud y el trazado de la vía pueden incitar a pisar el acelerador, pero las señales indican limtaciones de 90 km/h. y a veces incluso de 70. El que haga caso omiso tendrá que vérselas con los radares-pistola y la cara de pocos amigos de los Rangers locales. Se trata de una carretera pensada para circular despacio mientras de contempla el paisaje, y además estamos en zona de Parque Naturales donde es normal encontrar animales salvajes como ciervos, alces, coyotes y hasta osos intentando cruzar. Hay que tener cuidado con los verdaderos habitantes naturales de esta región, y sobre todo con los turistas que no dudan en bajarse del coche para fotografiar de cerca a la fauna autóctona.

Es un paseo tranquilo entre nieves perpetuas, una ruta por la naturaleza que anualmente recorren más de medio millón de vehículos entre coches, motocicletas, autobuses y, especialmente, autocaravanas. Las normas que rigen esta carretera panorámica impide el acceso a los grandes camiones, pero permite la circulación de ciclistas y hasta patinadores.

Nunca fue una vía de comunicación o transporte. Se construyó en 1931 con el propósito de mostrar al público los tesoros naturales de Canadá, territorios arrebatados por la fuerza a los antaño majestuosos indios Athabasca. Si se respetan la velocidades legales y se para en todas las zonas de descanso para participar en las actividades disponibles hará falta una semana para recorrer la Icefields Parkway en su totalidad. Las instalaciones para pernoctar son casi inexistentes, de ahí que se vean tantas autocaravanas.

Y si todavía no tenéis claro que sea una carretera que merece la pena recorrer, no tengo el menor inconveniente en torturaros con el correspondiente vídeo de alguien que ya tuvo el placer de dejarse caer por aquellos lares.

Icefields Parkway: paseando entre nieves perpetuas

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vía: Icefields Parkway I nevasport (recomendable, con muchas fotos) I wikipedia En Diariomotor: Trans-Taiga Road: la carretera a ninguna parte I Dalton Highway: la ruta del petróleo hasta casi el Océano Ártico