Opel Insignia 1.6 Turbo Cosmo, a prueba (I)

Definir que es premium, y qué no lo es, puede ser un tema un tanto controvertido, sobretodo teniendo en cuenta que para ello tenemos que analizar valores un tanto subjetivos como calidad, ajustes, tecnología… El Opel Insignia buscó posicionarse como premium por que Opel así lo quiso, pero lo cierto es que independientemente de donde queramos encasillarlo, en frente tenemos a una berlina de una calidad más que notable de la que daremos debida cuenta en la siguiente prueba.

Después de sendas tomas de contacto con un Opel Insignia 2.0 CDTI (160 CV) y un Opel Insignia OPC (325 CV) , nos hemos puesto al volante de un Opel Insignia 1.6 Turbo Cosmo (180 CV), una de esas berlinas de gran tamaño que habitualmente vive y mora en autovías y autopistas y cuyo fuerte precisamente son los desplazamientos largos, en familia y con abundante equipaje.

Un vistazo al Opel Insignia

Quizás sea bastante difícil de explicar razonadamente y con argumentos, pero el Opel Insignia es uno de esos vehículos cuya silueta irradia elegancia, sobretodo si incluye las llantas de 18” y 5 radios dobles que calzaba nuestra unidad de pruebas y que por cierto le quedan bastante bien. Opcionalmente se puede configurar con llantas de hasta 20”, esto ya va en gustos, pero a mi ya tanto me parece excesivo.

Uno de los rasgos más característicos de esta berlina es la caída del techo en su parte trasera. Definitivamente le confiere un aspecto más deportivo, pero también limita la altura del habitáculo y sobre todo de las plazas traseras como veremos más adelante. De todas formas Opel ha hecho un vehículo que consigue cautivar a todo aquel que lo ve, algo que (reconozcamos la evidencia) es bastante difícil si tu coche no lleva el emblema de Audi, BMW o Mercedes-Benz sobre el capó.

En el habitáculo

Nos sentamos sobre sus confortables asientos de piel, estos forman parte del acabado Cosmo. El puesto de conducción es muy espacioso, especialmente por su anchura. Disponemos de suficiente espacio como para estirar los brazos y los codos sin rozar con los paneles laterales, además disponemos de una consola central que separa nuestra posición de la del acompañante y aloja la palanca de cambios y un cómodo reposabrazos.

Las posibilidades de configuración del puesto de conducción son bastante elevadas. En fin, nada que no nos esperásemos de una berlina de sus dimensiones. Más allá de los ajustes de volante en altura y profundidad, base del asiento, respaldo, reposacabezas, etc… la base de los asientos de conductor y acompañante cuenta con una extensión ajustable para reposar las piernas. La regulación de los asientos es eléctrica.

La primera limitación de la silueta esbelta del Opel Insignia la tenemos en la altura al techo. Si bien es cierto que un adulto de hasta 1.75 metros de altura puede encontrar la posición adecuada sin rozar el techo y con un margen razonable en la altura de la base del asiento, la altura de que disponemos en las plazas delanteras del habitáculo es un tanto limitada, pero salvo casos muy concretos no nos acarreará mayor problema en este punto.

Plazas traseras

Y es que precisamente donde sí se ha acentuado claramente el problema de la falta de altura al techo es en las plazas traseras. Éstas han penalizado su altura en exceso debido a la ligera caída del techo (con forma de coupé). Hasta tal punto que una persona de más de 1.75 metros podrá tener cierta dificultad para viajar con el cuerpo apoyado en el respaldo sin que su cabeza roce con el techo.

El espacio para estirar las piernas es adecuado y la anchura es suficiente (pero no sobra). Como sucede en casi todos los vehículos de cinco plazas, el Opel Insignia cuenta con una bandeja que se despliega del respaldo central y que hace que el respaldo de dicha plaza central esté menos mullido que el resto. Por otro lado las tres plazas traseras cuentan con su correspondiente reposacabezas regulable en altura.

Visibilidad

Sentados sobre el asiento del conductor, la visibilidad trasera es bastante reducida, sobretodo por el retrovisor interior y debido a que la luna trasera no es demasiado alta (y que los pilares traseros del 5 puertas son tirando a grandes). En cualquier caso este defecto se compensa incorporando sensores de aparcamiento que eviten que rocemos los parachoques en las maniobras de aparcamiento, algo que a fin de cuentas debería ser casi imprescindible en un vehículo de más de 4.80 metros.

