CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

4 MIN

Subaru Outback Bóxer Diésel a prueba (III)

David Villarreal | @davidvillarreal | 11 Feb 2010
Subaru Outback Bóxer Diésel
Subaru Outback Bóxer Diésel

Como ya veíamos en la segunda parte de la prueba, el Subaru Outback es un modelo que ha sido concebido para ser extremadamente espacioso y razonablemente confortable en carretera, pero sobretodo para ofrecer unas garantías en el campo y en condiciones climatológicas complicadas (por ejemplo nieve) que otros modelos no pueden ofrecer. Por eso mismo buena parte de nuestra prueba se centró en analizar sus aptitudes por terrenos rotos y nevados.

Sobre una pista de tierra con una capa de varios centímetros de nieve bastante resbaladiza pudimos comprobar que con un poco tacto con el acelerador y el embrague se puede mover con bastante seguridad. En aquellos momentos en que nos encontramos una capa de nieve más compacta el ESP y la tracción a las cuatro ruedas nos sacó del apuro. En estas condiciones un tracción delantera o trasera no hubiera sido capaz de moverse más de dos metros.

Hay que advertir que el Subaru Outback de prensa contaba con los neumáticos Yokohama Geolandar, concebidos para todoterreno todo el año pero no específicamente de invierno. Para el conductor que habitualmente tenga que enfrentarse a la nieve la mejor solución es equipar unos neumáticos específicos de invierno.

Está claro que nadie esperará que este Subaru Outback sea capaz de circular campo a través, salvar pendientes imposibles ni vadear ríos. Pero sí mostrar su aplomo en pistas forestales que ocasionalmente nos podemos encontrar en mal estado por las lluvias. Por eso mismo nuestra prueba dinámica más exigente transcurrió en un camino transitado habitualmente por todoterrenos, con numerosos surcos formados por la lluvia de las últimas semanas que definitivamente era imposible para cualquier turismo.

Sin ser un auténtico todoterreno este familiar de casi 4,8 metros venido a más es capaz de moverse con suma facilidad por terrenos muy complicados en los que cualquier familiar convencional, o incluso algunos familiares camperos de la competencia, sufrirían bastante. Cabe destacar que una de las bazas más importantes del Subaru Outback es su considerable altura libre al suelo (más de 20 cm).

Evidentemente no se pueden pedir unas aptitudes offroad excepcionales, pero en nuestra prueba demostró que es suficientemente efectivo para circular con caminos pedregosos sin que las suspensiones nos destrocen la espalda, sortear caminos con baches y grietas de tamaño bastante considerable y sortear desniveles y badenes de gran tamaño sin rozar en los bajos ni dejarnos la carrocería por el camino. Muy importante si cabe teniendo en cuenta que de serie no incluye refuerzo metálico para proteger el motor y la transmisión (estos refuerzos se incluyen como extra opcional).

En este sentido los defectos más importantes que encontrarán aquellos que busquen la agilidad de un puro todoterreno será la ausencia de reductora (ninguna de las motorizaciones lo incluye ni se puede configurar como opción) y la gran distancia entre ejes (debido a que se deriva de un turismo), por otro lado el motor bóxer diésel tampoco es el más indicado para un uso todoterreno por la falta de empuje a bajas vueltas, en este caso el motor más recomendable sería el 3.6R de 260 CV (a partir de 48.250€).

Otro defecto importante es que de serie incluya kit antipinchazos, y nos podemos imaginar que el precio de una rueda de repuesto completa extra (llanta de 17” y neumático) será bastante elevado. Suponemos que hablando con el concesionario Subaru se podrá conseguir por un precio algo más económico una llanta de acero para sustituir el kit antipinchazos de serie.

Si habitualmente circulamos por pistas forestales y caminos escarpados un simple reventón (que no sea reparable) o un golpe contra una piedra que doble una llanta nos puede dejar tirados en medio del campo si únicamente llevamos un kit antipinchazos. En cualquier caso como ya decía en el primer artículo de la prueba, el hueco debajo del suelo del maletero es suficientemente amplio para alojar una rueda completa.

En fín. En definitiva la prueba dinámica fuera de pista nos demostró que bajo su apariencia de familiar sobredimensionado se oculta un espíritu todoterreno que nos permitirá sortear obstáculos bastante complicados, aunque eso sí, entendiendo las limitaciones de un vehículo que no ha sido concebido como un auténtico todoterreno.

A destacar

  • Buenas aptitudes fuera de pista
  • Espacio y habitabilidad excelente
  • Consumos bastante bajos

A mejorar

  • Se echa en falta un nivel de acabado más refinado
  • Ruido aerodinámico en autovía y autopista

Subaru Outback Bóxer Diésel

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Subaru Outback Bóxer Diésel a prueba (I) | Subaru Outback Bóxer Diésel a prueba (II) | Subaru Outback 2010 | Subaru Legacy y Outback en Frankfurt | Equipamiento y precios del Subaru Outback 2010