El Nissan Micra en Ginebra muestra su nueva cara

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

Nissan nos anunció hace un tiempo que preparaba un “coche compacto global” que no es más que el nuevo Nissan Micra. Lo pudimos ver y tocar en el Salón del automóvil de Ginebra para poder sacar unas primeras impresiones del coche. El coche se las promete de estar muy cambiado en general pero sólo por su aspecto es fácil deducir que es un Micra sin mirarle el nombre.

Pese a este detalle el Micra da la imagen de coche de calle pero a diferencia del actual ha ganado unas líneas más suaves y modernas, esto se aprecia con solo mirar los faros delanteros por ejemplo. Creo que su cara aniñada ayuda a enfocarlo más hacia el público femenino en el que tradicionalmente el Micra se ha defendido bastante bien. En definitiva sigue siendo un urbanita “redondeado” aunque con distintas líneas.

Nissan Micra en Ginebra" alt="Nissan Micra en Ginebra"/>

El aspecto interior se ha renovado por donde debía renovarse, deshaciéndose por el camino del clásico volante y de las formas excesivamente rectas, del tipo de las salidas de aire o del salpicadero. A priori en un coche tan urbanita las formas más redondeadas gustarán más y supongo que por eso el nuevo Micra lleva salidas de aire redondas, conjuntos de botones redondeados y un interfaz para el climatizador en forma de anillo. Quien rompe esa circularidad en el salpicadero es el navegador, que asemeja estar poco integrado con el resto.

Hasta en las puertas los tiradores tenían una forma redondeada, con un aspecto plateado y un tacto que con el que no se podía tirar cohetes. El hecho de que sean las mismas manetas que en el Nissan Juke no aporta puntos a su favor. A la hora de tocar el resto de materiales del coche, el tapizado de los asientos era de los elementos más logrados, mucha suavidad y poca dureza. El tacto del volante del Micra ha mejorado y en cambio los plásticos de recubrimiento no lo han hecho tanto.

En las plazas delanteras el espacio no era sobrado pero sí bastante cómodo y lo mejor de todo es la visibilidad que da el parabrisas frontal. Para las traseras el comentario negativo va para el espacio destinado a las piernas, escaso a nada que se mueva hacia atrás alguno de los asientos delanteros. Una persona de 1.75 de altura no roza con el techo en ninguna de las filas pero con más altura notará mucha cercanía al techo. Tres pasajeros atrás irán justos me temo.

Creo que merece valorar positivamente el acceso que tiene al hueco del maletero con una boca bastante recta y a una altura que parece bastante buena a priori. El volumen de carga útil en sí no es demasiado grande, 230 litros exactos, así que sólo queda ajustar bien todo lo que se quiera meter para perder el mínimo espacio inservible.

Nissan va a apostar por los motores pequeños de nuevo desarrollo, con turboalimentación según los casos, y potencias de 80 y 95 CV para los gasolina que serán los primeros en llegar. Un nuevo cambio CVT completará las novedades a las que habrá que sumar, más adelante en el tiempo, los motores diésel. Estos servirán para arañar ventas en países como España en los que tradicionalmente el gasóleo es el combustible más elegido para este tipo de coches.

Como compañero de mercado el Nissan Micra seguirá teniendo al Mitsubishi Colt, que ya hemos comparado con el actual Micra. De procedencia europea podemos pensar en el Citroën C3 y en el Peugeot 207 como otras opciones disponibles.

Nissan Micra en Ginebra

En Diariomotor: Nuevo Nissan Micra | Nissan Micra y Mitsubishi Colt, análisis a fondo de dos desconocidos (I)

Lee a continuación: Citroën Survolt y Revolte, dos prototipos muy peculiares en Ginebra

La quinta generación del Micra regresa a la primera división en el segmento B con más estilo y unas posibilidades de equipamiento extraordinarias. Producido en Francia y no en la India como el anterior, mejora la calidad de construcción, con ajustes y terminaciones mucho más cuidados. Para los amantes del diésel, les interesará saber que regresa el motor 1.5 dCi a la oferta.

Ver todos los comentarios 16

La quinta generación del Micra regresa a la primera división en el segmento B con más estilo y unas posibilidades de equipamiento extraordinarias. Producido en Francia y no en la India como el anterior, mejora la calidad de construcción, con ajustes y terminaciones mucho más cuidados. Para los amantes del diésel, les interesará saber que regresa el motor 1.5 dCi a la oferta.