En mis primeros kilómetros al volante del Opel Insignia me resultó bastante incómodo el reducido tamaño de los retrovisores exteriores. Éstos son alargados, estrechos y terminan en pico, me imagino que con el objetivo de minimizar el rozamiento aerodinámico y evitar ruidos incómodos a velocidades altas por autopista que habíamos visto en otros automóviles que hemos probado (véase, Subaru Outback).

Me llevó unos cientos de kilómetros adaptarme y sentir seguridad al realizar maniobras de adelantamiento. Después de adaptarme a ellos (y no sin antes maldecir a su diseñador) me percaté de que este tipo de retrovisores tiene su sentido, a fin de cuentas su diseño terminado en pico no penaliza lo más mínimo la visibilidad en los ángulos que realmente nos importan a la hora de cambiarnos de carril o efectuar un aparcamiento. Únicamente reducen el campo de visión en el vértice superior externo donde habitualmente lo que se ve es el cielo.

Calidad y tacto de los materiales

Nuestra unidad de pruebas contaba con el acabado Cosmo. Los materiales son bastante sencillos y en algún caso nos encontramos con piezas de plástico que no encajaban a la perfección y que de alguna manera desmerecían un poco el porte y la elegancia que se apreciaba en el exterior.

Por ejemplo me sorprendió el filo del plástico de la guantera cuyos bordes tenían rebabas y no ajustaban del todo bien. Sobre el salpicadero, el volante, el pomo de la palanca de cambios, los paneles de las puertas y los tiradores para abrirlas nos encontramos con algunos apliques de plástico simulando aluminio que destacan sobre el resto.

No pienso, y de hecho lo he podido constatar en otras pruebas, que el utilizar materiales económicos (para mantener a raya los costes de fabricación y el precio de venta) implique tener que sacrificar el buen ajuste de las piezas. Es más, he visto más de un automóvil (vease, Mazda CX-7) en los que con unos materiales muy modestos se había conseguido una calidad de acabados muy elevada.

En general hay aspectos y detalles concretos que nos gustaron bastante y que mantenían nuestra sensación inicial: el Opel Insignia es una berlina creada para ganarle terreno a los tradicionales fabricantes premium alemanes. Nos gustó por ejemplo el detalle de los hidráulicos que facilitan la apertura del capó. Bajo este nos encontramos el 1.6 Turbo que se encontraba bastante desahogado en un vano del motor que está diseñado para acoger los 2.8 litros del Opel Insignia OPC.

El maletero

Nosotros tuvimos la oportunidad de probar un Opel Insignia de 5 puertas, que como ya habrás podido intuir tiene un espacio de carga mucho más práctico y accesible gracias a que el maletero se abre mediante un portón con la luna trasera incluida. Respecto al cuatro puertas es ligeramente más amplio, con 530 litros de capacidad (frente a los 500 del 4 puertas), pero sobretodo su gran ventaja es que nos permite cargar objetos más voluminosos.

Dado que el 5 puertas no supone un sobreprecio respecto al 4 puertas, la decisión de decantarse por uno u otro ya será cuestión de gustos. Mi opinión personal es que el 5 puertas no sacrifica ni un ápice del porte y la elegancia de esta berlina, por lo que yo al menos me decantaría por la versatilidad que ofrece el portón trasero.

Seguid atentos, que mañana viene la segunda parte de esta prueba.

Opel Insignia 1.6 Turbo

En Diariomotor: Opel Insignia 2.0 CDTI, toma de contacto | Opel Insignia OPC, toma de contacto | Opel Insignia 1.6 Turbo Cosmo, a prueba (II) |
Opel Insignia 1.6 Turbo Cosmo, a prueba (III)

Lee a continuación: Familiares de gasolina, potentes y con tracción total

  • Anónimo

    ahora los coches los piensan para que visualmente llamen la atención, pero una vez dentro del habitáculo la forma del coche te deja de gustar.

  • zamu

    Yo también considero que es preferible el 5 puertas por practicidad… Pero en este caso… A qué altura llega ese portón??? Cómo demonios haces para bajarlo? Lo primero, porque en un parking cualquiera, igual le metes “una manito de pintura” al techo, y lo segundo, pon a cualquier persona pequeña y/o con poca fuerza a bajarlo… :P

    Los acabados, pues… como todos… Dependen del precio de venta… Espero con curiosidad la segunda parte, para ver cómo va ese motor. :)

  • deigo

    Precioso….yo soy pro BMW totalmente…pero esq me alegra q opel ofrezca este tipo d producto…Posiblemente me compre este mismo q probasteis.

  • Pedro V

    Una pregunta, ¿cuánto par tiene este motor?

