CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Híbridos

6 MIN

El Opel Ampera de producción y el nuevo Meriva en Ginebra

Óscar Miguel | @omiguel | 3 Mar 2010
Opel Ampera de producción en Ginebra 2010
Opel Ampera de producción en Ginebra 2010

Las novedades de Opel en el Salón de Ginebra en el que estamos inmersos no se quedaban simplemente en el nuevo Meriva, que rompe con la tónica habitual de monovolúmenes hasta ahora, sino que además han traído al Opel Ampera de producción y al GT / E Concept.

El momento de la presentación estuvo comandado por la llegada del Ampera de producción después de haberse paseado por las calles y las autovías de Ginebra en uno de esos “test” del mundo real. Aterrizó en el stand de Opel lleno de barro para tratar de demostrarnos que es un coche que rueda de verdad y que puede enfrentarse incluso a caminos complicados. O esa es la imagen que pretenden ofrecer.

opel-ampera-produccion-gte-concept-ginebra-2010-1%20copia.jpgOpel Ampera de producción en Ginebra 2010" alt="Opel Ampera de producción en Ginebra 2010"/>

Opel Ampera de producción, el híbrido chocante

El Ampera, también conocido como el Volt europeo, es la apuesta de Opel en el campo de los nuevos híbridos, los “vehículos eléctricos de autonomía extendida”. Respecto al prototipo el Ampera se deshace de las poco vistosas llantas de aleación, de los retrovisores extendidos, algunos detalles en el frontal y por los laterales para adaptarse mejor a los gustos del mercado además de un difusor trasero más vistoso.

También se ha vestido por dentro de un estilo más sencillo pero sin perder la modernidad inherente a un híbrido “tecnológico”. Lo poco que se ha dejado ver muestra que han convertido en más sencillos los instrumentos de la consola central, se ve que es menos “futurista” y más racional. El volante del Astra o del nuevo Meriva toman el relevo del original volante que existía en el prototipo.

Opel Ampera de producción en Ginebra 2010

Sin embargo en tapizados y acabados parece que no se separada de concept. Entre esto y el exterior da que pensar, puesto que el estilo del Ampera puede gustar ahora de forma pasajera y quizás su “modernidad” se agote pronto.

Como siempre que hablamos del Volt o del Ampera, todo queda para el año que viene. Finales del 2011 es la fecha prevista para que vea la luz, con 150 CV eléctricos y un motor de 75 CV gasolina de refuerzo. Sus 60 kilómetros de autonomía por baterías prometen.

Opel Meriva en Ginebra 2010

Opel Meriva, el monovolumen “flexibilizado”

El Opel Meriva es todavía más unmonovolumen alto y muy habitable en el que la gran apuesta de los diseñadores ha sido la de ofrecer esa pizca de originalidad con las Flex Doors, las puertas traseras de apertura inversa, además de los valores más importantes para los que compran monovolúmenes: mucho espacio interior, mucha configuración y un puesto elevado de conducción.

Opel Meriva en Ginebra 2010

La gran pregunta que nos hacíamos hasta ahora estaba en las puertas traseras. Su modo de apertura inverso, que también conocemos como “puertas suicidas”, nos ofrecía muchas dudas acerca de su comodidad. Los tiradores de las puertas traseras están pegados al pilar B, y ese es el primer punto al que cuesta acostumbrarse. Sin embargo cuando tratas de entrar en la segunda fila ese no es el handicap.

Opel Meriva en Ginebra 2010

Opel Meriva en Ginebra 2010

Lo más extraño se hace el entrar pegado a los asientos delanteros puesto que ahora las puertas quedan hacia el pilar C. Para ayudar a esa tarea y, sobre todo, a la de levantarse para salir, existe una gran asa en la que apoyarse. ¿Por qué? Nuestra costumbre de hacer fuerza en las manetas de las puertas traseras para salir no se hace nada cómoda dado que la puerta queda hacia atrás.

Después de salir del coche sí que se hace raro el cerrar la puerta, pero intuyo que todo es una cuestión de costumbre. La apuesta desde luego es arriesgada pero Opel parece que sabe lo que hace. Si las hubiera puesto en un coche sencillo como el Astra nos hubiera parecido una aberración pero en un monovolumen tiene sentido: a pesar de que el hueco de acceso no es grande, es cómodo entrar para sentarse atrás.

Opel Meriva en Ginebra 2010

Fuera de lo que es la parte trasera, el Meriva se muestra muy elegante en la realidad. Al margen de la adopción de las últimas tendencias de diseño en Opel, con el renovadísimo frontal por bandera, la calidad del interior ha experimentado un aumento exponencial. La primera referencia es el Insignia y la segunda el Astra porque de ellos ha tomado el estilo sencillo del interior y la gran consola central que ofrece esa sensación de poder controlarlo todo.

Por último caben destacar dos cosas. La primera de ellas es el concepto de FlexRail que básicamente consiste en un túnel central interior por el que se puede desplazar el reposabrazos y que deja a la vista huecos para almacenar objetos entre la primera y la segunda fila. Rompe con todos los esquemas y es más bien poco estético pero puede tener su cierta utilidad.

Opel Meriva en Ginebra 2010

Posiblemente es algo que tengan que mejorar debido a que mover el reposabrazos es incómodo y no demasiado sencillo. La segunda cuestión es la del espacio del maletero, oficialmente de 400 litros pero que son fácilmente aprovechables para varias maletas. Sin duda es uno de los valores que más se tienen en cuenta a la hora de comprar un coche así, tanto el espacio como las superficies planas y como la altura de la boca de carga.

Estas son las primeras impresiones pero falta conocer si la mejora dinámica de la que habla Opel se hace realidad y de si los nuevos motores, compartidos con el Astra, también superan a los de la anterior generación.

Opel GT/E Flextreme Concept en Ginebra 2010

GT/E Flextreme Concept, el prototipo intocable

También hubo hueco para el GT/E Flextreme Concept en el stand. Tal y como suele ocurrir con los prototipos, el Flextreme Concept es un intocable pues es más show car que otra cosa, está sin terminar en cuanto a interior y demás. Comparándolo con las fotografías del prototipo el real parece más bajo y más lanzado, puede que gracias a su morro alargado y a sus luces de tipo “flecha”.

Lo mejor que se puede decir de él es que su forma coupé incita a pensar que Opel tirará por ese lado a la hora de crear nuevas berlinas. En definitiva este prototipo enfatiza la base del Ampera en cuanto a tren híbrido “extendido” para destacarlo como una opción para coches más grandes que un compacto y que demanden más potencia y prestaciones que estos. Por supuesto no hay visos de que llegue a producción directamente sino que simplemente es un ejercicio de diseño y de mecánica.

Opel Ampera de producción, nuevo Meriva y GT/E Flextreme Concept en Ginebra

43
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: El Opel Ampera de producción, completamente desnudoOpel GT/E Flextreme Concept | Imágenes del interior y nuevos datos del nuevo Opel Meriva

0