CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Ford Focus RS500, así es el proceso de ensamblado

David Villarreal | @davidvillarreal | 9 Jul 2010

Sus creadores se lo han trabajado suficientemente bien para que cada uno de esos 500 afortunados se sientan orgullosos de poseer un Ford Focus RS500. No sólo son 350 CV, también es la exclusividad, la deportividad que exudan sus formas y su anchura, lo siniestro de la carrocería negro mate y por supuesto las sensaciones que debe transmitir al volante.

Por ello el óvalo azul nos ofrece un vídeo en el que nos resumen muy brevemente el proceso de construcción desde cero del Ford Focus RS500. Y es que aunque parezca que el proceso no difiere demasiado de la construcción habitual de un Ford Focus cualquiera, como veremos a continuación sí que existen algunas peculiaridades que Ford ha creído conveniente plasmar en vídeo para proporcionar algo más de información a sus clientes y a los muchos entusiastas del RS.

Primero se le da forma al bastidor. Viendo el tamaño de las suspensiones, los discos de freno y el sistema de escape, ya se ve claramente que esto no es un compacto cualquiera. Encima se monta la carrocería con sus pasos de rueda ensanchados, más adelante aparecen como por arte de magia unas llantas multirradio con acabado blanco (parece que no todos los Ford Focus RS500 llevarán el acabado de llantas negro mate). Y poco a poco vemos como los operarios instalan el radiador, las defensas, el alerón y este pepino va tomando forma.

Para mi una de las etapas más interesantes es la que se ve a falta de unos 15 segundos para terminar el vídeo. Consiste en la instalación de los vinilos fabricados por 3M que le dotan al RS500 del acabado negro mate que dejará atónito a cualquiera que se encuentre por la carretera con él. En esta parte se ve como varios operarios superponen las finas capas de vinilo, las adhieren secador en mano y rematan la faena con una afilada cuchilla.

Según Ford no habrá problema para que el equipo de chapistas de sus talleres y concesionarios oficiales se encarguen de reparar una aleta dañada. Ahora bien, no parece que sea un proceso demasiado complicado que requiera una infraestructura compleja, eso sí, tengo mis serias dudas de que con únicamente 500 unidades que van a vender en todo el mundo vayan a dotar a toda su red de concesionarios del material y el personal instruido para hacer este trabajo.

No creo que sea muy complicado reparar una aleta o un parachoques con estos vinilos, aún así, si tuviera un Ford Focus RS500 ya intentaría curarme en salud y procurar no arañarlo por lo que pueda pasar…

Vía: Ford En Diariomotor: Ford Focus RS500 | Ford Focus RS | Ford Focus 2011