  • Anónimo

    ES UNA CHINGONADA DE CARRO ,PERO CUANTO CUESTA

  • jorge

    El coche es guapisimo
    Un apunte. este insignia no es el cosmo es la version sport , si no mirar los pedales de aluminio y las tiras del salpicadero en negro y las llantas de 18 pulgadas de 5 radios dobles
    Un saludo

  • jorge

    El coche me encanta
    Una cosa: la version de la prueba no es la cosmo sino la sport, ya que lleva las llantas,pedales,las tiras de negro del salpicadero y asientos de la version sport y el volante tambn.
    saludos

  • Jorge respondiendo al tema de la versión que hemos probado. Tengo que reconocerte que he tenido ciertas dificultades para concluir si es Cosmo o Sport, ya que la marca me lo prestó como Cosmo, aunque como bien veremos en la segunda y tercera parte de la prueba incluye el equipamiento propio del paquete Sport.

    De hecho la diferencia entre el acabado Cosmo y Sport radica sobretodo en que el Sport incluye de serie algunos sistemas y extras que en el Cosmo son opcionales. Por eso mismo respeté lo que me dijo la marca, es decir, que era un Cosmo.

    Respecto a las llantas, pedales, molduras negras Piano Black y asientos extensibles, la versión Cosmo también puede configurarse con ello, aunque es más propio del acabado Sport, ya que éste último no puede configurarse con las inserciones de madera.

    El paquete Sport además lleva de serie Flexride y la dirección adaptativa que nuestra unidad también llevaba.

    En fin, que puede resultar un tanto confuso y difícil decidir si es un Cosmo con equipamiento extra o un Sport a secas.

  • Gerard

    El motor este es el 1.6 turbo de 180cv no???

    que si no recuerdo mal es el mismo motor que llevaba el Opel Meriva OPC y el actual Opel Corsa OPC (pero en este caso aumentado asta los 192cv) no??

    En cuanto al coche…. comentando un poco en paralelo con el Astra que viene a ser lo mismo, creo que Opel ha mejorado muchisimo con los coches que esta sacando, y creo que a nivel de materiales no es malo, y sera un coche bastante fiable. Espero que Opel siga asi de bien en sus futuros coches, ganara bastantes clientes.

  • pablo

    EL MODELO ES SPORT YA QUE EL VOLANTE, LAS LLANTAS,LOS ASIENTOS,NO SE PUEDEN MONTAR COMO OPCION EN EL COSMO (VER CATALOGO DE OPEL) UN SALUDO

  • Pingback: Opel Insignia 1.6 Turbo Cosmo, a prueba (II) — Diariomotor()

  • Pingback: Opel Insignia 1.6 Turbo Cosmo, a prueba (III) — Diariomotor()

  • Pingback: Mazda 3 2.2 CRTD Sportive, a prueba (I) — Diariomotor()

  • Pingback: Mazda 3 2.2 CRTD Sportive, a prueba (I) | TengoMotor.com()

  • fallenangel

    Ahora si me enrede, o es el cosmo o es el sport? O ya de paso podias haber probado el OPC

  • sergioman

    yo ya lo he pedido pero aun tarda unos 2 meses, y el precio fantastico para todos los extras que le he metido. y pedro v es un 1.6 con un turbo de geometria variable, e injeccion directa que saca 180cv, y 230nm de par

  • Pingback: Opel Astra Sports Tourer 2010 — Diariomotor()

  • Pingback: Alfa 159 2.0 JTDm Elegante ECO, a prueba (I) — Diariomotor()

  • Pingback: Alfa 159 2.0 JTDm Elegante ECO, a prueba (I) | TengoMotor.com()

  • Jose

    pssssss…..como se le puede hacer caso al autor de este reportaje si nisiquiera sabe que este insignia es un sport y no un cosmo.haber si nos documentamos un poco antes por favor

  • Pingback: Sistemas de seguridad: detector de cambio de carril y ángulo muerto — Diariomotor()

  • Pingback: Opel Insignia CDTI, muy pronto con doble turbo — Diariomotor()

  • Pingback: Mercedes CL 2010 — Diariomotor()

  • Pingback: Peugeot 508, presentación oficial en París — Diariomotor()

  • Pingback: Opel se introducirá en Australia en 2012 — Diariomotor()

  • Pingback: Buick Regal eAssist, el Insignia americano se vuelve híbrido — Diariomotor()

  • Pingback: Citroën C5 2.0 HDI Exclusive, prueba (III). Equipamiento, precio y rivales.()

  • Pingback: Anónimo()

  • Pingback: Chevrolet Aveo, el pequeñín travieso se destapa en París()