comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

4 MIN

Volkswagen Amarok, impresiones en el Salón de Ginebra

Volkswagen Amarok en Ginebra

Una de las primicias europeas de Volkswagen en Ginebra era la nueva Amarok, una pick-up fabricada en Pacheco (Argentina) para todo el mundo. Ha sido una joint-venture con Toyota, que aporta la probadísima plataforma de las Hilux. Esta garantía de éxito se une a propulsores TDI modernos, todos ellos de dos litros de cilindrada y tecnología common-rail. El primero de ellos tendrá un turbo de geometría variable y una potencia de 122 CV, acompañada de un par máximo de 340 Nm.

El segundo propulsor es un 2.0 TDI CR con dos turbocompresores y 163 CV de potencia, asociados a nada menos que 400 Nm de par máximo. Habrá dos versiones en cuanto a transmitir la potencia al suelo: por una parte una versión con tracción total conectable (2H, 4H y 4L) y otra 4Motion con tracción total permanente y un reparto 40/60 favorable al tren trasero. Llevan reductora y pueden tener bloqueos electrónicos del diferencial central. En 2011 llegará una versión con cabina sencilla y dos plazas.

Volkswagen Amarok, impresiones en el Salón de Ginebra" alt="Volkswagen Amarok, impresiones en el Salón de Ginebra"/>

En el Salón de Ginebra había expuestas un par de unidades, con acabados tope de gama, para no variar. Exteriormente es un vehículo que impone, todo son ángulos y un aspecto aguerrido. Las grandes llantas de aleación no serán lo mejor para el campo pero para un uso mixto quedan muy bonitas. Una vez subimos al habitáculo – está a una altura considerable – nos acomodamos en los asientos de cuero de la unidad. Comenzando por las plazas traseras, el espacio es simplemente correcto para tres adultos.

Delante tenemos mucha más comodidad en un puesto de conducción muy amplio. Todos los controles quedan a mano, pero destaca por su sencillez. Nada que ver con el lujo de un Touareg o el refinamiento tecnológico de un Golf, hay pocos controles, tienen un tacto duro y son fáciles de utilizar. El salpicadero y paneles de las puertas están bien rematados, pero se nota que son más ásperos y duros que en otros Volkswagen. Están hechos para una mayor resistencia y durabilidad ante un trato exigente.

Una de las cosas que más me gusta de este tipo de vehículo y que resalté en mi prueba del SsangYong Actyon Sports es lo alto que vemos la carretera, dominando el tráfico. Sin embargo, a pesar de que la Amarok tiene unos retrovisores muy grandes la visibilidad trasera es tan mala como en todas las pick-up a la venta en el mercado, es un mal endémico de este tipo de vehículos. En España se pondrá a la venta en este año a un precio que rondará los 30.000€ en las versiones básicas, a juzgar por las Hilux.

Entre los puntos fuertes que tendrán están unos consumos muy contenidos, los mejores de su segmento con medias homologadas de 7.6 l/100 km y emisiones de dióxido de carbono menores de 200 g/km. A falta de probar una unidad no he podido evitar fijarme en su esquema de suspensiones trasero – ballestas, aptas para mucha carga – y criticar ya desde un principio que lleve tambores en el eje trasero, teniendo en cuenta que hablamos de un vehículo destinado a cargar mucho peso, siendo su masa en vacío de dos toneladas.

Os dejamos con la galería de imágenes, habrá que ver si finalmente es un éxito de ventas, pues en este segmento se valora más la practicidad y el precio que los acabados y el refinamiento.

Volkswagen Amarok, impresiones en el Salón de Ginebra

10
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Volkswagen Amarok, una nueva pick-up | Las Volkswagen Amarok también han superado el Dakar